10 feb. 2009

Persépolis, film de Vincent Paronnaud y Marjane Satrapi

Miguel Cane




La aparición de esta cinta de factura francesa y animación tradicional, sirve como un refrescante y delicioso recordatorio de que hay algo más allá de Disney/Pixar y la animación “de autor” al estilo de Tim Burton. Esto se refleja en una nueva mirada al cómic, que ha sido un semillero excelente para este tipo de animación experimental, al prestar sus claves narrativas a los nuevos creadores, como Vincent Paronnaud, que en mancuerna con Marjane Satrapi es el creador de Persépolis.

Ganadora del Gran Prix de la Crítica en el 60 aniversario del Festival de Cannes, y primera cinta francesa de animación candidata al Oscar a Mejor Película en Lengua Extranjera, ésta es la adaptación de la premiada novela gráfica en cuatro tomos de Satrapi, artista de origen iraní afincada en Francia, en el que se relata la infancia y adolescencia de un personaje llamado Marji (con la característica voz de Chiara Mastroianni), la precoz y desinhibida hija de iraníes laicos y accidentalizados que vive muy de cerca la brutal transición que su país vive desde 1979 al caer el Shah Reza Pahlevi, seguida por la férrea dictadura islámica.

Marji presencia y vive todos esos cambios en un ambiente familiar liberal y comprometido, hasta el punto de ver perecer a miembros de su familia con ideas opuestas al nuevo régimen de los ayatolas. Que la familia tenga recursos permitirá a sus padres enviarla a Europa cuando empeora la situación y ella vive su adolescencia alejada de Irán, de Teherán y de su familia; así, es una extraña en un paraíso frío, y sus vivencias están marcadas por lo insólito de su inteligencia y los contrastes de su cultura.







En su desarrollo, Persépolis propone una animación funcional en blanco y negro, totalmente tomada del diseño de Satrapi y que cautiva al espectador. Toda la potencia de esta película, yace en lo simple y a la vez emotivo de su narrativa, en la fuerza de sus personajes (destacando a la abuela de Marji, con la voz de la legendaria diva Danielle Darrieux) y en el asombroso ejercicio lleno de ritmo e inteligencia, que la autora realiza acerca de sus años de adolescencia. La cinta es una propuesta singular, que deja al espectdaor con ganas de saber más acerca de esa jovencita que vive de modo tan intenso y comparte sus sueños y ansiedades. Es una mirada tierna y también desapasionada a un país y a una historia devastadora, sin sacrificar el amor de la chica hacia su familia.

Hay momentos memorables, llenos de candidez y de humor, como cuando, aún pese a que los fundamentalistas toman el poder y obligan a las mujeres a llevar velo y a renunciar a sus garantías, de paso encarcelando y ejecutando a miles de personas, Marjane crece, descubre el movimiento punk, a ABBA y el New Wave, de contrabando, mientras al mismo tiempo vive el terror de la persecución del nuevo gobierno y la guerra entre Irán e Irak. Nunca pierde su optimismo y lo transmite con su narración (el trabajo de la joven Mastroianni es espléndido, igual que el de su madre, Catherine Deneuve, como la madre de Marjane) dejando al espectador entusiasmado y conmovido, al concluir su viaje, deseando que hubiera más sueños qué compartir.

Persépolis/Persepolis

Con: Chiara Mastroianni, Catherine Deneuve, Simon Abakrian y Danielle Darrieux

Dirigen: Vincent Paronnaud y Marjane Satrapi

Francia, 2007


Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares