11 sept. 2014

Líbranos del mal / Deliver us from evil, de Scott Derrickson

Ángeles y demonios

Miguel Cane.


Después del éxito sorpresa de la muy violenta Siniestro, Scott Derrickson regresa al género del cine de terror. Inspirada en la vida del policía e investigador de lo paranormal Ralph Sarchie, Líbranos del mal es una buena cinta de este tipo. Transita senderos familiares y en más de una ocasión prefiere crear una atmósfera a sumergirse en un baño de sangre o abusar de los efectos visuales, lo que da cuenta del talento del realizador a la hora de generar suspenso.



El protagonista es Eric Bana –que hace un buen trabajo como un escéptico policía neoyorquino que debe conjugar dos mundos, el real y el de los espíritus-, quien encarna a una versión imaginaria de Ralph Sarchie, y que tiene compañeros con quien repartirlo. El reparto lo redondean Olivia Munn como la esposa separada de Sarchie, que teme por sus hijos y que no comprende muy bien el horror que se cierne sobre ellos, el comediante Joel McHale, que asume un papel completamente ajeno a su carrera y el actor venezolano muy de moda en Hollywood, Edgar Ramírez, como un sacerdote poco corriente, cuya vida y falta de fe lo ponen en una terrible encrucijada.



En los términos de un thriller de estas características, el film funciona de un modo correcto. Si bien no presenta nada novedoso, Derrickson consigue sostener la tensión durante la totalidad de la película y establece su narrativa con fluidez, sin perder intensidad, ni aburrir al espectador. Ahora bien, no ofrece nada nuevo, tampoco. Todo aquél que haya visto El Exorcista — o incluso El Exorcismo de Emily Rose, que fuera el debut como director de Derrickson hace casi una década — no encontrará aquí algo novedoso; si bien la atmósfera es tan lograda que justifica el valor de la entrada; hay buenos elementos, no exentos de interés, como puede ser el uso siniestro que se da a la banda sonora compuesta por canciones The Doors.



Eric Bana es un actor versátil y sobre sus hombros recae todo el peso de la película. La cinta funciona en gran parte gracias a él y a su manera de conectar con el espectador. Por otra parte, Derrickson ya demostró que lo que haga es un éxito dentro del género que lo hizo famoso, y quizás lo único que tenga que hacer es dejar de jugar sobre seguro y abrirse hacia otros terrenos donde pueda realmente destacarse, como será en su próximo proyecto, ahora para los estudios Marvel, dirigiendo una nueva versión de Doctor Strange. De ser así, será interesante ver hacia donde llega, porque en este género ya no tiene más que hacer. Sus sustos funcionan, pero ya no impactan.

Deliver us from evil/Líbranos del mal
Con Eric Bana, Olivia Munn, Joel McHale y Edgra Ramírez.
Dirige Scott Derrickson
EU 2014