29 ene. 2015

Fuerza mayor / Turist (Force Majeure), de Ruben Östlund

Retrato de familia

Miguel Cane.


La premisa de Turist/Force Majeure es engañosamente simple: Una familia sueca de clase alta pasa sus vacaciones en un ski-resort de lujo en los Alpes franceses. Tomas y Ebba tratan de mantener a flote un matrimonio en el que la indiferencia y el materialismo han tomado control y tienen dos hijos, Vera y Harry, que crecen cada día más alejados de sus padres, aunque mantienen la semblanza de ser felices y perfectos.



El conflicto central se manifiesta mediante una espectacular secuencia; hay una avalancha planificada como parte del espectáculo que ofrece el lugar y ostensiblemente el hotel permanecerá intacto. En ese momento, la familia lo ve todo desde la terraza del restaurante. Cuando amenaza con acabar con sus vidas, causa un breve instante de pánico, que revela la naturaleza de Tomas: le angustia más perder sus objetos personales y salvar su pellejo que proteger a su mujer e hijos.

Aunque no ocurre una tragedia, esto precipitará una avalancha de otra naturaleza, en especial en Ebba, que encuentra la proverbial gota que derrama el vaso ante la reacción egoísta y cobarde de su marido. “Soy esclavo de mi propio instinto”, dice Tomas a modo de catarsis, pero esto sólo es el principio de lo que podrá llevar a la disolución o refuerzo de su familia.


Como director, Ruben Östlund es admirable: por turnos su estilo recuerda a Bergman y a Haneke, pero sin sacrificar su propia originalidad: así se vale de numerosos elementos narrativos: la relación entre los turistas y el hotel, entre pudientes y el servicio, que prácticamente es invisible pero siempre observa, supone una doble mirada: la descomposición familiar, opuesta a la opulencia del microcosmos en que se encuentra, ambas cosas diminutas ante el capricho de la naturaleza.

Tomas buscará reconciliarse con Ebba y sus hijos y consigo mismo, pero el precio de sus actos tal vez sea más alto que el pagado por sus aparatos electrónicos o sus lentes de marca: esta es una cinta de horror psicológico vestida de melodrama grave con toques de comedia negra, pero no nos vayamos con la finta, es cruda y dolorosa, y la reflexión que implica no es sólo para los personajes, sino también para el espectador, ¿qué nos hace humanos? ¿Cómo reaccionamos? ¿Qué es lo que realmente nos importa y por qué?


Östlund plantea todo con sutileza y no busca dejarnos un mensaje metido a la fuerza. Todo está abierto a la interpretación y el resultado varía de espectador a espectador y podría causar desazón… pero el mejor cine precisamente existe para eso. Para sacudirnos.

Fuerza mayor / Turist (Force Majeure)
Con Johannes Kuhnke, Lisa Loven Kongsli, Clara Wettergre y Brady Corbet.
Dirige: Ruben Östlund
Suecia/Francia 2014