6 sept. 2009

Intriga en Manhattan / Adrift in Manhattan, de Alfredo de Villa

Miguel Cane




El tercer largometraje del cineasta Alfredo de Villa (Washington Heights, Yellow), es una cinta independiente, mas no por ello necesariamente poco interesante, que sigue el formato creado por el desaparecido (¡y genial!) Robert Altman en filmes hoy clásicos como Nashville (1975) y Short Cuts (1993), sirviendo como patrón para cintas posteriores como Magnolia (Paul Thomas Anderson – 1999) y Crash: Alto impacto (Paul Haggis – 2004), es decir, tomar a un grupo de personajes aparentemente disímiles y colocarlos en situaciones coincidentales que se narran de manera paralela, uniéndose en cierto punto (El Negro González Iñárritu, antes de su muy sonada trifulca con Arriaga, era afecto a esta clase de historias) para resolver el conflicto.

Construida con cuidado y un aire melancólico, Intriga en Manhattan no busca inventar el hilo negro, ni siquiera busca sorprender y acaso esa modestia es lo que mejor funciona en esta historia, filmada totalmente en locación, cuya anécdota principal gira en torno al muy joven Simon, un introvertido empleado de una tienda de equipo fotográfico, cuya madre es obsesiva y asfixiante, que sólo halla solaz paseándose por las calles de la ciudad, tomando fotos al azar, de cosas y situaciones que le llaman la atención.


Su camino se cruzará con el de la deprimida Rose (Heather Graham, aún muy guapa, pero cuya estrella no recupera el brillo de antaño) una joven madre que aún guarda luto por la muerte de su pequeño hijo, lo cuál trajo como consecuencia la separación con su marido, un profesor universitario llamado Mark (Billy Baldwin), que trata, por todos los medios, de reconciliarse con ella y volver al hogar familiar.

Rose es oculista y uno de sus pacientes, Tommaso (Dominic Chianese), que está quedandose ciego, comienza a relacionarse con su compañera de trabajo, Isabel (Elizabeth Peña). Pronto, debido a un impulso de Simon, las vidas de estos personajes, que han sufrido o van a sufrir alguna pérdida irreparable, se entecruzarán conduciéndolos a un desenlace que no sorprenderá al espectador que esté atento y siga a los personajes mientras van a la deriva en una ciudad de Nueva York a la par consoladora e indiferente.

Los actores trabajan bien con el guión, más bien ambiguo, escrito por el director y Nat Moss, dándole a la cinta un ritmo que en papel seguramente no tiene y manifestando las ansiedades y decepciones de los personajes, con humanidad. La cinta es de producción modesta y consigue seguir la tradición altmaniana, sin resultar confusa, aunque sí se siente un poco fragmentada hacia la conclusión.


En una temporada de estrenos apoteósicos y multitaquilleros, algunas veces es necesario hacer balance con películas de factura más sencilla, aunque exijan un poco más de atención. El espectador que guste de los rompecabezas y los misterios que se revelan poco a poco, sin duda encontrará que esta película, que seguramente se verá masacrada en salas por los estrenos más grandes encabezados por Indiana Jones y Carrie Bradshaw, se encontrarán agradecidos y satisfechos de poder encontrarla.

Intriga en Manhattan/Adrift in Manhattan
Con Heather Graham, Dominic Chianese, Billy Baldwin, Victor Rasuk y Elizabeth Peña
Dirige: Alfredo de Villa
Estados Unidos, 2007

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares