17 feb. 2009

Quisiera ser millonario / Slumdog Millionaire, de Danny Boyle

El triunfo de la voluntad

Miguel Cane

Entre la “camada” de cineastas que se han ido labrando nichos en el panteón totémico de directores surgidos en los años 90, Danny Boyle ha ido un poco más allá y estableciéndose como uno de esos monstruos maravillosos que toca sin esfuerzo todos los géneros y lo hace de un modo notable.







Así fue desde que inició su carrera hace quince años con el mordaz thriller Tumba al ras de la tierra (mismo que dio una carrera a Ewan McGregor) y continuó con filmes como la memorable Trainspotting (el mejor filme antidrogas que se haya realizado nunca, aunque al principio muy pocos lo entendieron así), la aterradora y apocalíptica Exterminio y, especialmente, su formidable space opera de 2007, Sunshine, en la que se adentró en la ciencia ficción hardcore con elegancia y aplomo. Ahora, acompañado de una casi unánime oleada de premios y reconocimientos obtenidos en el circuito de festivales internacionales, llega su más reciente filme, mismo que, como los anteriores, desafía todo tipo de etiquetas.



En Slumdog Millionaire / Quisiera ser millonario, basada en una novela del autor y diplomado hindú Vikas Swarup y filmada en Mumbai y otras locaciones indias, Boyle hace lo propio: combina todo con maestría en un coctel fascinante que conjuga todos sus elementos con sorpresa. Así, abre literalmente con un golpe y no se detiene al narrarnos las aventuras y desventuras del entrañable Jamal Malik (interpretado con aire dulcísimo y sin pretensiones por Dev Patel), en su paso a la madurez, partiendo de la infancia picaresca en los cinturones de miseria de la ciudad, y llegando al inquietante quicio del triunfo en un set de TV. De este modo, pasamos rápidamente y sin saber muy bien cómo, por escenas que van del melodrama, al suspense más tenso y la comedia más divertida, sin dejar de lado las enternecedoras aventuras infantiles y el horror más crispante (tan así, de tener que apartar la vista de la pantalla) y el contagioso entusiasmo que provoca presenciar la aparición del verdadero amor.



Los actores que trabajan con Boyle (además de Patel, la hermosa Freida Pinto, como Latika, es un auténtico hallazgo cuya belleza es un elemento importante en la visualización de la trama), se prestan del modo más dúctil posible a su visión y el resultado es mucho más que una película, se trata de una auténtica experiencia de vida, algo que rara vez ocurre en el cine: Slumdog Millionaire / Quisiera ser millonario lo tiene todo y lo presenta haciendo un matrimonio perfecto de la fantasía del cine estilo Bollywood y la cruda realidad, que van, como es natural, tomadas de la mano.




Freida Pinto

Esta es una gran película y no tiene, ni pretende aspirar a una clasificación ordinaria. No la necesita: estremece, conmueve, ilumina, oscurece y sobre todo, entrega al espectador una excepcional sensación de satisfacción al cruzar la puerta de salida y por lo mismo, es la clase de evento cinematográfico que nominalmente, que nadie debería dejar pasar por alto. Es más, no sólo se quede con esta opinión al respecto; ¡fórmese su propio criterio y vaya a verla en cuanto pueda!

Quisiera ser millonario / Slumdog Millionaire
Con Dev Patel, Freida Pinto, Anil Kapoor, Madhur Mittal y Amithabh Bachchan.
Dirige: Danny Boyle.
Reino Unido/India/Estados Unidos 2008

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares