1 sept. 2012

Poderes Ocultos / Red Lights, de Rodrigo Cortés

Magia oscura

Miguel Cane.



Hace un par de años, Rodrigo Cortés sorprendió al público con el estreno de Enterrado, un inquietante ejercicio de tensión donde Ryan Reynolds llevaba todo el peso de sus 90 minutos, y conseguía llevar al espectador al límite de su resistencia, gracias a un guión inteligente y la película le abrió las puertas del mercado internacional.



En Poderes Ocultos reúne un elenco notable encabezado por Sigourney Weaver y Robert DeNiro, acompañados de Cillian Murphy, Toby Jones, Joely Richardson y Elizabeth Olsen, revelación de 2011 con Martha Marcy May Marlene. Asi establece una atmósfera ostensible de misterio: Margaret Matheson es experta en desacreditar supuestos fenómenos paranormales. Su asistente, Tom Buckley, tiene un escepticismo a veces puesto a prueba por su fe. Ambos están obsesionados con desenmascarar a Simon Silver (DeNiro), un psíquico invidente de fama internacional – estilo Uri Geller – que se ha mantenido alejado de los reflectores pero regresa con una gira exitosa y los tres se verán involucrados en una confrontación que demostrará si existen los poderes mentales o si todo es una elaborada farsa, aún si alguien tiene que pagar un precio muy alto.

La trama no carece de interés, el director es ambicioso en su propuesta y construye una película con una buena factura, pero es en el desarrollo de su propio enigma donde más falla la cinta, con un guión que pierde impulso al apoyarse demasiado en una gran cantidad de recursos para contar finalmente algo más simple de lo que aparentaba en principio y que se queda a medias para tener un final que deviene tramposo y complaciente.

Sin embargo, la primera hora resulta interesante, y nos introduce en el mundo de la investigación sobre esos fenómenos, la física y la parapsicología de la mano de los personajes de la Weaver y Murphy, sentando las bases que luego ignora. Esto se debe a darle prioridad al juego psicológico que quiere establecer para que el espectador no sepa si creer o no creer, pero en su conjunto se convierte en algo que no termina de funcionar, en una mezcla de trama y personajes interesantes pero donde también nos encontramos algunas partes que se alargan e incluso escenas que no aportan lo suficiente para darle coherencia. Quizá la trama se habría beneficiado de invertir los roles, con DeNiro como el mentor y Weaver como la mentalista, Ciertamente el estilo de la actriz habría funcionado más para el personaje, donde DeNiro realmente no parece muy interesado en éste, y su sobriedad habría servido más para el profesor escéptico.

En su intento por sorprender al espectador la cinta se convierte en algo que pretende parecer más de lo que realmente es y no termina de decidir qué quiere contar, por lo que en su clímax pleno de efectos, donde todo es revelado, acaba por no satisfacer del todo, lo cuál, dado el elenco y recursos, amén del talento del director y su gran trabajo de cámara, es un penoso desperdicio.

Poderes Ocultos/Red Lights.
Con Sigourney Weaver, Cillian Murphy y Robert DeNiro.
Dirige Rodrigo Cortés.
España/EEUU/Reino Unido.
2012.



Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares