7 oct. 2009

Coco antes de Chanel / Coco avant Chanel / Coco before Chanel, de Anne Fontaine

Los usos de la elegancia

Miguel Cane




Las consabidas 'biopics' – es decir, películas (semi-o-totalmente, según sea el caso) biográficas, existen básicamente por dos razones, desde el inicio de la cinematografía: 1) Para acercar aspectos de un personaje notable a espectadores que de otro modo no tendrían una semblanza sobre él/ella y 2) Para garantizar el lucimiento del actor/actriz en cuestión, para acercarlo (a) a algún reconocimiento – es bien sabido que habitualmente, a la hora de los Oscares, una biopic puede aplastar a cualquier interpretación, por interesante que ésta sea (recuérdese el caso de Marion Cotillard y su regularzona Piaf, comiéndole el mandado a Julie Christie).




En el caso de Coco antes de Chanel, hay muy poco que reprocharle a la impecable ambientación y, en definitiva, a la recreación ilustrada del contexto histórico y social por el que se movió la insolente juventud de Gabrielle Chanel, desde su juventud en la pobreza, pasando por su sueño frustrado de ser estrella de cabaret, hasta su llegada a la cúspide del mundo de la moda, donde se convertiría en una auténtica figura icónica por derecho propio.




No obstante lo bonito y vistoso de este paquete, el resultado es una biopic complaciente y algo sosa, que desaprovecha la oportunidad de desnudar (por así decirlo) los orígenes de la mujer cuando aún no era una diosa: su ambición, su lucha sin reposo – todo esto, en manos de la dulcítona Audrey Tautou (que sigue instalada en Amelié y esto francamente alarma, porque ha transcurrido casi una década y no demuestra una evolución palpable como actriz, aún pese a su carisma notable) y en parte esto es responsabilidad de la directora Anne Fontaine, que técnicamente no tiene falla y se cuida mucho de los anacronismos, pero a cambio entrega una perspectiva más bien acartonada y desdibujada que desaprovecha los elementos que tiene a mano, yéndose más por una especie de redundancia sobre la figura histórica, sin explorarla del todo.

El que la película concluya antes que Coco sea la cabeza de la casa Chanel, podría ser la ocasión ideal para descubrir algo que se relacionara con su inspiración y vocación pero prefiere irse por el lado fácil de sus despropósitos amorosos y sexuales, mostrándonos a la futura Coco como una mariposilla social que no encaja del todo y que se acerca peligrosamente a la llama que representa el seductor Arthur 'Boy' Capel (interpretado por Alessandro Nivola con un fuego que contrasta con la corrección mecánica de la Tautou y obviamente ambos chocan, carentes de química) el aristócrata prohibido con el que tiene un romance lamentablemente plano y reseco de pasión y sustancia.




La cinta no es deficiente, pero tampoco es definitiva: no hay nada del allure que uno esperaría de un personaje así y al final, es como un vestido glamoroso, pero al que le falla la percha; es decir, aunque la elegancia se advierte, el uso que se hace de ella no es totalmente adecuado y al llegar al final, la película (por no decir el espectador) paga un precio demasiado alto.

Coco antes de Chanel/Coco avant Chanel
Con Audrey Tautou, Alessandro Nivola y Marie Gillain
Dirige Anne Fontaine
Francia/Gran Bretaña 2009

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares