12 dic. 2013

Sólo Dios Perdona / Only God Forgives, de Nicolas Winding-Refn

Miguel Cane.



En Drive (2011), Nicolas Winding-Refn se dio el lujo de reexplorar el film noir americano con una trama sencilla, abierta, y un personaje principal encarnado por Ryan Gosling, que haciendo eco de los personajes encarnados por Clint Eastwood para Sergio Leone en sus legendarios spaghetti-westerns, utilizaba su mutismo para transmitir las emociones de un personaje enigmático.



Ahora en Sólo dios perdona, Gosling repite con el cineasta danés en un filme de fórmula similar, en el que – sorprendentemente – su personaje habla aún menos que en la cinta anterior y explora una manera totalmente expresionista de narrar una historia engañosamente simple, que resulta una variante hiperviolenta de las cintas de artes marciales popularizadas en los años 70 y 80.



Ostensiblemente la historia gira en torno a Julian (Gosling) un estadounidense exiliado en Bangkok, dedicado a tratos con los bajos fondos, incluyendo el narcotráfico. Cuando a la ciudad llega su madre, Crystal (una formidable Kristin Scott-Thomas instalada en Clitemnestra via Jerry Hall) para conminarlo a vengar la muerte de su hermano, que fuera ejecutado por el padre de una prostituta adolescente a la que mató, la situación adquiere tonos pesadillezcos y surrealistas: en medio de una lluvia de violencia, Julian – que sólo pronuncia diecisiete frases en toda la película – busca alcanzar, de un modo extraño e inexplicable, la redención.

Winding-Refn es un cineasta idiosincrásico y sui generis, le gusta hacer lo que él quiere y como él quiere, y este filme no es la excepción: la lógica y verosimilitud salen volando por la ventana para dar pie a una extravagancia visual, de colores y texturas que transportan a Gosling a un mundo de golpizas, traiciones, crimen, y brutalidad, todo permeado por una extraña hermosura.

La película es, evidentemente, una pieza extraña, que ha polarizado a la crítica y público (algunos la aman, otros, la abominan) pero una cosa es cierta y definitiva: al verla, ningún espectador quedará indiferente y tanto Gosling como la Scott-Thomas demuestran que son actores de primera, capaces de correr cualquier riesgo por su director.

Sólo Dios Perdona/Only God Forgives
Con: Ryan Gosling, Kristin Scott-Thomas, Vithaya Pansringarm, Ratha Ponghnam y Gordon Brown
Dirige: Nicolas Winding-Refn
EU/Dinamarca/Reino Unido 2013



Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares