21 feb. 2013

Ryan Gosling: “A veces los policías tenían que jugar sucio”

Miguel Cane.



Parecería increíble que a este jovial y bien plantado canadiense (London, Ontario, 1980) le pegaran palizas en la escuela, pero así fue. De pequeño era tímido y flacucho. No obstante, su deseo de actuar lo llevó a audicionar (¡y quedarse!) en El club de Mickey Mouse, donde aprendió el rigor de la disciplina, junto con futuras estrellas como Justin Timberlake, Christina Aguilera y Britney Spears. Pero la imagen de niño bueno se disolvió por completo al hacer su primera aparición en el cine, como skinhead, en la impactante The believer.

Aunque fuera por necesidad de contraste, luego puso a llorar a las damas con el amor imposible por Rachel McAdams (con la que vivió varios años en pareja) en The notebook. Además de ser considerada éxito del cine romántico, la película lo hizo popular. A la escena independiente regresó con dos aclamados títulos: Half Nelson (su impecable caracterización de un profesor drogadicto y bien intencionado le mereció una nominación al Oscar); y Lars y la chica de verdad, la tierna historia de amor entre un hombre de carne y hueso, una muñeca inflable y una comunidad de Minnesota. En el melodrama Blue Valentine compartió escenas de alto voltaje con Michelle Williams, y luego hizo gala de su apostura física en la comedia Loco y estúpido amor, al lado de Steve Carrell y Julianne Moore. Ha hecho de todo —y sin medida— incluyendo una aclamada colaboración con Nicolas Winding Refn, en Drive y ahora como parte de la Fuerza antigángster, la nueva cinta de Reuben Fleischer (Zombieland) en la que comparte cartel con Sean Penn, Josh Brolin y Emma Stone, ambientada en 1949, es una especie de mezcla entre hechos reales y fantasía, basada en la lucha del escuadrón especial de la policía de Los Ángeles que se enfrentó al poderoso mafioso Mickey Cohen (Sean Penn).



EN LA CINTA INTERPRETAS UNA VERSIÓN “FICTICIA” DE UN PERSONAJE REAL, EL SARGENTO JERRY WOOTERS, QUE SÍ EXISTIÓ. ¿CÓMO VES ESTA MEZCLA DE ELEMENTOS?
Me gusta. Especialmente porque Wooters era un personaje en sí mismo, en la vida real. Creo que tiene mucha integridad. Me gusta esta idea de alguien que tiene el honor de no seguir las instrucciones de lo que dicen que es la ley. En aquel entonces, creo que la ley era mucho menos paranoica de lo que es ahora. Y creo que los límites de la ley eran mucho más maleables entonces de lo que son ahora. Por lo tanto, el bueno no era necesariamente el chico bueno. A veces los policías tenían que jugar sucio para acabar con los gánsters que estaban tratando de crear en Los Ángeles lo que ya habían hecho en otras ciudades. Creo que Wooters, después de regresar de la Segunda Guerra Mundial, se sorprendió de lo mucho que había cambiado de Los Ángeles, y en lugar de ser narcisista y egoísta, pensó en combatir. También traté de relacionar eso a la idea de que se trata de una persona real, y creo que es importante tener en cuenta que era mucho más valiente, el personaje más admirable que la versión de él que yo interpreto en la película. Aunque, claro, para propósitos dramáticos era necesario contar cómo el personaje tiene un conflicto romántico y se ve afectado por él. Así fue como tratamos de equilibrar eso. Y no creas, es un poco difícil.



¿ENCONTRASTE MATERIAL ACERCA DEL VERDADERO WOOTERS PARA INTERPRETARLO?
Sí, leí mucho acerca de él, testimonios de quienes lo conocieron también tuve la oportunidad de conocer a algunos miembros de la familia; sus hijos y sus nietos vinieron al set y me dijeron un montón de anécdotas, muchas de ellas me sirvieron para aplicar detalles al personaje, cosas que eran únicas en él. Como, por ejemplo, cuando fumaba, echaba la ceniza en la valenciana de su pantalón. Y luego, al final del día, les daba la vuelta para vaciar las cenizas. Esa clase de detalles curiosos que le dan una mayor dimensión al personaje.

AHORA BIEN, DESPUÉS DE HABER HECHO DRIVE, QUE ERA UNA ESPECIE DE FILM-NOIR MODERNO, ¿POR QUÉ HACER UNA PELÍCULA ACERCA DE GÁNGSTERS EN LA POSGUERRA?
Porque el guión me pareció muy divertido; todo el planteamiento. Siento que desde el principio nuestro mantra era: “No es una película de gánsters como las que veía tu padre”. Es decir, la cinta tiene todas las cosas tradicionales que el público espera habitualmente de una película de gánsters, pero Reuben aportó a la filmación una energía que es única. El ritmo y la energía cinética que lleva a sus rodajes es algo muy especial, creo que lo que hace para las películas de gánsters es un poco como lo que Star Wars hizo por la ciencia ficción (risas). No, ya en serio, de verdad es fantástico. Es una gran película de gánsters, y también una especie de western moderno. Cuando supe que dirigía Reuben, después de haber visto Zombieland, supe que iba a ser una película diferente a lo que suele ofrecer el género; que habría bastante más ritmo, que éste sería rápido y divertido y que habría algo de sentido del humor... Creo que eso es lo que ha resultado, absolutamente para bien de la película.

Y ADEMÁS HAY UN ELENCO GRANDE Y SÓLIDO. ESO AYUDA AL LUCIMIENTO DE TODOS...
Correcto. El equipo es un sueño. Fue genial, porque normalmente soy el tipo que está jugando todo el tiempo en el set y esto fue para mí como volver a clases. Cuando tienes a gente como Josh Brolin, el enorme Sean Penn, Emma Stone, Anthony Mackie, Michael Peña, Giovanni Ribisi y Robert Patrick, de todos aprendes algo. Y es muy divertido ser capaz de ver cómo los demás trabajan y cómo puedes enriquecer tu trabajo con ellos. Así que crearon una especie de crisol que se convirtió en lo que se ve en la película, que creo que es el gran éxito de esta película, la participación de todos, en esta película no hay una estrella. Todos somos igualmente importantes y eso ayuda. Es puro trabajo en equipo.

¿SE PUEDE HABLAR DEL CÓMO SE RODARON DE NUEVO ALGUNAS SECUENCIAS DE LA PELÍCULA A CONSECUENCIA DE LOS TERRIBLES ACONTECIMIENTOS EN AURORA, COLORADO?
Sí, creo que es importante señalarlo. Quiero decir, el tiroteo en Aurora en julio pasado, durante la proyección de la película de Batman The Dark Knight raises, fue una tragedia indecible y por respeto a las familias de las víctimas creímos necesario volver a filmar ciertas secuencias de nuestra cinta. Creo que no se comprometió la película o nuestra intención, y creo que la secuencia de Chinatown es muy fuerte. Todos debemos respetar la tragedia. Por eso también se postergó el estreno de la película y creo que es un tema muy relevante. No buscamos glorificar la violencia solo con violencia. Es decir, existe porque así fueron los hechos, pero nosotros condenamos actos así y ese es un punto importante en la película.

Y HABLANDO DE ESO, ¿QUÉ HAY DE LA NUEVA PELÍCULA QUE HICISTE CON NICOLAS WINDING REFN?
Bueno, de ésta no puedo decir mucho todavía, aunque se estrena pronto. Se titula Sólo Dios perdona y en ella trabajo con Kristin Scott Thomas. Yo hago de un boxeador retirado, ella es mi madre, que es esta especie de figura tiránica, y me pide que viaje a Bangkok a buscar al asesino de mi hermano para vengarme. Es una historia muy fuerte, muy emocionante. Tuve que entrenar para hacer artes marciales, kickboxing y recibir una serie de golpizas. Bueno, ya sabes cómo es el cine de Nicolas... ha sido físicamente algo que exige mucho. Espero que hagamos el circuito de festivales y si todo va bien, a continuación filmaremos La fuga de Logan. Esa película siempre me ha fascinado. Y cuando surgió la oportunidad de rehacerla, dije: ¡Sí! ¡Quiero hacerlo! Y con Nicolas, la idea es perfecta. ¡Somos lo mejor que ha ocurrido desde Laurel y Hardy!


Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares