13 mar. 2010

La chica del verano / Raise your voice, de Sean MacNamara

Miguel Cane


Hilary Duff in New Line Cinema's Raise Your Voice


El que sea temporada de películas palomeras no justifica el que algunos estrenos aparezcan -- con retraso, porque no hubo momento más oportuno- con la intención de sorprender a los espectadores. El caso de La chica del verano es ejemplo claro de esto. Se trata de una cinta que fue espectacular fracaso de taquilla en Estados Unidos y que llega aquí con un título oportunista amparándose en la ola de reality-shows estilo “La Academia” en los que “gente como uno” puede realizar su sueño de cantar y ser estrella.


Johnny K. Lewis , Oliver James and Hilary Duff in New Line Cinema's Raise Your Voice


La chica a la que el insípido título alude es la irritante Hillary Duff, quien gracias a la total ausencia de gusto de los adolescentes estadounidenses, ha alcanzado un estatus de superstar instantánea, con una serie de horrendas e insulsas películas (Lizzie Mcguire, La moderna Cenicienta) y la profundidad de interpretación de un disco de 45 revoluciones por minuto.

La predecible trama gira en torno a la estereotípica Terri Fletcher (Duff) que tras un traumático accidente se siente responsable de la muerte de su hermano mayor. Esto deriva en que su dinámica familiar sea un cúmulo de clichés (padre autoritario, madre buena gente pero inútil) y por lo mismo, apoyada por su tía “bohemia” (una terriblemente desperdiciada Rebecca DeMornay) la güerita aproveche para darse a la fuga rumbo a un campamento de música. Una vez ahí, conoce a una galería de personajes bastante conocidos – los que nunca pueden faltar en una película de esta categoría- incluyendo al blandengue pero bien parecido Jay (Oliver James), que uno sabe es un romántico, sólo por el hecho de ser inglés y sensible(ro).


Oliver James and Hilary Duff in New Line Cinema's Raise Your Voice


Por supuesto, es fácil adivinar en qué termina todo y de hecho, es más entretenido verlo en casa y gratis (al menos se contaba con la presencia ácida de Lolita Cortés imitando a Cruella DeVil), con los programas que buscan el nacimiento de una estrella. Por supuesto, la niña Duff en ningún momento canta en vivo, todo es playback y además se nota, lo cuál contribuye a buscar (uno supone) algún tipo de valor kitsch como le ocurrió a Glitter, la memorable estupidez que casi acabó con la carrera de Mariah Carey.

Así, en medio de los lugares comunes, los personajes desdibujados y las situaciones forzadas e inanes, transcurren noventa minutos que el espectador pierde y no recuperará jamás. El misterio de cómo Rebecca DeMornay y Rita Wilson (que interpreta a la mamá de este endriago oxigenado) vinieron a dar a este proyecto, puede resultar más interesante de resolver que cualquier intriga romántica y/o de competencia que pueda intimar la trama… ¿por qué están ahí? Ciertamente no es por dinero – Rita Wilson es la señora de Tom Hanks.

Esto es un injustificable desperdicio de tiempo y dinero que, no vaya a ser la de malas, sólo puede servir para darle alas a gente sin talento (como la señorita Hilary Duff), así que cualquier día sale una versión mexicana, estelarizada por la celebérrima Jolette. Sobre advertencia no hay engaño. Esta no es la chica ni de este ni de ningún otro verano.

La chica del verano/Raise your voice
Con Hilary Duff, Rebecca DeMornay, Rita Wilson, Oliver James y David Keith. Dirige: Sean MacNamara Guión: Mitch Rotter y Sam Schreiber. Música: Aaron Zigman.Distribuye: Artecinema (Estados Unidos, 2004)

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares