25 jul. 2013

Retrato íntimo / Thérèse Desqueyroux, de Claude Miller

Retrato de una mujer casada

Miguel Cane.



Filmada hace medio siglo por Georges Franjou con una formidable Emmanuelle Riva en el rol titular, la novela de François Mauriac Thérèse Desqueyroux regresa a las pantallas en una nueva versión fiel a la época y lugar –la Francia entre guerras mundiales– dirigida con estilo natural por Claude Miller, quien es un experto en explorar la psicología femenina.



De hecho, a lo largo de su filmografía, se ha especializado en personajes enigmáticos como la inquietante asesina en serie encarnada por Isabelle Adjani en Mortelle Randonée (1984) o La pequeña ladrona (1988). Por lo mismo, más allá de su carácter existencialista e intimista, Retrato íntimo tiene su mayor fuerza en su protagonista, tremendamente hipnótica, interpretada por Audrey Tautou, que -¡por fin!- parece haberse librado ya de su cómodo vestido de Amelié y alcanza la madurez.



Es la Tatou quien guía, interpretativamente hablando, la película. Encarna a un personaje complicado, prácticamente indescifrable, una mujer llena de emociones en conflicto, a pesar de que casi no lo exteriorice. Thérèse es víctima de un temperamento melancólico que la mantiene aislada de sus emociones. Es fumadora empedernida, un símbolo de modernidad y desafío para la época, una antiheroína a carta cabal. Esta construcción del personaje demuestra que Miller no dejó nada a la improvisación.



Sin embargo, la película tiene algunos problemas de ritmo que ralentiza el metraje por momentos; Miller orquestó una película seria, interesante, adulta, no apta para un público que busca esparcimiento y frivolidad en el cine. Elegantemente construida con un toque de clasicismo, al estilo de Resnais a principios de los 60, que denota buen gusto, con un reparto seleccionado con delicadeza, y una pericia técnica y formal, sin complicaciones innecesarias que la hacen un producto de calidad y que es, incluso, menos revolucionaria que la versión de Franjou.

El filme es también un espejo de la historia socio-moral de la Francia de aquel tiempo y del papel de la mujer en sus estratos. A pesar de todas estas virtudes, la película sin caer en la mediocridad de lo correcto, tampoco alcanza la excelencia. Sin embargo, los aficionados al cinema europeo, y los fans de la Tatou, que no son pocos, encontrarán mucho de su agrado en ella.

Retrato íntimo / Thérèse Desqueyroux
Con Audrey Tautou, Gilles Lellouche, Anaïs Demoustier e Isabelle Sadoyan
Dirige Claude Miller
Francia 2012




Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares