30 ene. 2014

Ella / Her, de Spike Jonze

El romance de la máquina

Miguel Cane.



Todas las cintas de Spike Jonze, desde su debut hace 15 años con Quiero ser John Malkovich, han sido auténticos caprichos creativos: ahí está El ladrón de orquídeas, que desafiaba todos los géneros y los mezclaba en un crisol de adaptaciones – obra magistral de Charlie Kaufman – y su versión tan peculiar de Donde habitan los monstruos, el libro infantil de Maurice Sendak.



Ahora, Jonze realiza un filme futurista en forma y fondo, que no obstante resulta de impecable factura: Ella (Her) parte de una premisa simplísima, que no obstante se las ingenia para tocar muchas texturas emocionales. Theodore Twombly (Joaquín Phoenix, aquí muy bien dirigido, salvándose de caer en la tentación de aplicar “el método”, vicio en el que ha caído en otras películas) es un solitario que vive de escribir hermosas y emotivas cartas de amor, para personas que no tienen tiempo, o sensibilidad, para expresar sus sentimientos.



Esta inmensa capacidad de empatizar y sentir contrasta con su propio desastre emocional: su esposa (Rooney Mara) con quien tuvo una larga relación, le pide el divorcio y tiene ahora que aprender a vivir solo de nuevo. Es así que entra en su vida un sistema operativo de inteligencia artificial, que puede satisfacer su necesidad de compañía. Al configurarlo, Theodore decide que sea femenino, y lo llama “Samantha” (voz de Scarlett Johansson), y de manera sorpresiva se da una relación al principio amistosa entre ambos, que dará pie a un proceso de revelaciones para el protagonista.



La pregunta planteada por Jonze no es insólita: ¿qué tanto hemos llegado a depender de la tecnología para establecer contacto con otra inteligencia? Esto es algo que desde 1968 se preguntó Kubrick en 2001 (si bien ahí Hal 9000 es una especie de monstruo) y la relación entre hombre e inteligencia sintética la exploró, bajo otra luz, Donald Cammell en La generación de Proteo (1977) en la que una supercomputadora se enamora de mala manera de la celestial Julie Christie, o el vínculo estrecho entre tecnología y humanidad probado por Duncan Jones en Moon (2009). Jonze le da un cariz más cálido a su pensamiento y desarrolla un filme que le habla lo mismo al romántico que al solitario, que al tecnofílico, que al espectador de a pie.

No es un filme sencillo, y tampoco es perfecto, pero la suma de sus virtudes sobrepasa el tamaño de sus improbabilidades y la sosegada, sorprendente, calidez de Phoenix, le da una dimensión afectiva e inmediata que conecta de inmediato y hace que también, por unos momentos, uno comparta ese cariño improbable, y vea a las máquinas, desde otra perspectiva, algo que su autor siempre ha buscado detrás de la lente: crear su propio, plausible, mundo. A ver, sin falta.

Ella/Her
Con Joaquin Phoenix, Amy Adams, Rooney Mara, Olivia Wilde y Scarlett Johansson
Dirige: Spike Jonze
EU 2013



Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares