3 abr. 2013

Saoirse Ronan: "Soy una actriz, no una niña"

Miguel Cane.



Desde su debut formal en pantalla en la magistral Expiación, cinta por la que fue candidata a un Oscar, un Globo de Oro y un BAFTA, Saoirse Ronan (Nueva York, 1994) ha tenido una carrera consistente en cine, trabajando con directores como Peter Weir, Peter Jackson y Joe Wright. Ahora es la protagonista de la nueva cinta de Andrew Niccol (Gattaca), La huésped, basada en una novela de Stephenie Meyer, la autora de la saga Crepúsculo, en la que interpreta un doble papel que la vuelve a colocar en la mira de todo el mundo, al tratarse de uno de los filmes más esperados del año y que inaugura extraoficialmente la temporada de verano, siendo con apenas 18 años una de las actrices más solicitadas en la actualidad.



COMENZASTE TU CARRERA A LOS NUEVE AÑOS EN LA TELEVISIÓN Y NO HAS DEJADO DE TRABAJAR. ¿HA HABIDO UNA EVOLUCIÓN EN TU CARRERA, AUNQUE ES TAN RECIENTE?

Espero que sí. Es importante avanzar. Hay muchos actores jóvenes que se quedan estancados en un tipo de personajes, en una edad. A mí me gusta que me traten como una actriz, no como a una niña actriz. Yo he tenido suerte, he hecho papeles de adolescente, pero eran maduros.

AHORA YA ERES UNA ADULTA.

Sí. Aunque me he sentido adulta desde hace mucho tiempo. Mis padres siempre me trataron como tal y me parece que hicieron bien. Ambos son actores y de ellos he aprendido mucho. Sobre todo, acerca de la responsabilidad de esta profesión.



¿TUS PADRES TE AYUDAN EN LA ELECCIÓN DE TUS ROLES O A PREPARARLOS?

Mi papá leyó el guión conmigo cuando me lo enviaron. Los dos estábamos entusiasmados con la idea de que yo interpretara a dos personajes en una misma película. Es realmente un sueño para cualquier actor. También me interesó mucho la historia, así como la posibilidad de trabajar con un director como Andrew Niccol. Todos los proyectos en los que ha participado parecen tener detrás un concepto alucinante, es el escritor de El Show de Truman y también hizo Gattaca, que me encanta. Y, por supuesto, también me hacía mucha ilusión trabajar con Stephenie. Ella estuvo casi siempre presente en el rodaje y participó en todo el proceso.



DE HECHO ELLA TE ELIGIÓ PARA ESTA ADAPTACIÓN DE SU NOVELA...

Eso supe, pero después, cuando ya estaba comprometida para actuar. Me senti muy halagada, pero también es una responsabilidad muy grande, es el doble, ¿sabes? Porque para ella es un proyecto muy importante y una historia muy especial. No es exactamente un triángulo amoroso, sino más bien un cuadrado, porque hay cuatro personas implicadas, dos de ellas en el mismo cuerpo. Cada una está enamorada de una persona diferente, y eso lo complica todo.

¿SIENTES QUE AL TRATARSE DE UN LIBRO TAN LEÍDO, TIENES UN COMPROMISO MAYOR?

Sé que tiene muchísimos lectores, y sí, es algo en lo que piensas al principio. Me pasó también con Desde mi cielo, que también era una novela muy leída. Con Expiación no, porque yo era muy pequeña todavía, tenía 12 años cuando rodamos y no había leído el libro, pero es una novela muy importante y eso ahora lo sé. Así que sí, para Stephenie, es una historia diferente, y me sentí muy contenta al hacerla. Lo mejor de todo ha sido hacer las escenas de acción.

¿CÓMO TE PREPARASTE PARA UN PERSONAJE ASÍ?

Quiero papeles que supongan un desafío y Wanda/Melanie lo era. Ahora que, para hacerla no fue tan sencillo, porque la clave de ambas está en su lenguaje corporal, que es muy distinto para cada una: para mí era importante la forma de andar de cada personaje. Wanda (su personaje extraterrestre) es muy delicada, casi flota; mientras que Melanie (el personaje terrestre) es dura y enérgica. Intenté transmitir eso en su compostura, incluso en pequeños detalles como los gestos de las manos. Además, Wanda todo lo experimenta por primera vez. Exactamente igual que yo, puesto que nunca me había imaginado interpretando a una extraterrestre que se infiltra en el cuerpo de alguien más y que, a pesar de su entrenamiento, y de venir de otro mundo... en ciertas situaciones es como un bebé. Wanda vive en un estado constante de sorpresa y excitación que hace que su aventura sea extraordinaria, mientras que Melanie tiene una percepción completamente distinta de todo y comparten el mismo sistema. ¡Es muy complejo! Pero me gustan los personajes así.

¿TE SORPRENDIÓ MUCHO VER EL RESULTADO DE TU TRABAJO?

Desde luego. Pero fue increible, porque a mí me gusta apasionarme con los personajes que interpreto, bien sean dramáticos o de acción, como éste. Creo que como actor, uno debe hacer lo que le gusta y lo que le provoca curiosidad, incluso si es una comedia adolescente. Con tal de que sea una buena historia... Como actriz me interesan los personajes en tres dimensiones, nada de historias cuadradas, simplonas, donde todo es previsible. Tengo 18 años recién cumplidos, y creo que los adolescentes somos más listos de lo que se piensan en Hollywood.

ESE ES UN PUNTO INTERESANTE. TRATÁNDOSE DE UN FILM DE ANDREW NICCOL, ¿DIRÍAS QUE ESTA ES UNA PELÍCULA PARA ADOLESCENTES, POR SU CONEXIÓN CON CREPÚSCULO?

Sé que por eso el libro tiene muchos fans, y supongo que les gustará la película, aunque no creo que sean los únicos que disfrutarán de La huésped. No es una película específica para un público adolescente. Espero que vayan a verla espectadores de todas las edades.

ESPECIALMENTE SERÁ ATRACTIVA PARA UN PÚBLICO FEMENINO. ¿DIRÍAS QUE HACE APOLOGÍA DEL PODER DE LAS MUJERES?

Pienso que sí, ya que ofrece unos personajes femeninos muy fuertes, aventureros y que crecen y evolucionan durante la historia. Andrew es muy bueno con este tipo de descripciones, como demostró en Gattaca. En esta historia, Wanda y Melanie experimentan muchas cosas que ambas desconocen y, honestamente, es el viaje que todas las adolescentes vivimos a esa edad. Creo que mucha gente se puede identificar con esta historia. Chicas. Mujeres. ¡Todo el mundo!

LLEVAS EN ESTO DESDE LOS NUEVE AÑOS. ¿TIENES TIEMPO PARA DISFRUTAR DE LA VIDA?

Sí, aunque no tanto como otros jóvenes de mi edad, me temo. Trato de aprovechar al máximo mi tiempo libre y salir con mis amigos, ir al cine, divertirme... En los rodajes paso mucho tiempo con adultos, y hay ciertas cosas o ciertas conversaciones que solo quieres tener con gente de tu edad. Eso es lo que echo de menos cuando estoy trabajando. Por lo demás, como te decía, mis padres siempre me han tratado como una adulta y me hacen partícipe en todas sus decisiones y eso me ha ayudado a madurar. Suelo ser la más joven en casi todos mis rodajes, pero la manera en la que he sido criada en mi casa, me ha ayudado a relacionarme muy bien con todo el mundo. En realidad, creo que cuando no estoy haciendo una escena, la verdad es que soy una muchacha igual que todas.




Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares