24 ene. 2013

Ciudad de sombras / Broken City, de Allen Hughes

Poder que corrompe

Miguel Cane.



En su debut como director solo (después de años de éxito en mancuerna con su hermano gemelo, Albert), Allen Hughes presenta Ciudad de sombras, una especie de intento de volver al Film Noir de los cuarenta y cincuenta, con una trama lograda, y buenas actuaciones: la intriga gira en torno a la compleja relación entre el expolicía Billy Taggart (Mark Wahlberg) y el poderoso alcalde de Nueva York, Nicholas Hostetler (Russell Crowe): se deben favores y llega la hora de cobrarlos, sobre todo, en época de elecciones.



Pero ninguno de estos dos hombres es exactamente lo que representa. El guión de Brian Tucker no pierde tiempo en establecer la situación y mostrarnos a los personajes, que son arquetipos del género – incluyendo a una soberbia Catherine Zeta-Jones como la elegante esposa del político, con ecos de las femme fatales que hicieron historia – y también muestra la maraña de corruptelas, intereses creados y latrocinios “de cuello blanco” que se ocultan tras la fachada de una gran urbe. La Gran Manzana es un personaje más en el filme, y funciona perfectamente como locación natural de la trama.



Wahlberg es un personaje atormentado por errores de su pasado y por el alto precio que debe pagar para escaparse de las angustiosas consecuencias de éstos. Su actuación es sólida y recibe una respuesta excelente de Crowe, que encarna a la perfección a un sujeto completamente amoral, capaz de las peores bajezas, extorsiones y torturas psicológicas para obtener lo que desea: un poder absoluto sobre la capital del occidente moderno.

Con destreza, Hughes presenta un trabajo satisfactorio y cumplidor. No estamos ante una obra maestra, porque no es esa su intención en absoluto: busca mantenernos en vilo con un suspense bien sostenido, con un ritmo vertiginoso (al que ayuda mucho la edición, que puede ser veloz para detenerse de repente y retomar su paso frenético) y sobre todo, una mirada desapasionada y hasta cínica de las esferas más encumbradas del poder.

Entretenida y no exenta de interés, Ciudad de sombras no pretende más que llevar al espectador por un paseo íntimo por las entretelas de una ciudad viva y así pasamos de los festines suntuosos a los parajes más sórdidos, siempre de la mano de un antihéroe dividido en sus lealtades e incluso su fe, para llegar a una conclusión impactante y al mismo tiempo un tanto predecible, pero esto solo depende de qué tantos filmes de este estilo conozca el espectador. Para el que llegue a la sala atraído por el reparto, la trama será una sorpresa y le revelará cosas que, posiblemente, no están muy lejos de su percepción cotidiana al vivir en una megalópolis como ésta y más en los tiempos que corren.

Ciudad de sombras/Broken City

Con Mark Wahlberg, Russell Crowe, Catherine Zeta-Jones y Jeffrey Wright
Dirige Allen Hughes
EU 2013


Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares