23 dic. 2008

Volver, de Pedro Almodóvar

Miguel Cane

El mundo de Pedro Almodóvar como cineasta y narrador, siempre es fácil de reconocer: sus habitantes son casi siempre mujeres de temple extraordinario, corazón de oro (o bien, chapado en oro) y voraz sentido del humor, cuyas tribulaciones llevan al espectador a seguirlas por un mundo excéntrico, pletórico de color y de emotividad, aunque cuidándose de evitar la sensiblería, canjeándola por una buena dosis de cinismo.


Penelope Cruz in Sony Pictures Classics' Volver


Por lo mismo, después del sórdido thriller La Mala Educación (2004), el cineasta manchego se da el lujo de revisitar y redefinir su territorio y lo hace con Volver, que es muy cercana a su canon y al mismo tiempo, busca reinventar sus límites.

La trama gira en torno – por supuesto- a una familia de mujeres: Raimunda (Penélope Cruz) y su hermana Sole (Lola Dueñas), son las dos caras de la misma moneda: donde una es una madre abnegada y luchadora (calcada de la Sofía Loren de Dos Mujeres) de una adolescente por la que es capaz literalmente cualquier cosa; la otra es una peinadora clandestina que siempre se sintió poco querida por sus padres, lo que ha desembocado en que tenga una enorme timidez.


Penelope Cruz in Sony Pictures Classics' Volver


Junto con Paula (Yohana Cobo), hija de Raimunda, al inicio de la película, visitan la tumba de su madre, Irene (Carmen Maura, la Chica Almodóvar original que retorna al redil después de muchos años) que falleció hace algunos pocos años en un incendio. Otro personaje importante en la trama de estas mujeres es la adorable Agustina (Blanca Portillo) una vecina del pueblo, humilde y a la vez exótica, con un estoicismo y ternura que en conjunto, son algo profundamente almodovariano.

Juntas, estas féminas muy sui géneris se verán involucradas en peliagudo melodrama -- ¿de qué otro modo podría ser?- que, literalmente, resucita a los muertos para cambiar el rumbo de la vida y desentrañar sus misterios, mientras teje otros.


Director Pedro Almodovar of Sony Pictures Classics' Volver


Las interpretaciones no se clavan en la textura: se apoyan en los colores. Penélope Cruz hace un trabajo muy logrado; se advierte que Almodóvar, a sabiendas que su heroína es un personaje tipo, tuvo especial cuidado en dirigirla para darle matices más allá del papel y ella juega con las cartas que le tocan, olvidándose de su personalidad habitual para ahora sí, convertirse en el personaje que interpreta. Por su parte, Carmen Maura hace una creación cómica de su abuela fantasmal, y de este modo, crea una cuarta dimensión para un personaje que efectivamente, sorprende.

A lo largo de más de veinticinco años de hacer cine, Almodóvar ha tocado los más diversos géneros, siempre con el sello particular de sus amores cinematográficos y sus obsesiones: Douglas Sirk ha sido homenajeado por él y también Alfred Hitchcock. Sus heroínas (Bette Davis, Gena Rowlands, Natalie Wood, Anna Magnani) están presentes en sus personajes; hay siempre una veta de humor irreverente y mordaz, hay ternura y hay sensibilidad que desborda. Es imposible no sentir aunque sea un poco de cariño por alguna (o todas) estas mujeres.


Carmen Maura and Penelope Cruz in Sony Pictures Classics' Volver


El guión, aún si no es tan sofisticado como el de Hable con ella (2002), es sólido y en él abundan las referencias a obras cinematográficas, a cuadros, a música. Almodóvar tiene un universo interior profundamente rico y sabe transmitirlo a su creación; podría decirse que cada una de sus películas – especialmente desde La Ley del Deseo (1987) y la hoy legendaria Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988)- es un pasaje a ese mundo suyo y cada dos años, cuando se cumple el plazo y aparece en marquesinas su nombre, la visita es sin duda, un placer obligado y muy, muy anticipado.

Volver

Con Carmen Maura, Penélope Cruz, Lola Dueñas, Yohana Cobo y Blanca Portillo

Dirige: Pedro Almodóvar

España-Francia, 2006

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares