28 ago. 2009

Golpes del destino / Million Dollar Baby, de Clint Eastwood

Miguel Cane


The movie poster for Warner Bros. Million Dollar Baby


La vida del adusto Frankie Dunn (Clint Eastwood) está dedicada a crear ídolos del ring. Nadie como él conoce la manera de sanar una herida que sangra, o cómo negociar una pelea (aún si hay que recurrir a instancias poco éticas algunas veces, para hacerlo). Sin embargo, como bien lo nota Scrap Dupris (Morgan Freeman), su compañero de muchos años, un gentil expeso completo que perdió parcialmente la vista en una pelea, Dunn es básicamente un hombre bueno que está en una etapa donde su rutina lo ha hecho prisionero del aburrimiento.}

Esto es hasta que a su gimnasio en un barrio de Los Ángeles llega la joven Maggie Fitzgerald (Hilary Swank), una camarera que se ha levantado de un origen auténticamente miserable y de una familia funesta (literalmente lo que en Estados Unidos se llama white trash), para cumplir su sueño: ser una boxeadora profesional. Al principio, Dunn se opone terminantemente a entrenarla, pero es su candor y dedicación lo que finalmente lo vence y hace que se ocupe de su entrenamiento para convertirla en una de las figuras más deslumbrantes en este deporte antes considerado un territorio exclusivamente masculino.


Clint Eastwood as Frankie and Hilary Swank as Maggie in Warner Bros. Million Dollar Baby


El triunfo de Maggie, bajo el mote de "Mo Cuishle" (un término afectuoso en gaélico) y Frankie, sin embargo, también tendrá sus descargas de desgracia y tragedia, pero no antes de que esta joven trascienda su medio para convertirse en ídolo y lograr su oportunidad.

Inspirada en relatos del exboxeador y entrenador F. X. Toole, la cinta es la número 25 en la cinematografía del celebérrimo Harry el sucio en su modalidad de director y se trata, igual que la amarga y devastadora Mystic River, de una auténtica obra de arte donde el cinema comercial y el cine de arte se unifican para mostrar aspectos insólitos de las relaciones humanas en el minúsculo universo de las peleas de box.}

Eastwood (que además es responsable de la muy sui-géneris partitura musical que acompaña las escenas) se da el lujo de tomar un personaje hecho a la medida y no siente vergüenza de derramar alguna lágrima y de expresamente explorar su lado femenino dentro de las reacciones de Frankie Dunn ante los bestiales, salvajes, embates de la adversidad.}

Dirigida con insólita sensibilidad, esta es una cinta hecha al estilo de la vieja escuela, que consigue involucrar al espectador directamente en la trama y en las tribulaciones de personajes a los que, a lo largo de las dos horas y diecisiete minutos que dura la cinta, uno permite la entrada al corazón. Sin perder un ápice de su carisma, Eastwood demuestra que los machos también lloran y la fabulosa Swank se da el lujo de convertirse en una fuerza de la naturaleza que se ve de pronto interrumpida por la cara violenta del oficio que ama.


Clint Eastwood and Hilary Swank in Warner Bros. Million Dollar Baby


Vencedora como la mejor cinta del año 2004 según la Academia de Artes y Ciencias, y tras noquear al Aviador de Martin Scorsese, la nena del millón de dólares (o bien, si se quiere “Golpes del destino” – espantoso título impuesto por el departamento de marketing de la WB) demuestra que el cinema sentimental que Frank Capra hizo tan vital en los años 30 y 40, sigue vivo y bien. Y si hay un cronista del pulso estadounidense en su modalidad de cinema narrativo, sin duda se trata de Clint Eastwood.

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares