31 dic. 2008

Superman regresa, de Bryan Singer (01) - Jacobo Bautista

Jacobo Bautista.

Antes de comenzar a escribir estas líneas referentes a la película Supermán Regresa, puse un par de veces en el ipod la pieza titulada Superman Suite, del soundtrack original de la película de 1978 compuesta ni más ni menos que por John Williams... la música está compuesta para la sección de vientos de una sinfónica y me parece que es como la adaptación a música clásica de una fanfarria, lo cual nos recuerda desde el inicio de qué tratan las historias de Supermán.

Christopher Reeve in Warner Brothers' Superman: The Movie

Cuando vi el primer poster y la confirmación de que en julio de 2006 se iba a estrenar una película de este personaje creado a finales de los años 30 por un par de chavitos para los cómics, escribí aquí que no nos esperáramos mucho en cuanto a la historia porque el personaje es básicamente un boy scout que defiende los ideales americanos más conservadores (no por nada fue educado en una granja del centro de los Estados Unidos).

Mi texto hablaba básicamente de esto, del carácter básicamente bueno, sin contrastes, del personaje y ahora que vi la película pienso que tuve razón, no hay que ser un genio para adivinarlo, máxime cuando llevo media vida leyendo cómics... pero se me escapó lo básico, la emoción de una generación que vuelve a ver al superhéroe por excelencia en pantalla y una generación que lo descubre... y aquí sí me perdonarán las nuevas generaciones, pero por más héroes que les hayan podido recetar a través de los medios, por más tonterías que hayan inventado desde Rambo, pasando por las Tortugas Ninja y Blade, no hay nadie que supere a este personaje sencillamente todopoderoso.



Brandon Routh as Superman in Warner Bros. Pictures' Superman Returns






Brandon Routh as Superman in Warner Bros. Pictures' Superman Returns




Y no digo que no haya mejores personajes, los hay, yo siempre he creído que la tridimensionalidad enfermiza de un Batman da para mucho mejores historias y que no hay nada mejor en los cómics (y en las películas basadas en ellos) que una buena historia del Hombre-Araña, nada.

Pero... el hombre vuela, es más rápido que una bala... más fuerte que el acero... ¿cómo no dan ganas de ver una nueva interpretación en cine? Vale la pena, sin duda. La secuencia en que Supermán rescata a un avión que va cayendo está extraordinariamente bien realizada y en todo el espíritu que requiere el personaje que, una vez más, salva a Luisa Lane de una muerte segura, todo en medio de un público expectante que al final se deshace en aplausos y vítores para el héroe que lleva en su traje los colores de su bandera.

El realismo conseguido a través de los efectos especiales le brinda una nueva dimensión al asunto. Las secuencias en que vemos, desde el punto de vista de un peatón de Metrópolis, a Supermán volando... así como no queriendo la cosa, son extraordinarias. Los efectos especiales son lo mejor de la película; pero esperen, tiene un poco más, en primer lugar la relación con Luisa Lane y en segundo la interpretación de Brandon Routh.



De la primera, debo decir que Kate Bosworth es lo mejor de la película, en las anteriores entregas de Supermán, Luisa Lane más que la novia del héroe era una especie de histérica dominante-chantajista, muy grande para el héroe y que no encajó nunca en las películas; en cambio Kate es, primero, físicamente parecida al dibujo original de Louis Lane. Su interpretación de una reportera y de la novia del héroe que siempre cae en problemas es mucho más creíble que todas las que han pasado por el personaje.

El director, Bryan Singer (quien hiciera para cine a los X-Men) colocó a Luisa en un bonito dilema, ahora la reportera tiene un hijo y vive con su pareja en una gran mansión (está arrejuntada con el sobrino del dueño del periódico)... cuando Supermán regresa (después de una ausencia de cinco años) se le vienen todos los sentimientos a la cabeza y en varios momentos la tensión del drama quiere estar a la altura de la acción ‘¿Estabas enamorada de Supermán?’ le pregunta su pareja... ‘¿Y quién no?’ –responde. El pobre tipo ¿cómo demonios puede competir con el ‘hombre de acero’?

Por último quiero rescatar la interpretación de Brandon Routh, porque hace un trabajo genial. Claro, tuvo la gran ayuda del director y del maquillista, quienes incluso lo ataviaron con unos grandes lentes cuadrados para que físicamente se pareciera más a Christopher Reeve, a quien interpreta, porque el trabajo de Ruth no fue hacer a Supermán sino a Christopher Reeve haciendo a Supermán y la verdad es que creo que lo hizo bastante bien.

¿La recomiendo? Sí, definitivamente, pero no como para quien va al cine pretendiendo que le manden el mensaje de su vida o esperando ver la gran historia, sino para entretenerse con uno de los personajes que nos recuerdan mucho –a los hombres- nuestra infancia.

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares