19 jul. 2011

Camino a la libertad / The Way Back, de Peter Weir

Valor a toda prueba

Miguel Cane




Peter Weir es un gran director. Lo mismo con filmes de apacible belleza e inquietante secreto como Picninc en Hanging Rock, elegantes y perturabadores como The Truman Show o en producciones millonarias como Master and Commander (2003), relata el espectacular viaje a pie de seis hombres y una chica desde Siberia a la India, con aires épicos y poco melodrama, resultando esto en Camino a la libertad, un filme rico en paisajes y dificultades, con un muy buen elenco.



Jim Sturgess, Colin Farrell, Ed Harris y la joven Saoirse Ronan aportan sus nombres y rostros, aunque el filme no requiere de especial talento interpretativo ya que el verdadero protagonista de la película es el viaje en sí: Siete prisioneros en un Gulag ruso en Siberia logran escapar en 1941; para intentar no ser capturados, únicamente pueden dirigirse hacia el sur, iniciando un camino que los lleva a cruzar Rusia, Mongolia, China y Nepal hasta llegar finalmente a la India, todo a pie. No todos ellos lograrán sobrevivir.



La cinta está basada en el libro de Slawomir Rawicz La larga marcha, que relata su éxodo hacia la libertad, aunque en 2006 la BBC descubrió que su autor fue puesto en libertad por las autoridades rusas en 1942 y que nunca pisó Mongolia, el desierto de Gobi o las nieves del Himalaya y que su historia se basaba en la vida otro soldado polaco encarcelado, Witold Glinski. Pero no hay que olvidar que la verdad nunca afecta lo que es una buena historia. Tal vez fue este hecho el que acabó de convencer a Weir de dirigir el proyecto, quien inicialmente rechazó la dirección por estar basada la película en, teóricamente, hechos reales.



El retorno al cine de Weir tras ocho años, demuestra que su habilidad para la aventura, la épica y la narrativa sigue intacta. Weir huye de los horrores de la época, de los juicios morales, del peso de la Historia para contarla épica aventura de un grupo de personas a lo largo de un continente, con gran cantidad de peligros cuyo escenario histórico y carga dramática de sus personajes son más una excusa narrativa que los verdaderos protagonistas del guión. Co-producida por National Geographic, la cinta muestra espléndidos paisajes naturales que su director aprovecha al máximo, especialmente en la primera mitad, cuando la película es tan atractiva como sus locaciones.



El reparto está encabezado por el afable británico Jim Sturgess y lo forman también Ed Harris, Colin Farrell, la formidable adolescente Saoirse Ronan y Mark Strong. Todos ellos cumplen con unos roles acordes al tono de esta historia. Harris destaca como es habitual, interpretando a un hermético estadounidense de nombre Mr. Smith. Colin Farrell, como un cínico criminal ruso, aporta la nota humorística y eso da muestra del enorme actor que realmente es.



Al final, Camino a la libertad cumple lo que ofrece el texto que aparece en el primer minuto en pantalla, con tres personas que llegan a India tras un viaje de once meses y más de cuatro mil kilómetros a pie y habiendo hecho protagonista al viaje en sí, más que a las personas que lo emprendieron y los hechos que les llevaron a hacerlo. Emotiva, cáustica, entretenida y con elementos de excelencia, la cinta es una alternativa a la habitual marea de superestrenos en la temporada y ofrece a los espectadores – principalmente gustará a un público más maduro – una obra sensible y lograda de uno de los grandes cineastas de su tiempo, que nunca ha temido escaparse de los formulismos convencionales de lo comercial. Especialmente recomendada para viajeros.

Camino a la libertad/The Way Back.
Con: Jim Sturgess, Colin Farrell, Ed Harris, Saoirse Ronan, Mark Strong, Dragoş Bucur y Gustaf Skarsgård
Dirige: Peter Weir
Australia/Estados Unidos/Reino Unido.

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares