6 ene. 2011

Hereafter / Más allá de la vida, de Clint Eastwood

Entre la vida y la muerte

Miguel Cane




La muerte y el temor que ésta inspira son temas que siempre nos han intrigado como espectadores. Por lo mismo, es inevitable que los grandes directores se atrevan con alguna cinta que toque, aunque sea de modo tangencial, este tipo de tramas. En su más reciente filme, Clint Eastwood lo encara de frente y lo hace de una manera brillante, Más allá de la vida puede desconcertar a más de uno de sus admiradores más rendidos, porque es una película de Clint Eastwood que no se siente como tal y quienes le entren a este juego de sombras y ambiguos misterios, disfrutarán de una película sólida, inquietante, hermosamente realizada y llena de misterios que se van con el espectador de la sala.

Esto en parte se debe al excelente guión de Peter Morgan –creador de The Queen y El desafío: Frost contra Nixon–, que cuida la creación de cada personaje dotándolos de dudas, esperanzas, miedos y otras incógnitas, y construye un melodrama en el que las almas de los difuntos son una pieza clave. Sin sucumbir al horror barato o al sensacionalismo shyamalanesco, Morgan manifiesta ese deseo de trascendencia por medio del amor, la emoción más humana; desde luego, en la película se habla de fantasmas, pero este no es un cuento de terror, sino un drama serio y emotivo, que habla de la muerte con una profunda y conmovedora humanidad.




Como en tantas cintas de su carrera, la versatilidad y el talento de Eastwood le permiten captar en su lente, aspectos de la vida, que de otro modo no percibiríamos; así nos cuenta tres historias paralelas que se encuentran: la de Marie (Cécile de France), una periodista francesa que vive una horripilante experiencia tras ser arrastrada por un tsunami; la del buen George Lonegan (Matt Damon, excelente), un médium estadounidense convencido de que lo suyo no es un don sino una tragedia, y la de Marcus (Frankie McLaren), un niño inglés que pierde a su gemelo en un accidente y que no puede con la culpa de sobrevivirlo. Las anécdotas secundarias refuerzan a estas tramas convergentes: La madre de los gemelos (Lyndsey Marshal) es una drogadicta que experimenta su tragedia en mitad de un proceso de desintoxicación y el hermano de George, Billy (Jay Mohr), prefiere que éste se olvide de ser operario en una fábrica y explote comercialmente su habilidad para comunicarse con el más allá. Las historias se conectan, se extienden y nos atrapan mientras nos plantean preguntas muy válidas.

Eastwood no sacrifica su estilo, pese a la naturaleza de la cinta (algo similar ocurrió con Mystic River, que era un thriller violento, pero igualmente humano y sosegado en su narración) la trama fluye con sencillez y elegancia, mostrándonos un melodrama adulto, sobrio y nada efectista que tal vez no responda nuestras preguntas, pero sí que ayuda a ampliar nuestro punto de vista. Un estreno interesante para sobrevivir al frío invierno que azota las carteleras.

Hereafter/Más allá de la vida
con Matt Damon, Cécile de France, Jay Mohr, Lyndsey Marshal, Frankie McLaren y Bryce Dallas Howard
Dirige Clint Eastwood
Estados Unidos/Francia/GB 2010


Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares