12 feb. 2010

Enseñanza de vida / An Education, de Lone Scherfig

Los sueños de jovencita

Miguel Cane


Jenny Miller (la deslumbrante Carey Mulligan, que es todo un hallazgo) es una chica de 16 años en el todavía un tanto conservador Londres de principios de los 60, enfocada en sus estudios y su meta de ser admitida en Oxford. Tras iniciar una relación con David Goldman (un carismático e irresistible Peter Sarsgaard), que le dobla la edad, otro mundo se abre ante ella. Empieza a ir a elegantes restaurantes, conciertos de jazz y viajes a París. Jenny pasa de ser una jovencita modelo protegida por sus padres (Cara Seymour y un enorme Alfred Molina) a convertirse en una chica que se mueve en el mundo adulto.




Esta historia de una chica saliendo de la crisálida de su juventud y entrando en el mundo adulto a través de una persona cosmopolita, es narrada con gran estilo por Lone Scherfig, directora danesa de Italiano para principiantes y Wilbur se quiere suicidar, que reconstruye con encanto y sensibilidad, así como un gran ojo y oído para el detalle, el ambiente de la época y transmite la emoción del descubrimiento que experimenta su personaje central. Está ayudada por una gran fotografía a cargo de John de Borman, cuyas imágenes nunca parecen artificiales o rodadas con más ornamento de lo que la fluidez de la narración requiere.


En el centro del proyecto está el guión de Nick Hornby, que ha visto varias de sus novelas llevadas a la pantalla (Alta fidelidad, About a boy y dos veces Fever Pitch) y que en esta ocasión adapta las memorias de la periodista Lynn Barber. Horby realiza un sólido trabajo con su adaptación, que consigue trasladar los atractivos que normalmente tienen sus novelas al lenguaje cinematográfico. La conjunción de patetismo, ligereza y tono está perfectamente lograda, sabiendo combinar un desarrollo fluido con ajustada sensibilidad y una inteligente evolución de sus personajes. Hornby crea personajes completos y les da espacio, algo que los actores aprovechan para coger aire y entregar en conjunto interpretaciones a un alto nivel, que incluyen a Rosamund Pike como una mujer de mundo, Olivia Williams como una profesora dedicada, el galán Dominic Cooper como un donjuán y una aparición especial de ese portento de la escena que es Emma Thompson, que se roba sus breves minutos en pantalla como la directora del estricto colegio de Jenny y le brinda una calidez notable a su réplica con la joven Mulligan.


La historia se plantea y en parte evoluciona de forma sobresaliente. Como relato, Enseñanza de vida está ligada a la veracidad de las memorias de Barber, pero desde el punto de obra de ficción que en apariencia la película tiene, la realidad de esta historia hace que pierda parte de su propósito y desvirtúe el desarrollo seguido. En su tercer acto, la historia deja de ser ya totalmente sobre la evolución de Jenny y su choque con la realidad, ya que su desengaño no es consecuencia lógica sino una forma de maquinación.

Este es un filme de gran calidez, encanto y que contiene la dosis justa de amargura para narrar la aventura de la llegada súbita de una chica a lo mejor de una vida adulta y sus consecuencias, y que gracias sus enormes virtudes consigue resistir el vaivén que supone la en parte excesiva facilidad de su desarrollo final. Más que una manida comedia romántica, esta cinta es una mirada a la vida de alguien y de este modo, atrapa y compensa con creces al espectador, por lo que no sería hipérbole llamarla una verdadera (y modesta) joya.

Enseñanza de vida/An Education
Con Carey Mulligan, Peter Sarsgaard, Dominic Cooper, Rosamund Pike, Olivia Williams, Cara Seymour, Alfred Molina y Emma Thompson.
Dirige: Lone Scherfig
Reino Unido, 2009


Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares