29 ene. 2009

Reina, La / The Queen, film de Stephen Frears

Miguel Cane


Helen Mirren stars in Miramax Films' The Queen


El 30 de agosto de 1997, la princesa Diana de Gales, de soltera Diana Spencer, ex regordeta maestra de kindergarten convertida en bulímica y muy chic celebridad internacional y embajadora de UNICEF, fue y se mató en espectacular accidente de tráfico en París, Francia, acompañada por su amante du jour, el millonario Dodi Al Fayed, mientras huían de los paparazzi.
El mundo entero especuló, señaló y se pegó a las pantallas para ver lo que acontecía y descubrir cómo reaccionaría la familia real (con la que tuvo una pésima relación desde que se separó de su marido en 1992, el llamado annus horribilis). Sin embargo, un retrato más o menos fiel y sobre todo, objetivo, de lo que pudo ocurrir durante esos infernales días en el seno de la familia Windsor, no había sido presentado, sino hasta ahora, por la mano del brillante cineasta Stephen Frears, que ha demostrado una impresionante versatilidad en su carrera fílmica, y que se sirve de una intérprete extraordinaria en Helen Mirren, para dar vida a la cabeza de dicha familia y también, del estado británico: su alteza real, Elizabeth Alexandra Mary Windsor, soberana del Reino Unido, más conocida como la Reina Isabel II.

Y ésta es precisamente la razón principal para ver esta película, mas no así, la única: la Mirren – famosa por su vibrante personalidad y por su elaborada construcción de personajes- disuelve aquí su sensualidad natural para convertirse, literalmente, en el objeto de una clase magistral de actuación: esto es, nos convence de inmediato de que ella es la reina, y sin embargo, no recurre a técnicas de imitación o parodia, que pueden llegar a ser muy brillantes [recuerden que hasta “el gober precioso” juraba y perjuraba que lo “habían imitado”] en manos de otros actores; en este caso, la Mirren sólo recurre a la voz y al atuendo y ciertos manierismos para poder meterse en la piel de esta mujer, que tal y como la vemos en la cinta, lleva cuarenta y cinco años de desempeñar lo mejor que ha podido y con absoluta dignidad, uno de los trabajos más difíciles (e ingratos) del mundo.

A lo largo de La Reina, podemos ver a la soberana como una señora cuyas obligaciones protocolarias la ciñen de un modo – y desde niña-, que le impide manifestar cualquier gesto que trascienda de la sorpresa o el posible dolor por la repentina (y complicada) muerte de su ex nuera, quien, para bien o para mal, es madre de un futuro Rey de Inglaterra; gracias a los excelentes diálogos escritos por Peter Morgan, se asoma como una mujer inteligente, a veces confundida, fatigada y también profundamente humana.



Helen Mirren in Miramax Films' The Queen


Ayuda muchísimo a este retrato la interacción que sostiene con su cónyuge, el Duque de Edimburgo (James Cromwell, quien por cierto, es nativo de Los Angeles), que es presentado con todo su humor involuntario y mala leche intactos (una escena de risa loca entre ellos sucede cuando ella le pide contacte a la Princesa Margarita para hacerla volver y estar presente en los funerales), aunque también hay entre ellos, como en sus contrapartes, un cierto aire de ternura y complicidad. Una mención especial amerita la veterana Sylvia Syms, quien encarna a la [hoy extinta] Reina Madre, con un humor vigoroso y mucho carisma.

Redondeando el reparto y poniéndose al tú por tú con Mirren está el joven Michael Sheen, que interpreta al entonces flamante primer ministro Tony Blair; la interacción entre ambos personajes ayuda a dar sustancia a la cinta y revela el frágil equilibrio que existe entre las dos caras del gobierno británico; la oficial (el parlamento) y la simbólica (la casa real).

Prescindiendo de la estridencia barata, del chisme de lavadero y de los juicios lapidarios, la película se mueve ágilmente y sirve para mostrar lo que pudo haber sido el momento más crítico en el reinado de Isabel II. La presencia de Helen Mirren rompe todos los esquemas y sostiene la cinta desde el principio hasta el último encuadre y demuestra que muchas veces, para captar una historia apasionante, no hace falta utilizar grandes efectos ni sets; muchas veces, con un solo gesto, pude decirse todo y la Mirren aquí es una reina de verdad.

La Reina/The Queen

Con Helen Mirren, Michael Sheen, James Cromwell y Sylvia Syms

Dirige: Stephen Frears

Reino Unido 2006


Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares