5 dic. 2012

Zoe Kazan: “Escribir es mi pasión”

Miguel Cane.



Lo que se hereda no se hurta, reza el popular dicho, y en el caso de Zoe Kazan (Los Ángeles, 1983) es la prueba de ello. Hija del oscarizado guionista Nicholas Kazan y nieta del legendario cineasta y escritor de origen griego Elia Kazan —creador de filmes clásicos como Un tranvía llamado deseo, Nido de ratas, Esplendor en la hierba, Al este del paraíso y El último magnate—, esta joven, vivaz y de agudo sentido del humor, empezó desde abajo con papeles menores en diversas películas, pero hoy puede alcanzar el reconocimiento como guionista y protagonista de Ruby Sparks, la más reciente cinta dirigida por Jonathan Dayton y Valerie Faris (creadores de Pequeña Miss Sunshine) que llega esta semana a cartelera. En ella aparece con el actor de cine independiente Paul Dano (su pareja en la vida real), y con Annette Bening y Antonio Banderas. Dano interpreta a un escritor con un severo caso de “bloqueo creativo” que de forma inesperada, al escribir un ejercicio de terapia, acaba por crear a la mujer ideal.



¿QUE TE INSPIRÓ A ESCRIBIR ESTA HISTORIA TAN PECULIAR?

Siempre me ha fascinado el mito de Pigmalión, siempre fui una fan de la mitología griega. Un día estaba pensando en ello y cuando me desperté a la mañana siguiente, Calvin y Ruby se encontraban en mi cabeza. Así empecé a escribir y de ahí viene toda la historia. Fue muy divertido.

¿DESDE EL PRIMER MOMENTO PENSASTE EN PAUL DELANO PARA EL PAPEL PRINCIPAL?

Cuando escribo, normalmente, se lo enseño a Paul. Él suele llegar cansado del trabajo, pero yo siempre le digo: “Cariño, tienes que leer esto” y él es adorable por darme gusto. Eso es lo que pasó, escribí las cinco primeras páginas a toda velocidad esa misma mañana y cuando llegó, le dije: “Creo que esto es bueno”. Lo leyó y me dijo: “Ah, estos somos nosotros”. Ni siquiera me había pasado por la cabeza, pero cuando me dijo eso yo le contesté: “Por supuesto”. Había descrito a Calvin como una persona delgada y alta con gafas. Obviamente estaba describiendo a Paul. Así que escribí el resto de la historia pensando que quería que Paul actuara como Calvin.



¿CÓMO FUE ENCARNAR UN PAPEL COMPLEJO COMO EL DE RUBY? ¿EXISTE ALGUNA SIMILITUD ENTRE USTEDES?

No, no. Somos bastante diferentes. De hecho, yo no pensé en interpretar a Ruby hasta que quedaba poco para la producción de la película. Yo estaba ayudando a Paul a ensayar una escena en el parque y Jonathan y Valerie dijeron “esa es Ruby, justamente ésa, ¿por qué no la haces tú?”. Verás, Ruby es mucho más franca que yo; yo no soy tan directa. Soy ambiciosa y creo que eso es algo que puede resultar poco atractivo. Por eso trato de esconderlo, pero es algo que forma parte de mí. En cambio Ruby no trata de impresionar a nadie. Me gustan esas cualidades suyas.

¿Y TRABAJAR CON TU PAREJA?

Ya habíamos hecho una película; en realidad nos conocimos actuando juntos en una obra de teatro. Es muy fácil trabajar con Paul; es encantador y un actor excepcional, pero fue complicado en algunos momentos. Pasábamos 14 horas juntos en un set y luego el resto en casa. Creo que es más o menos como tener un bebé, nadie tiene tiempo para dormir lo suficiente. Es una situación en la que hay algo que es más importante que tu relación. Le dedicas todo el tiempo a la película. Llegamos a discutir por cosas por las que jamás habríamos discutido en la vida real, como por ejemplo el tipo de música que queríamos escuchar en el coche (risas). Pero al final salimos fortalecidos de la experiencia, debo agregar.

CALVIN SUFRE UN BLOQUEO DE ESCRITOR. ¿COMO ESCRITORA, LO HAS EXPERIMENTADO ALGUNA VEZ?

No, nunca… hasta ahora. Puedo liberarme de esa presión que suele tener el escritor porque tengo otro trabajo que me encanta, el de actriz. Por lo tanto, si no estoy inspirada, no me tengo que sentar delante de una página en blanco y martirizarme, como Calvin. Si me quedo estancada con algo, simplemente lo dejo hasta que me siento lista para terminarlo. En cuanto a este proyecto en particular, escribí el primer borrador en muy poco tiempo, dos semanas y media o tres.

LA CONEXIÓN CREADOR-OBRA ENTRE RUBY Y CALVIN ES MUY COMPLEJA.

Creo que cuando eres joven estás continuamente cambiando y encontrando partes nuevas de ti mismo. A veces te despiertas por la mañana sin saber por qué te encuentras tan mal. Esas son experiencias humanas normales. Ruby no sabe que en realidad Calvin la está cambiando. Y entonces la película te plantea si estarías tentado a controlar a alguien si tuvieras el poder para hacerlo. Al principio son todo impulsos, entonces avanzamos en la relación entre Ruby y Calvin, y, de repente, empieza a ser todo elecciones. La elección de Calvin es: ¿la controlo?, ¿la cambio?, ¿es feliz?, ¿me va a dejar? Esas preguntas lo aterrorizan y obligan a hacer cosas que no haría normalmente. Creo que muchas personas harían cosas extremas bajo esas circunstancias si tuvieran miedo. La amenaza de la pérdida de un amor es un sentimiento muy intenso.

¿QUÉ ESCRITORES TE INSPIRAN?

Me encanta Woody Allen. Cuando estábamos trabajando en Ruby Sparks, Jon, Valerie y yo hablamos sobre La rosa púrpura de El Cairo. Es un buen ejemplo de una película que tiene una magia totalmente inexplicable y maravillosa.

TIENES UNA HERENCIA ASOMBROSA. ¿SABÍAS QUE TRABAJARÍAS EN EL MUNDO DEL CINE CUANDO ERAS NIÑA?

Siempre me ha interesado el cine. Desde pequeña he estado expuesta al arte y a la cultura. Pero no sé si es algo heredado. Mis padres sabían cómo criar a una niña creativa porque ellos mismos habían sido niños creativos. Así es que esa ha sido la ventaja de mi herencia. Aunque tampoco le doy demasiada importancia. Para mí, la pasión es la parte más importante de la ecuación, ya que eso es lo que me hace levantarme cada mañana y querer trabajar muy duro. No recibí una educación de Hollywood. No crecí con la sensación de que venía de una familia privilegiada. Mis padres tienen los pies bien puestos en la tierra y mi abuelo también. Llevábamos una vida normal. También creo que haber estado expuesta a la fama desde tan joven me ha hecho sentir que no la necesito, en ese sentido no soy ambiciosa.

HAS CONSEGUIDO MUCHAS COSAS SIENDO MUY JOVEN. ¿CUÁLES SON TUS OBJETIVOS?

No suelo hacer planes. Creo que, cuando estás empezando tu carrera como actor, simplemente tienes que coger lo que te llegue. Me siento muy afortunada porque he trabajado con un montón de directores de cine muy buenos, pero también hice audiciones para todo lo que había y para la mayoría no era la más adecuada. Ahora reflexiono mucho más a la hora de tomar decisiones. Por ejemplo, quiero tener algo de tiempo para escribir. Esa es una decisión que no habría tomado antes; pero es que he hecho cuatro películas este año y no necesito hacer más durante un tiempo. Ahora mismo Paul y yo estamos hablando de la posibilidad de empezar con nuestra propia productora. A los dos nos encantó la experiencia de esta película y nos gustaría volver a hacerlo. También quiero dirigir y, por supuesto, quiero seguir escribiendo. Escribir es mi pasión.

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares