11 mar. 2012

La supervivencia de Liam Neeson

Es un estupendo actor irlandés forjado en la escuela británica y luego en el ámbito del cine internacional. Ahora en la cinta "The Grey" lleva su capacidad y fuerza interpretativas a nuevos límites histriónicos.

Miguel Cane


Desde que existe el cine, las películas que cuentan historias de supervivencia han tenido éxito en taquilla, especialmente entre el público que busca emociones fuertes. Algunas veces, filmes de este tipo ofrecen algo mas que efectos especiales, tal es el caso de la cinta The Grey / Un día para sobrevivir, dirigida por Joe Carnahan, mezcla de los elementos clásicos del cine de aventuras pero llevados aún más allá, para contar la estremecedora historia de los sobrevivientes de un accidente aéreo en Alaska, trabajadores de una refinería que deberán enfrentar las inclemencias del tiempo y luchar para escapar de una manada de lobos que los persiguen en el agreste campo nevado.

El protagonista del filme es Liam Neeson (Irlanda del Norte, 1952), que recientemente trabajó con Carnahan en el filme The A Team, aunque ésta es una cinta completamente distinta. Se trata de un drama intenso, que explora las fobias más humanas, el miedo a las alturas y a las caídas de aviones, el terror de ser devorado por un animal salvaje y el tener que sobrevivir a las inclemencias del clima.


Neeson, quien desde su debut en 1981 como Gawain en Excalibur ha hecho decenas de películas, incluyendo apariciones en la exitosa saga Star Wars y la oscarizada La Lista de Schindler, es un hombre de pocas palabras, muy alto (casi dos metros) y de presencia intimidante, aunque esta se disuelve cuando da la mano y comienza a hablar, con su voz tan característica. Su hablar es pausado y en algunos momentos parece melancólico. Aún está reciente la muerte de Natasha Richardson, su esposa por 15 años y madre de sus hijos, que falleció a consecuencia de un accidente de esquí en 2009. La tragedia causó estupefacción en su momento y esta es la primera vez desde entonces que Neeson hace promoción de una cinta en la que participa. Aunque no hace referencia directa a su pérdida, señala que el filme le llegó en un momento de cambio en su vida, y accedió a hacerlo por la impresión que le causó al leer el guión y percibir cómo aplicarlo a su vida en las circunstancias presentes. "De todas la películas que he hecho, unas 55 en mi carrera, esta es la primera vez que tengo que someterme a una prueba de esfuerzo", señala, "pero en cierta forma fue algo liberador para mí. Una manera de confrontar demonios personales, si quiere verse de esa manera. Algunas veces, nuestro trabajo también es catársis".


Neeson interpreta a Ottway, un hombre taciturno que trabaja como cazador para la compañía petrolera: su misión es matar a los lobos que acechan a los trabajadores. Como sobreviviente del accidente aéreo, se convierte en líder de una improvisada "manada" humana que busca regresar a la civilización, o al menos escapar de los predadores en cuyo hábitat han ido a parar. El rodaje tuvo lugar en Canadá durante lo más crudo del invierno, y realizar las escenas en exteriores resultó un reto para actores y equipo.

"Las bajas temperaturas fueron algo que tuvimos que sobrellevar. Filmábamos sintiendo el viento congelante en la cara. Yo recuerdo uno de los momentos en que vivimos en carne propia ese sentimiento de la supervivencia, fue en la escena del avión, cuando estábamos tratando de calentar nuestros cuerpos. Nos sentíamos como pingüinos... pero también fue algo estimulante, ¿sabes? Lo que me encantó de filmar así fue que fuimos más que actores, como un equipo de exploradores en medio de una espesura de nieve, en condiciones casi paupérrimas, y esto nos hacía reaccionar de forma natural a los elementos que nos rodeaban".

MC: ¿Tuvieron miedo, en algún momento, ante los lobos?
LN: Son animales muy imponentes, es cierto. Estaban entrenados y todo el tiempo sus entrenadores estuvieron cerca para evitar cualquier incidente, pero eso no evita que uno se sienta impresionado por su presencia. Son animales majestuosos, es natural que provoquen miedo, especialmente al tenerlos tan cerca. Joe (Carnahan, el director) siempre estaba presente, pero sí, en algunos momentos las reacciones son genuinas. Tener a una fiera de esas dimensiones a un palmo de distancia es suficiente para que se te meta el miedo en el cuerpo. Todo forma parte del oficio, supongo.

MC: Mencionaba usted que a veces el trabajo actoral también implica catársis.
LN: Sí, en cierta forma. Muchas veces elegimos a los personajes que vamos a intepretar porque no tienen absolutamente nada qué ver con quienes somos nosotros en la vida real, son una interpretación. En este caso, Ottway me resultó atractivo por eso: porque es un hombre solitario, taciturno, sin deseo de seguir viviendo. Al principio de la película, lo vemos cómo piensa incluso en morir. En matarse. Es un hombre que ha llegado hasta donde está, en ese lugar recóndito del mundo, básicamente porque no tiene deseos de seguir viviendo entre los hombres. Él ha pasado por una pérdida (Liam comparte con el personaje la presencia tácita de la esposa muerta). Una terrible pérdida. Y es por eso que ahora es un francotirador entre la nieve. Sin embargo, la situación límite en la que él y sus compañeros se encuentran lo hace replantearse ese mismo deseo de morir. Es catártico para Ottway y también para mí, porque lo estoy interpretando. Cuando Joe me habló de este proyecto, mientras hacíamos la otra película, pensé si querría hacerlo y luego dije: "¿Por qué no?". Muchas veces actuar es también ponernos a nosotros mismos a prueba, encontrar de qué estamos hechos ante ciertas situaciones. Es algo muy complicado. Tiene qué ver con nuestras emociones. No es fácil hacer esto.

MC: ¿Cuál cree que sea la reacción del público ante The Grey? No es un típico filme de aventuras.
LN:
No, no lo es. Creo que eso lo hace difícil de 'vender'. Por eso accedí a promoverlo, hablar sobre él. Creo que es muy revelador sobre la experiencia humana. Y creo que a los espectadores les va a aportar algo más que las emociones fuertes que se esperan del género. Hay temas más profundos aquí; la supervivencia y la relación del hombre con su entorno. Si al verla alguien siente que encuentra algo más que una película de acción, entonces creo que habremos logrado nuestro cometido".


Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares