30 may. 2010

Las siete vidas de Antonio Banderas

Es el actor español más famoso y fácilmente reconocido del mundo. Tiene una carrera que ya casi suma treinta años, y ahora regresa a las pantallas como el célebre gato con botas de Shrek.

Miguel Cane

Nadie puede negarle a Antonio Banderas (Málaga, 1960) que ha llegado lejos. Desde su debut de mano de Almodóvar en Laberinto de pasiones, ha trabajado de manera incansable, siendo uno de los pocos actores que dio completamente el salto en el llamado “crossover” -- Salma Hayek es otro ejemplo- para convertirse en un superastro de Hollywood, sin temerle absolutamente a nada.




Ahora, tras un par de años de ausencia, Banderas regresa a la pantalla con Shrek Forever After en el papel del Gato con Botas personaje que debutó en la segunda entrega de la franquicia y que dice es la antítesis de los héroes que le ha tocado interpretar.

La popularidad y fuerza del felino, empero, le ha valido la creación de una película entera para DreamWorks a estrenarse en el 2012, para la cual ya empezó a trabajar con la mencionada Salma; por mientras, se prepara para volver a rodar con Almodóvar y Penélope Cruz la controversial nueva cinta del cineasta manchego titulada La piel que habito, con miras a estrenarse en 2011, mientras que este año también forma parte del elenco de la nueva cinta de Woody Allen You Will Meet a Tall Dark Stranger, que debutó en mayo en el Festival de Cannes.




Esta es la cuarta entrega de "Shrek", casi 10 años de éxitos, ¿Qué mantiene esta franquicia tan fresca y qué es lo que supones que atrae tanto al público?
¿Sabes? Yo creo que la base de todo es la posibilidad que ha dado la película para gustar a los niños y a los padres, pero muy especialmente a los padres ... Hay algo también muy importante ... la frescura que se da por el método de trabajo: nosotros no estamos absolutamente condicionados a decir las líneas de una manera específica sino que se nos permite mucho improvisar ... y yo sé que ese no es el método que se hace en todas las películas de animación.

¿Qué hay de Antonio en el Gato con Botas?
El Gato me ha dado la posibilidad de reírme de mí mismo y de reírme sobre todo de algunos grandes personajes que he hecho que son casi mitológicosm como "El Zorro", como "Desperado", como "El Guerrero 13". Películas heroicas donde he hecho personajes muy grandes. Es un alivio poder divertirme con eso.

¿Dirías que el Gato sería como la antítesis?
¡Exactamente! De pronto todo eso se queda reducido a un gatito. Se convierte en un alter ego de algunas de las cosas que he hecho, pero no tanto de mí. ¡Ojalá! A mí me gusta mucho el gato, me gustaría ser tan irónico como él y tener de alguna forma el misterio que tiene él.




No será el Zorro, pero este Gato ha tenido tanto éxito que están haciendo una película sobre él ¿Qué nos puedes adelantar?
Lo que te puedo adelantar sin revelar mucho es que es una película que se separa un poquito del estilo de "Shrek", que no va tanto por la anticultura o por reírse del pop sino se apoya mucho más en lo épico.

¿Aparecerán otros personajes de "Shrek?
No, esta vez él es el único. Todos los personajes que lo rodean son nuevos porque vamos desde el principio de su vida ... Está en un orfanato y tiene algo de "Oliver Twist" la historia. Es muy dulce y es casi emotiva en algunos momentos. Pero no pierde el humor que lo distingue. Ya verán, es una grata sorpresa.

Estás participando y produciendo cine animado en España (como el cortometraje postulado al Oscar "La Dama y la Muerte") ¿Cuál es el próximo proyecto de Kandor Moon?
Estamos ahora realizando nuestro segundo largometraje, que se llama "Goleon". Estamos desarrollando incluso nuestro propio software, trabajando para ello con empresas de innovación en España, con la Universidad de Granada y nuestros propios programas de 3D estereoscópico, que son espectaculares.

¿Qué aprendiste de "Shrek" que te sirva para esto?
Mucho. Sobre todo el método para trabajar con los actores que van a estar en la película y eso es precisamente lo que yo voy a hacer en "Goleon", dirigir las voces, y producir.

Hablando de dirección, tienes dos películas como tal: Crazy in Alabama y El camino de los ingleses ¿Vas a volver detrás de la cámara?
Tengo algunos planes. Acabo de terminar ahora mismo una fusión de mi compañía, que ha operado durante cinco años a un nivel muy humilde, y vamos a dar un salto cualitativo y cuantitativo ... Vamos a atacar una película probablemente con Melanie (su mujer, la nominada al Oscar Melanie Griffith) porque me apetece mucho dirigirla otra vez y ella tiene muchas ganas de trabajar, como nunca la había visto en estos 15 años, desde que tuvimos a Stella. Esta película va a ser más fuerte. No te puedo adelantar muchas cosas pero va a sorprender mucho.

¿Cómo te fue trabajando con Woody Allen?
¡Fue algo fantástico! Yo iba con un cierto miedo, porque aunque soy un gran admirador de toda la vida, tenía algunas reservas, me habían dicho que era frío con los actores, que no les decía mucho. Pero para mí era una fuente de información. Yo lo que hacía era ir y preguntarle y en el momento que le daba al botón, él me daba toda la información que le pedía. Creaba un ambiente en el set de trabajo fantástico. Me gustó mucho su lógica. Date cuenta que yo en el año 85 llevaba una camiseta con la cara de Woody Allen, con un gorrito y las gafas. Cuando llegué al set y lo vi exactamente igual no me lo podía creer. ¡Era trabajar con una leyenda!

¿Qué puedes decir de tu personaje?
Básicamente soy el dueño de una galería de arte y contrato a Naomi Watts y entre los dos ocurre algo. ¡Pero no se más porque Woody me dio solamente mi parte (risas) ... Después el día que llegué por primera vez a rodar me dio el guión y yo le pregunté, "¿Quieres que lo lea, el guión completo?" Y él me dijo (imita la voz de Allen en inglés): "No es necesario. Es decir, si quieres leerlo es tu decisión, pero puedes hacerlo sin leerlo". Y yo decidí no leerlo. Él me dijo que mi papel era completamente independiente del resto de la película, por lo tanto me sorprenderé cuando la vea.

¿Y la vuelta con Pedro...?
Es un sueño muy acariciado por ambos. Hace años que adquirió los derechos de una novela llamada Tarántula, de Thierry Jacquot y ha sido un proceso muy largo, hacer la adaptación, para dejarla como a él le gusta. Además, la logística, lograr que todos estuviéramos disponibles. No ha sido fácil, pero tengo muchas, muchas ganas de volver a trabajar con él, y de trabajar con Penélope.

¿Te atreverías a decir que has triunfado?
Pues no lo sé, pero me gusta creer que algo bueno debo haber hecho, que estoy haciendo esto, que es mi pasión y viviendo de ello. Me siento profundamente feliz, y agradecido. No siempre puedes hacer lo que quieres y yo hasta ahora lo he conseguido. Es trabajo duro y mucha suerte. Aquí sigo, y seguiré... ¡como el Gato con Botas, parece que tengo siete vidas!



Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares