14 ene. 2011

Amor y otras adicciones / Love and other Drugs, de Edward Zwick

Adictos al amor

Miguel Cane



La comedia romántica, como hemos hablado otras veces en este espacio, es un género que no es tan facilote como la gente cree: tiene su gracia, su 'timing' y cuenta con muchos elementos – entre ellos la química entre los protagonistas, que es indispensable- para triunfar. Por eso, ahora que se estrena la nueva cinta de Edward Zwick, Amor y otras adicciones, es un error presentarla como una comedia romántica, sobre todo porque no es exactamente eso y tiene como principal inconveniente una errada campaña de marketing que no es del todo fiel al argumento que busca contar.





Edward Zwick es un estupendo y muy capaz director que viene avalado títulos como: Contra el Enemigo, Gloria, El último samurái o la celebérrima Leyendas de pasión, que consagró a Brad Pitt como una estrella, a mediados de los 90. Lleva como protagonistas a Anne Hathaway, veterana del género y luminosa actriz (¿Recuerdan su espléndido trabajo Rachel Getting Married?) y a Jake Gyllenhaal que es un muy buen actor, pero que en cintas como esta parece un poco bajo de forma, donde, Anne, dentro de la sencillez de su registro es el mejor elemento de la cinta, que está definida como una comedia romántica pura y dura, con los canones obligados del género y sin excesivo fondo como para triunfar en exceso, pero en realidad se trata de otra cosa, aparte de los elementos ya señalados.



Maggie (Anne) es una mujer independiente con espíritu libre, que no deja que nada ni nadie la ate. Pero conoce al ambicioso Jamie Randall (Gyllenhaal), cuyo implacable e infalible encanto le sirve bien tanto con las mujeres como dentro del despiadado mundo de las ventas farmacéuticas (es representante de Pfizer, que es el verdadero trasfondo de la historia). La evolución que sufre la relación entre estos dos, los toma por sorpresa, están acostiumbrados a ligues sin consecuencias, hasta que se descubren bajo la influencia de la droga final: el amor.




Pero falta mucho alrededor de esta relación para hacerla creible y si no contara con Anne como la protagonista, posiblemente se tambalearía más rápido. Se nota que ella está más que curtida en el asunto (aunque no siempre por mucho hacer películas se hacen mejor, o que se lo digan a Jennifer Aniston, que no puede actuar ni por favor). En cambio alguien que podría haberse ahorrado el trabajo es Jake Gyllenhaal, quien se le nota ciertamente fuera de juego y sin el apoyo del notable elenco de soporte – que incluye a la maravillosa Jill Clayburgh en lo que tristemente es su última aparición en pantalla, tibio colofón para lo que fue una de las carreras más brillantes del cinema de los 70- estaría perdido. Es buen actor, pero no se le da la ligereza necesaria para estos menesteres.

Película rapidita, sin exigencias, que tiene el sello de calidad de Zwick, pero se queda corta, justifica el costo dek boleto y las palomitas, si acaso sólo por el trabajo de su protagonista, pero Anne, definitivamente, tiene un futuro mucho más interesante que esto.

Amor y otras adicciones/Love and other Drugs
con Anne Hathaway, Jake Gyllenhaal, Oliver Platt, Hank Azaria, Gabriel Macht, .George Segal y Jill Clayburgh
Dirige: Edward Zwick
Estados Unidos, 2010


Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares