19 may. 2009

Angeles y demonios / Angels and demons, de Ron Howard (01) - Miguel Cane

Bostezo de Ángeles

Miguel Cane




Después de realizar una película apasionante y sorpresiva, como lo fuera Frost vs. Nixon – donde Frank Langella dejaba una marca indeleble en su interpretación de Richard Nixon y Michael Sheen se le ponía al tú por tú, sin pestañear-, Ron Howard regresa al mundo del cine por encargo, y vuelve a dirigir a Tom Hanks, para que éste interprete de nueva cuenta al infalible y sabelotodo profesor Robert Langdon, protagonista de la serie de best-sellers creados por Dan Brown, en la superficial y aburrida adaptación de una novela anterior a El Código Da Vinci.

En esta cinta, la predecible trama parte de la solicitud de ayuda hecha a Langdon – que es, claro, un cerebro residente en la Universidad de Harvard- por parte del Vaticano, debido a la muerte del Papa y los cuatro cardenales candidatos a sucederlo, han sido secuestrados por una secta ancestral llamada los Illuminati, que pretende sacrificar a los prelados y detonar una bomba de antimateria robada al CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear); así que para intentar evitarlo Langdon contará con la ayuda de la despampanante científica Vittoria Vetra (Ayelet Zurer), que luce el palmito mientras lo acompaña en una aventura espeluznante y de abundantes efectos visuales. Por lo demás, ya se sabe que no hay mucho qué esperar de Ángeles y Demonios, aún contando con el carisma de Hanks, el talento de Howard y la presencia de Ewan McGregor (como el amenazante Camarlengo Patrick MacKenna).





La película cumple, pero no es nada del otro muindo y de hecho, su trama inversosímil es un lastre que afecta la agilidad de las escenas: El argumento resulta incongruente, los implicados actúan sin sentido, Langdon resulta irritante, en su rol de “el mero-mero picudo” es el hombre que siempre sabe donde buscar una pista en un tiempo récord, como abrir una puerta cerrada y además sabe más que la iglesia de su propia historia y luego están las típicas escenas en las que parece que está todo perdido o no hay escapatoria.

Igual que con su novela origen, todo se resuelve de acuerdo a lo estipulado y no hay sensación de maravilla o sorpresa: se trata de un superproducto para atraer a los cientos de miles de lectores de esta pesudonarrativa de especulación a las taquillas y hacerlos sentir partícipes de una conspiración (bastante banal) por un rato, pero cinematográficamente, y dado su linaje, uno esperaría que esto fuera algo de – por lo menos- mediano interés, pero ni las locaciones en Roma lo pueden lograr.

Ángeles y Demonios/Angels & Demons
Con Tom Hanks, Ewan McGregor, Ayelet Zurer y Armin Mueller-Stahl
Dirige: Ron Howard
Estados Unidos 2008.

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares