21 feb. 2013

Una niña maravillosa / Beasts of the southern wild / Bestias del sur salvaje, de Benh Zeitlin

Ojos de inocencia

Miguel Cane.



Más allá del espantoso título en español que se le impuso en México (Una niña maravillosa) que es erróneo y engaña al público, Bestias del sur salvaje, el debut como director de Benh Zeitlin es uno de los filmes más originales que haya visto en la última década.



En “La Bañera” una comunidad miserable instalada en un bayou sureño, aislada del mundo por un inmenso dique, la pequeña Hushpuppy (la formidable Quvenzhané Wallis), de seis años de edad, ha crecido casi silvestre, acompañada de un padre solitario. La niña, ingeniosa y cándida, debe arreglárselas como puede en medio de la nada, rodeada de animales semisalvajes cuando una tormenta de cien años eleva las aguas alrededor de su pueblo, su padre enferma y unas feroces criaturas despiertan, anunciando un caos; Hushpuppy descubre que el orden natural de las cosas está a punto de derrumbarse. En un intento desesperado por salvar a su padre y su hogar, deberá aprender a enfrentar un horror indescriptible y vivir para contarla.



Realizada en 2010 con un presupuesto mínimo, la cinta contiene todos los ingredientes para destacar; es un filme diferente, emocionalmente rico, de giros interesantes y una trama que sorprende al espectador más acostumbrado a lo convencional (de ahí que su título no la beneficie en nada. Esta no es una película para niños).



El mayor tesoro de la cinta son sus interpretaciones: Hushpuppy encarna lo mismo las ganas de vivir que la lucha por lograrlo; curiosamente, hay un énfasis en los valores que suele señalarse como ausentes en la cultura estadounidense: la familia, el hogar, la conservación de la naturaleza, a la belleza de las cosas incluidas las bestias. A través de su mirada, vemos más allá de la miseria, la discriminación, hacia un mundo interno rico y pleno de una magia que nada tiene qué ver con lo que hayamos visto en cine antes. Hushpuppy evoluciona como personaje, pasa de niña indefensa a bestia salvaje y valiente y el espectador hace el peregrinar junto con ella.



Poética, impactante, Bestias del sur salvaje (su título literal, tan justo, tan acertado) es una cinta que deja huella, que invita a ser revisitada; parte el alma, pero también ilumina el corazón. El objetivo de la mayor parte de los filmes es obtener una reacción emocional por parte de quien lo ve. En el caso de este, es claro que no se olvida fácilmente y que no solo merece, sino que debe ser vista.

Una niña maravillosa / Beasts of the southern wild
con Quvenzhané Wallis, Dwight Henry, Levy Easterly y Lowell Landes
dirige: Benh Zeitlin
EU 2012




Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares