5 jul. 2009

Golpe de Suerte / Just My Luck, de Daniel Petrie

Miguel Cane

Chris Pine and Lindsay Lohan in 20th Century Fox's Just My Luck


Lindsay Lohan es, hoy en día, la digna heredera de otras actrices que iniciaron su carrera como estrellas infantiles/juveniles de la Disney, como Hayley Mills (de hecho, su debut fue haciéndola de gemelas en el remake de Trampa para Cupido) y Jodie Foster (también hizo remake de una de sus cintas: Viernes Loco), sin embargo, ahora se halla en el umbral en que deberá dar el salto hacia lo que será su carrera en el futuro: donde la de Foster alcanzó un nivel notable convirtiéndose en una leyenda por mérito propio, la de Mills – aún pese a su innegable talento y carisma- no consiguió llegar a ninguna parte, porque nunca logró sacudirse su estatus de “reina de los adolescentes” y cuando quiso hacerlo (en cintas de contenido más adulto como Twisted Nerve -1968- y Extraños Peligrosos -1974-) el público nunca se lo perdonó.

Por lo mismo, la Lohan – a quien además persigue una notoria mala fama como “reventada” en Hollywood y una complicada vida personal- ha decidido elegir sus nuevos proyectos con más atención y miras a obtener roles más maduros sin necesariamente sacrificar su seguimiento de fans, que consiste principalmente en niñas de doce años o poco más.


Así pues, la linda pelirroja interpreta a Ashley Albright – la clase de personaje que en los 60 Doris Day o Julie Andrews hubieran hecho suyos sin mayor problema- una publirelacionista con una suerte insólita, que siempre gana en la lotería instantánea y tiene un empleo y depa privilegiados en un Manhattan barnizado de fantasía.

Su opuesto – que evidentemente la va a atraer- es Jake Hardin (Chris Pine, que pese a todo lo guapín, es pésimo actor, como ya lo hizo evidente en El Diario de la Princesa 2, donde Anne Hathaway le dio una buena arrastrada) quien trata de lanzar a la fama a un grupo musical (la banda McFly, interpretándose a sí misma, sin mayor muestra de talento), mientras que su vida es un cúmulo de reveses de la caprichosa fortuna.

Ambos se encuentran en una fiesta de disfraces para Damon Phillips (Faizon Love), un figurón del mundo de la música al que ambos tratan de llegar: ella para que contrate a su firma de Relaciones Públicas y él para -- ¡clásico!- hacerle llegar un demo de la banda para que vea “qué buenos son”.

Durante la pachanga y enmascarados, Ashley y Jake se besan y (como hemos visto en muchas otras películas con otras actrices como Meg Ryan) algo “sobrenatural e inexplicable” sucede: la suerte de ambos se invierte y Ashley comienza a verse involucrada en líos que antes para ella eran inimaginables, donde Jake ve su vida salir del hoyo, convirtiéndose en un galanazo. El resto de la cinta es predecible y quien conozca bien el género ya sabe a lo que le tira – tendrán que encontrarse para volver a besarse, pero como estaban disfrazados no se reconocen, etcétera etcétera.

Lindsay Lohan and Chris Pine in 20th Century Fox's Just My Luck


Chris Pine and Lindsay Lohan in 20th Century Fox's Just My Luck


Si la tirada de Miss Lohan es llegarle al público que habitualmente ve películas de Julia Roberts o Sandra Bullock – quienes a su vez están buscando la manera de hacer roles más maduros, ahora que ya llegaron a o están arañando los cuarenta- puede que ésta sea la dirección correcta. Donald Petrie es un director con cierto oficio y la cinta se ve bien, bonita, aún si el guión es soso y se siente como anécdota añeja que se estira demasiado para alcanzar la hora y media reglamentarias. No obstante, si lo que desea es precisamente dejar de ser vista como una chavita, entonces deberá dejar estos proyectos de lado y tratar de enfocarse en otras áreas, porque francamente, si bien la película no es mala – cosas peores-, tampoco hace nada por beneficiarla.

Golpe de Suerte / Just My Luck
Con Lindsay Lohan, Chris Pine, Missi Pyle y Tovah Feldhush.
Dirige: Daniel Petrie.
Estados Unidos, 2006

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares