10 jul. 2013

Ladrones de la fama / The Bling Ring, de Sofía Coppola

Flirteando con el peligro

Miguel Cane.



La psiquis de la jovencita es un tema recurrente en la obra de Sofia Coppola. Desde su impresionante debut como cineasta en Las vírgenes suicidas ha buscado explorar los mecanismos que llevan a los personajes que protagonizan sus filmes, a hacer lo que hacen y a vivir las consecuencias de esos actos en su entorno.

Ahora, toma un caso que causó sensación en la vida real y lo transforma en una historia más cercana a los territorios que ha explorado antes, mas no obstante, es algo también completamente diferente.



En Los Angeles se conforma un grupo de adolescentes que acuden a la misma escuela: la líder es Rebecca (Katie Chang, que debuta en esta cinta), una chica de origen chino, ególatra y obsesionada con la moda, y que enseguida acoge a un recién llegado a la escuela, Marc (Israel Broussard), un muchacho acomplejado y posiblemente homosexual que se convierte en su aliado más cercano.



Las otras integrantes del grupo son la temperamental Nicki (Emma Watson, con un perfecto acento americano y rompiendo para siempre con su imagen de niña buena), Chloe (Claire Julien), y la rebelde Samantha (Taissa Farmiga), que deciden, valiéndose de herramientas como Google Maps y Facebook, entrar a robar a residencias de celebridades en Hollywood (entre ellas Paris Hilton), al principio casi como un juego, pero eventualmente convirtiéndose en una adicción.



No es tanto la trama criminal lo que le interesa a la directora: es la interacción entre los personajes, las compulsiones que las hacen llegar al latrocinio para dar satisfacción a vidas vacías de privilegio y buscar la intoxicante adrenalina y la fama como bandidos, para darse sentido. Quizá la trama vista de este modo suene frívola, pero es mucho más compleja gracias no sólo a las estupendas actuaciones de su juvenil elenco. También es gracias al ritmo vertiginoso que la directora sabe imprimirle, obligando al espectador a no despegar los ojos de la pantalla, para saber cómo va a terminar.



Los demás elementos característicos de la Coppola – iluminación, una banda sonora espectacular, el uso de color y las jóvenes actrices que llevan el peso de todo en ellas mismas – funcionan a la perfección, para que sea posible recordar que en el cine de verano no es único requisito el derroche de efectos especiales y de excesos tecnológicos, muchas veces la historia más sencilla – y por más descabellada que parezca, real – puede ser igualmente irresistible. Todo depende del talento que se ocupe de ella y obviamente, a la directora le sobra.

Ladrones de la fama/The Bling Ring
Con Emma Watson, Katie Chang, Gavin Rossdale y Kirsten Dunst
Dirige Sofia Coppola
EU 2013





Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares