18 jun. 2009

Transformers: La venganza de los Caídos / Transformers: Revenge of the fallen, de Michael Bay

Falla general

Miguel Cane





Pese a ser una de las películas más multipublicitadas del año, la secuela de Transformers, nuevamente dirigida por Michael Bay (que hace mucho tiempo ya le dio estocada final a su carrera, pero sigue generando millones en taquilla) no aporta nada nuevo respecto a la primera parte de esta saga, que en sí misma, es poco más que un vistoso anuncio de juguetes y videojuegos, sin ninguna sustancia.





En esta segunda parte hay una superabundancia de efectos especiales apenas engarzados a un guión de segunda (cuesta trabajo que tuvo ¡tres! guionistas, y todos ellos capaces: Ehren Kruger, Alex Kurtzman y Roberto Orci, estos dos últimos, ostensiblemente autores del guión de Star Trek, que comparado con esto es infinitamente superior). Así, ya sin factor sorpresa, Bay apuesta por escenas de acción espectacular de forma frenética, llegando al extremo de aturdir al espectador.

Desperdiciando un elenco con elementos interesantes (¡John Turturro!), la trama es baladí: Optimus Prime y su grupo de Autobots ha formado una alianza con el Tío Sam y varios gobiernos para buscar y eliminar los Decepticons que quedan en la Tierra (Esto, claro, pretende ser una alegoría, pero está tan mal ejecutado que insulta la inteligencia). Pero cada vez aparecen más de éstos gandallas que buscan un objeto para que “El Caído” pueda ejecutar su venganza. Aquí aparece el ‘anti-héroe’ Sam Witwicky (Shia LeBeauf), ahora en la universidad, encuentra accidentalmente un trozo del cubo destruido en la primera parte y los secretos que esconde quedan impregnados en su mente. De esta forma, se convierte en la pieza clave que ansían los Decepticons y el resucitado Megatron para la destrucción de la Tierra. Usted puede llenar los espacios en blanco desde aquí.





Bay presenta una película prácticamente igual de mala que la primera. Mismos actores, dos de los mismos guionistas, efectos generados por computadora en exceso y una historia sin trascendencia. Pero busca darle da una vuelta de tuerca más a la espectacularidad y visión que tenía en la anterior y crea un espectáculo de pirotecnia sin límites con ritmo constante y frenético que por el camino pierde cualquier semblanza de atractivo, para convertirse en un bombardeo, que está salpicado de chistoretes baratos que no harían reír a un niño de diez años, convirtiendo esta película en un producto más infantiloide de lo necesario.


Bay también ha asimilado algunas de las ideas que su productor ejecutivo Steven Spielberg empleó en la desafortunada última entrega de Indiana Jones, quien en este filme ejerce de productor, como por ejemplo la aparición de las pirámides y su relación con tecnología alienígena. Al final, Transformers 2 resulta un paquete muy vistoso, pero, exceptuando la oportunidad de ver las piernas de campeonato de Megan Fox, no tiene nada por dentro, dejando al espectador con la molesta sensación de haber, al final, perdido su valioso tiempo.


meganfox.jpg megan fox image by primetimekiko619

Transformers: La venganza de los Caídos/Transformers: Revenge of the fallen.
Con Shia LeBeauf, Megan Fox, Josh Duhamel, Kevin Dunn y John Turturro.
Dirige: Michael Bay
Estados Unidos 2009




Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares