9 ene. 2009

Siete almas / Seven Pounds, de Gabriele Mucinno

Miguel Cane

En su nueva película, Gabriele Mucinno, después del éxito comercial cosechado en su cinta “En busca de la felicidad”, vuelve a contar con su mismo protagonista, Will Smith, para abordar nuevamente una trama melodramática y ostensiblemente “realista” – aunque en este caso, se trata de una historia totalmente ficticia.-





La trama nos cuenta la historia de Ben Thomas, un agente de Hacienda que tiene un profundo y grave secreto, lleva un increíble (definitivamente) peso sobre sus hombros, soportando la culpabilidad de un brutal accidente de tráfico que se produjo por una distracción suya mientras conducía, ocasionando la muerte de varias personas, entre ellas la de su hermosa (claro, recuerden que es Will Smith y esto es Hollywood) pareja.

Así pues, corroído por la culpa, Ben decide embarcarse en una aventura en busca de la redención, ocasionando increíbles situaciones que cambiarán la vida de siete personas que aparentemente son totalmente desconocidas para él.

Cuesta creer, mas no resulta imposible, que cosas como estas puedan ocurrir y más aún si se tiene la perspectiva de uno de los principales implicados directamente en tal situación: un hombre que se siente tan frustrado por lo sucedido, pero al mismo tiempo con un deseo de reconciliarse con los demás de la forma más inverosímil que nos podamos imaginar. Smith trabaja perfectamente para lograrlo, es convincente y correcto. En roles de soporte, Woody Harrelson (que interpreta a un invidente) y la suculenta Rosario Dawson (como el nuevo interés romántico de Ben) están muy bien dirigidos; aunque la estrella de la cinta es el ex príncipe del rap y esto no se olvida ni un solo momento.




La historia es un tanto chantajista en el sentido emocional y esto es inevitable en una película así. El problema es que para ser de este tipo, tarda mucho en empezar realmente (en los primeros cuarenta minutos, uno no entiende absolutamente nada de la historia e incluso llegará a aburrir un poco a los que tienen poca paciencia), aunque una vez que van colocándose las piezas del engranaje y el espectador comienza a ser partícipe de la historia, se abren varias opciones de interpretar lo que realmente está sucediendo, por lo que se podrá deducir lo que va a pasar en el desenlace, aún si éste puede resultar previsible para algunos espectadores que sean más perspicaces, que verán cómo se resolverá el conflicto que da título a esta cinta.

Las películas “con mensaje” no pasan de moda, aún si el consabido mensaje se transmite sin ningún tipo de sutileza. Si no contara con el carisma de Will Smith, posiblemente la película resultaría insufrible, pero como él es su principal razón de ser, el éxito de taquilla estará garantizado, especialmente entre el público que busca algo “familiar y con valores” – pero esta clase de cine, hecho con la particular noción de sacar ventaja de esta necesidad de un mensaje positivo, no necesariamente es siempre lo mejor, aunque se deje ver.

Siete almas/Seven Pounds

Con Will Smith, Rosario Dawson, Woody Harrelson, Barry Pepper y Elpidia Carrillo.

Dirige Gabriele Mucinno

Estados Unidos 2008

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares