27 ene. 2009

Secreto de Vera Drake, El / Vera Drake, de Mike Leigh

Miguel Cane

Imelda Staunton in Fine Line's Vera Drake



Imelda Staunton no es lo que se pueda decir una estrella de cine.


De hecho, está lejos del pedestal donde figuras como la Zeta-Jones, Julia Roberts, Sandra Bullock, Nicole Kidman o, en su momento, Elizabeth Taylor, fueron colocadas como parangones de la superstar. Sin embargo, eso le permite asumir con sencillez y abrumadora elegancia, toda clase de papeles.



Imelda Staunton and Philip Davis in Fine Line's Vera Drake



La Staunton se mimetiza y será por ello que la gente no la reconoce, si bien pueden recordarla como la cómplice y benévola nodriza en Shakespeare Apasionado o como una madre aprensiva que debe superar sus temores en Los amigos de Peter (de Kenneth Branagh). No obstante, si esta actriz va a ser recordada por alguna de sus interpretaciones, definitivamente será por su impecable y conmovedor trabajo como Vera Drake.

Mike Leigh es un director independiente que retrata a la clase obrera inglesa (lo que le ha granjeado antipatía entre varios sectores), que se interesa en aspectos de la naturaleza humana y cómo ésta cambia drásticamente la vida de uno o más personajes. Eso lo hemos visto en cintas como Todo o nada (2001) o la muy aclamada Secretos y mentiras (1996). En sus películas no hay "buenos" ni "malos", sino que cuestiona de un modo objetivo, las circunstancias de cada personaje.



Aquí, a partir de un guión original suyo, nos muestra el efecto que un acontecimiento insospechado, tiene en la existencia modesta pero armoniosa de una familia londinense. Es el año 1950, Inglaterra se halla en el punto más deprimente de la postguerra. Vera Drake y su marido, Stan, habitan un apartamento humilde con sus dos hijos adultos, Sid y Ethel, en una atmósfera de afecto familiar, aún si han tenido que pasar por carencias.



Stan es un veterano de guerra, noble y amoroso con su familia, que trabaja en un taller propiedad de su hermano Frank – a quien le ha ido mejor y está casado con la materialista, fatua y maliciosa Joyce- y Vera es ama de casa que trabaja, de entrada por salida, como doméstica en residencias acomodadas. Asimismo, se las arregla para visitar a vecinos que están en peor situación, llevándoles consuelo y algo de comer; su naturaleza es dulce y generosa. Se preocupa por los que pasan soledades o momentos difíciles. Incluso, se las ingenia para emparejar a su vecino, Reg, un muchacho solo, con su hija.

Lo que ninguno sabe, es que además, y con el propósito desinteresado de ayudar al prójimo, Vera funciona como abortista.



Es aquí donde Leigh observa los dos lados de una misma sociedad: por un lado, está la hija de una de las patronas de Vera, una pobrecita niña rica con un novio patán que la trata groseramente, se somete a un aborto clandestino en una clínica, y por otro, una chica de clase media baja, cuya madre recurre a Vera.

Los resultados de ambas acciones son contrastantes. Donde una parece permanecer impoluta y sin remordimientos, la otra casi muere debido al tratamiento y esto desencadena una serie de acontecimientos que llevarán a Mrs. Drake a la humillación, la aflicción y finalmente, la condena.



Algunas de las cuestiones que Leigh plantea trascienden incluso al marco histórico de la cinta: ¿Los ricos pueden salirse con la suya por tener los medios, donde los pobres pagan un precio más alto? ¿Es Vera Drake un monstrup por lo que hace? ¿Deja de ser una mujer decente "decente" si se somete a un aborto? La película nunca se va por el camino fácil de ponerse a criticar y moralizar.

El efecto general e la historia es mucho más complejo que eso y la actuación de Imelda Staunton la lleva al único desenlace posible, sin caer jamás en el melodrama estridente o aleccionador. Es un atisbo la vida de un personaje tridimensional, cuyo buen corazón pero acciones para muchos cuestionables la llevan, en un momento muy específico de la historia, a ser objeto de escarnio por una sociedad hipócrita.



Aquí el punto no es si Vera obra mal o bien, sino las consecuencias y cómo transforman, no sólo a los personajes, sino también al espectador, toda vez que abandona éste la sala.

El secreto de Vera Drake/Vera Drake
Con: Imelda Staunton, Phil Davis, Adrian Scarborough, Daniel Mays, Alex Kelly y Jim Broadbent
Dirige: Mike Leigh
Distribuye: Artecinema

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares