26 mar. 2009

Mi Super-ExNovia / My Super-ExGirlfriend, de Ivan Reitman

Miguel Cane


Uma Thurman and Luke Wilson star in 20th Century Fox's My Super Ex-Girlfriend

Los más grandes éxitos en la carrera de Ivan Reitman se han basado en situaciones completamente inverosímiles, que gracias al desempeño de sus repartos y el estilo que como rúbrica el realizador checo-canadiense habitualmente imprime, consiguen capturar la atención e imaginación de los espectadores. Ejemplo de esto son cintas memorables como Los Cazafantasmas (1984) o Dave: Presidente por un día (1993).


Sin embargo, en su carrera, Reitman – que comenzó como productor de las primeras cintas gore de David Cronenberg en los 70- también ha tenido algunos descalabros como Día del padre (hundida por el abandono con que sobreactuaban Robin Williams y Billy Cristal, a la par de insoportables) y la fallida Evolución, a la cual ni sus notables efectos generados por computadora ni todo el carisma de Julianne Moore pudieron salvar del estrepitoso fracaso.

La que hoy nos ocupa, décima sexta en su filmografía como director, ocupa un sitio intermedio en su canon; esto es: no es lo máximo, pero tampoco hiede. Simplemente se queda en el primer hervor y no ebulle, lo cuál es una auténtica lástima, si se toma en consideración el notable talento que hay en ella.


La anécdota es simple: un día en el metro de Manhattan, el buen Matt Saunders (Luke Wilson, muy lejos de la gracia natural que ha lucido en cintas de Wes Anderson), guapetón y medio soso, acepta el consejo de su repelente amigote Vaughn (Rían Wilson) y trata de ligarse a la fría y distante Jenny Johnson (Uma Thurman, disfrazada de Diana Prince).



Uma Thurman in 20th Century Fox's My Super Ex-Girlfriend




Lo que él ignora es que la chica en cuestión es también la rubia y ultraglamorosa superheroína Chica G (la misma Uma, con ropa de haute coutoure y melena alborotada). Finalmente se da una relación entre ellos y todo iría muy bien excepto por un detalle: Jenny es una mujer severamente neurasténica e insegura (aún pese a la dimensión extra que sus superpoderes agregan a sus relaciones sexuales), por lo que Matt comienza a fastidiarse de la relación; pero el que él no la quiera no cambia nada. Cuando sumamos a la ecuación al villano Profesor Bedlam (Eddie Izzard) y a la rubilinda (e involuntariamente güila) Hannah Lewis (Anna Faris, la monita con generosos atributos que sale en Scary Movie), la situación se torna predecible y a veces forzada: existe el refrán que reza “hasta el diablo le teme a una mujer despechada” y eso es básicamente lo que, por hora y media, muestra la cinta: ardida por el truene.

Jenny – o bien, Chica G- convierte la vida de Matt en un auténtico infierno, en una serie de gags que a veces funcionan, pero la mayor parte resultan absurdos y hasta insulsos; es aquí donde el rumbo de la película se tambalea y, si no fuera por el carisma asegurado de la Thurman, se derrumbaría sin remedio.


Buena parte de la culpa la tiene el guión de Don Payne (que ha escrito guiones para Los Simpson, por lo que los muchos chistes fallidos resultan imperdonables), que se desbalaga y sufre una crisis de identidad: ¿esto es una comedia? ¿una parodia? A veces los personajes tratan de hacerlo de una forma y luego de otra, pero el resultado es muy errático y carece de la sofisticación y elán que funcionaron muy bien para contar esta clase de historia en Los Increíbles, por ejemplo. El resultado final es que uno se ríe, pero la cinta es el equivalente a una bolsa de papitas fritas: ¡mmm, qué ricas! Pero nada del otro mundo.

Mi Super-ExNovia/My Super-ExGirlfriend
Con Uma Thurman, Luke Wilson, Anna Faris y Eddie Izzard
Dirige: Ivan Reitman.
Estados Unidos 2006


Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares