2 may. 2009

Casi divas, de Issa López

Paxton Hernández



La feminidad desastrosa
El cine mexicano parece experto ya en grandes "comedias" inhumanas. Además, presenta la tendencia a hacer a un lado sus hallazgos, ya contados al cumplir el cine su segundo siglo de vida, renegando siempre de su historia, obsesionado por la búsqueda de fórmulas de latitudes que le son ajenas y que claramente desconoce, a ver si calcándoles obtiene un hitazo. Y si Armando Casas fundara él solito en nuestro cine la inteligente y mordaz sátira televisiva con Un mundo raro , y si Mora Catlett fundara en su nueva obra maestra Eréndira Ikikunari la nueva feminidad del cine mexicano, ¿a quién carajos le importa?


Se ha dicho que Casi divas (México, 2008), segundo largometraje de Issa López, (tras su infumable por pretenciosa ópera prima Efectos secundarios 06) es una película "ligera y entretenida" sin mayores pretensiones que divertir. La realidad no podría ser más diferente.



En la gran tradición de películas mexicanas ultramisóginas concebidas por mujeres (en donde podríamos inscribir los bodrios con que Ripstein terminó el siglo Así es la vida y La perdición de los hombres con guión de su esposa, la "infaltable autodiadora mujeril Paz Garciadiego"), Casi divas muestra un desprecio por las damas que alcanza niveles casi clínicos.


Es la historia de 4 chicas babas, sin carisma ni talento, cuyo mayor sueño en la vida es ser famosa, cada una proveniente de un lugar diferente de la República Mexicana, que se presentan en el DF por el casting convocado por el sangrón productor Alejandro (Julio Bracho) para la adaptación fílmica de cierta telenovela de cuarta, tras su rompimiento emocional con la envejeciente diva Eva Gallardo (Patricia de Llaca, grotesca por sobreactuada). Cada una de esas 4 muchachas, no sólo representan un estereotipo social que "merece ser analizado desde la óptica antropológica" a manera de aborígenes por quedar fuera del corredor Polanco-Condechi-Satelucas, sino también un diferente modo y grado de misoginia.


La india oaxaqueña Francisca (Maya Zapata) es la misoginia conformista, esa que se contenta con un galancito de bigotito del terruño, porque "Ud. no nació para esto, mija". La ricachona tapatía Ximena (Ana Layevska apagadísima) es la misoginia ofrecida, una anoréxica obsesionada con el cuerpo y agradar visualmente a su amor infantil para vengarse por llamarla "foca" en su fiesta de cumpleaños. La juarense Catalina (Diana García sonámbula) es la misoginia masoquista, porque al enterarse de que su amiguita y colega de maquila Gladys (Miriana Moro insoportable) ha desaparecido, en lugar de pensar en una vida más humana y digna, decide quedarse monacalmente como paladina de la justicia cual Minnie Driver en Las muertas de Juárez o J.Lo en Bordertown. Y la nezahualcoyotlense estilista de belleza Yesenia (Daniela Schmidt) es la misoginia azotadaza, por aquello de la gratuita vuelta de tuerca que sólo puede proveer más azotes.


Ahora bien, se siente de la chingada el inserto del discurso por completo oportunista, carroñero de la denuncia social por los feminicidios de Ciudad Juárez. Con toda la burdez posible que ni Gregory Nava en Bordertown ni Dobson en Las muertas de Juárez se retrata la vida de las trabajadoras de maquila y su condición como víctimas del sacrificio que se queda en mera ocurrencia superficial y banalizante. Hasta ahí llegó "el entrenimiento y la ligereza" de este bodrio.¿Cómo reírse ante los grotescos estereotipos sociales de Ciudad Neza, Guadalajara, Ciudad Juárez y la Sierra de Oaxaca, según la guionista pobladas todos por monigotes y exportadoras de féminas ultraofrecidas dispuestas al acostón para ser famosas?¿Cómo pasar por graciosas una sucesión de sangronadas sin humor, probando que el buen tino cómico de Niñas mal pertenecía nada más al Sariñana más ligerito?¿Cómo hallar diversión en diálogos profunditos y autoconscientes que creen criticar el culebrón en que se convierte toda la película?¿Cómo entretenerse con este infrafilm hecho técnicamente con las patas?¿Cómo?





Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares