15 ago. 2014

Golpe de Talento, Un / Million Dollar Arm, de Craig Gillespie

Miguel Cane.



Para cerrar el verano, la casa Disney estrena un filme ligero, familiar y positivo, basado en hechos reales. Un Golpe de Talento es el debut como protagonista de Jon Hamm, que se despoja de su imagen como el complejo Don Draper para encarnar al JB Bernstein, un agente deportivo que ha visto pasar su mejor momento, hasta que le encomiendan la búsqueda de nuevos talentos para el béisbol en el amplio mercado de jugadores de cricket de la India.



Así es como conoce a dos jovenes, Rinku Singh (Suraj Sharman) y Dinesh Patel (Madhur Mittal), que tienen un gran talento como pitchers. Así, son entrenados para ver si sirven o no en las grandes ligas. Por supuesto, el espectador con experiencia — o que sigue las noticias deportivas — sabe el resultado de esta proeza, pero quien no tenga idea, se encuentra ante un filme realizado de manera competente por Craig Gillespie, y aunque está muy lejos de ser tan significativa como Moneyball — la notable cinta de Bennett Miller —, es una historia que no pierde ritmo, que invita a seguir a sus personajes en constante movimiento y se ampara en el clásico tema de los contrastes y el shock cultural — principalmente al extrapolar con humor un poco absurdo, pero bien intencionado y políticamente correcto las “tribulaciones” de Bernstein en su viaje exploratorio a la India y más tarde cuando este junto al par de jugadores regresa a los Estados Unidos, con la intención de hacerlos estrellas y, naturalmente, salvar su pellejo.



La relación entre JB y su esposa Brenda (Lake Bell), sirve como complemento a la trama, si bien es inevitable la comparación con el trabajo (superior, huelga decir) de Tom Cruise y Renée Zellweger en Jerry Maguire (Crowe, 1996), que era una historia ficticia y no obstante se siente más honesta que esta, que ostensiblemente se centra en personajes que realmente existen — y que obviamente colaboraron con la producción —.



Esta subtrama amorosa es la contraparte sentimental y obligatoria a la de acción deportiva, que tiene momentos de adrenalina necesarios para mantener la atención, sobre todo si contamos que al durar dos horas, a veces se siente que al producto le sobran por lo menos cuarenta minutos y que esta indulgencia en tiempo es innecesaria. El balance se da correctamente y la película funciona por lo que es. Ni obra maestra, ni paradigma de la naturaleza humana. Todo preadolescente necesita una película para ir al cine con su padre un sábado en la tarde y recordarlo con gusto cuando sea mayor. Esta es exactamente esa clase de cinta. Ni más, ni menos.

Million Dollar Arm / Un Golpe de Talento
Con Jon Hamm, Lake Bell, Bill Paxton, Madhur Mittal y Suraj Sharman
Dirige Craig Gillespie
EU 2014