29 ago. 2009

El Gran Truco / The Prestige, de Christopher Nolan

Miguel Cane



Touchstone Pictures' The Prestige



Después del éxito sorpresivo de Batman Begins (en 2005), existía una fuerte anticipación por saber en qué consistiría el siguiente proyecto de Christopher Nolan, que desde debut con la inquietante Following (1998) se ha caracterizado por tomarse un tiempo para planear sus proyectos, por lo que sorprende que El Gran Truco (The Prestige) se estrenara a doce meses de la aparición de su filme anterior y que sea tan impecable como toda su obra anterior.


Basada en una novela de Christopher Priest, esta es la historia, ambientada en la Londres de fines del siglo XIX, de Rupert Angier (Hugh Jackman) y Alfred Borden (Christian Bale) que de ser dos jóvenes amigos y magos que se ganan la vida utilizando su habilidad para realizar distintos trucos que hacen a las personas creer que la magia de verdad existe, se convierten gradualmente en enemigos cuando uno de ellos comete un error en una de sus presentaciones que trae como consecuencia la muerte de la esposa del otro ilusionista.

Christian Bale and Hugh Jackman in Touchstone Pictures' The Prestige


Desde ese momento ambos olvidarán su antigua camaradería y comenzarán una incesante lucha a muerte por convertirse en el mejor mago y por descubrir los secretos del otro. En medio de esta dura batalla, aparecerá en escena Cutre (Michael Caine) el ingeniero que inventa las ilusiones en el escenario y Olivia, (Scarlett Johansson), quien encarna a la nueva asistente y amante de Rupert que, a su vez pretende enviarla como espía para que trabaje para Alfred.

Michael Caine in Touchstone Pictures' The Prestige


De esta forma, ambos seguirán los tres pasos de the pledge (el compromiso), the turn (el cambio) y the prestige (el prestigio), que son la clave del éxito del truco, para convertirse en el mejor y dejar a su oponente en el camino, mostrando así lo que hay detrás de algunos trucos, que muchas veces no tienen nada de agradable ni de mágico, por lo que el filme adquiere tintes angustiantes en medio de secuencias deslumbrantes por el talento de su director y elenco – los protagonistas hacen un trabajo formidable, en especial Bale- mismo que incluye al rockero David Bowie, sensacional en su retorno a las pantallas, quien da vida al misterioso inventor Nikola Tesla, personaje que realmente existió y quien maneja a la perfección el arte de la transportación, el truco principal y el más importante por el que compiten los rivales, por lo que es un personaje clave en el desarrollo de la trama.

Scarlett Johansson and Hugh Jackman in Touchstone Pictures' The Prestige


Siguiendo su acostumbrado manejo de los tiempos perdidos, Nolan realiza una cinta que conjuga todos los elementos que pueden hacer a un filme cautivante: personajes que atrapan al espectador, un conflicto sorprendente y una resolución inesperada. Todo esto con una fotografía impresionante – a cargo de Wally Pfister- que captura una atmósfera casi fantasmal y al mismo tiempo cuidadosamente cimentada en la realidad (aún si todas las locaciones fueron realizadas en estudios en California) y la presenta ante el espectador.


El Gran Truco es una obra maestra que tiene la habilidad de sorprender hasta al espectador más acostumbrado a lo predecible y sobre todo, tiene la cualidad de que mantiene un eco permanente que persiste al terminar la proyección.

El Gran Truco/The Prestige
Con Christian Bale, Hugh Jackman, Scarlett Johansson, Michael Caine, Piper Perabo y David Bowie
Dirige: Christopher Nolan
Estados Unidos/Reino Unido 2006


Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares