1 ago. 2013

Emma Watson: Leer un libro nunca le ha hecho daño a nadie.

Miguel Cane.


Creció prácticamente ante las cámaras, igual que su rol de Hermione Granger en las ocho películas de Harry Potter, donde debutó con 10 años de edad. Sin embargo, la británica Emma Watson (París, 1990) ha demostrado su deseo de ser más que solo el personaje emblemático que encarnó ahí, y decidió estudiar una carrera universitaria y también ser una actriz versátil; así, al terminar el rodaje de la saga en 2011, tuvo un papel pequeño en Mi semana con Marilyn, al año siguiente su primer papel adulto fue en Las ventajas de ser invisible, de Stephen Chbosky, y ahora vuelve a romper el molde como una de las protagonistas de Ladrones de la fama, el nuevo filme de Sofia Coppola, donde interpreta a Nicki, una caprichosa joven de Los Ángeles que no conoce límites y forma parte de una banda de ladrones que asaltan casas de celebridades solo por la adrenalina. Con este rol termina del todo con su imagen de niña buena, y la caracterización le representa un reto añadido, ya que tuvo que despojarse de su acento inglés para dar mayor naturalidad a su interpretación.





TUVISTE MUCHAS OFERTAS DESPUÉS DE HARRY... ¿POR QUÉ ACEPTASTE ESTE PROYECTO, MÁS INDEPENDIENTE Y DE MENOS PRESUPUESTO?

Empecé leyendo guiones, creo que luego de la cuarta película de Harry Potter, cuando tenía como 15 o 16 años. Y nunca leí algo que me encantara instantáneamente. Nada me interesaba y me concentré más en mis estudios, pero mi agente se estaba empezando a estresar (ríe) porque no aceptaba nada de lo que me ofrecían; él no quería que se me hiciera fama de difícil. El guión de Sofia me pareció genial, era bastante divertido; al final estaba impactada de saber que se había inspirado en un hecho real —yo no lo sabía cuando me ofrecieron el guión, fue una sorpresa—. Sofia me ofreció el papel de Nicki y yo realmente quise ser ella. Me sentí muy atraída por sus contrastes, su locura. No se parecía a nada que hubiera hecho antes. Además, deseaba trabajar con ella.



¿YA ESTABAS FAMILIARIZADA CON SOFIA COMO DIRECTORA?

Sí. Primero vi Lost in translation, hace unos años —cuando se estrenó no la vi, pero me la recomendaron mucho cuando entré a la universidad y todo mundo hablaba de lo maravillosa que era Scarlett Johansson en ella. La vi, y me encantó. Desde entonces pensé que sería increíble trabajar con ella. Después vi Las vírgenes suicidas y María Antonieta y se convirtió en una de mis directoras favoritas. Cuando me dijeron que había interés de su parte para que participara en su película, en seguida dije que sí, sin que me importara nada más que trabajar con ella. ¡Estaba feliz de que pensara en mí!


INTERPRETAS A UN PERSONAJE BASADO EN UNA PERSONA REAL ¿SIENTES ALGUNA PRESIÓN POR ESO?

En realidad, no. Sofia nos explicó antes de empezar a filmar que aunque el grupo existía, en realidad no estábamos interpretando a esas personas, sino a personajes inspirados en ellas y en lo que hicieron. Eso nos daba más libertad de inventar a nuestros personajes y darles sus propias características. Creo que eso fue lo más acertado. Sofia quería contar esta historia, que aunque es real, parecía increíble, pero a su manera. Así que no hubo presión de ningún tipo, ni conocí a la chica que es el origen de mi personaje. En lo que a mí concierne Nicki es una creación de Sofia, y eso me gusta más.



¿QUE SIENTES DE IR DE UNA GRAN FRANQUICIA COMO HARRY POTTER A UNA PELÍCULA INDEPENDIENTE?

Es algo completamente distinto y realmente me encanta. El ritmo de trabajo en el cine independiente es más rápido, tenía ocupadas todas las horas del día y no tenía tiempo para hacer nada más, básicamente solo para ir a casa, comer, dormir, ducharme y prepararme para el siguiente día. Eso era todo. Mi vida era hacer mi trabajo. Pero todos nos hicimos amigos porque estábamos en la misma locación durante el día. Me encantó trabajar de esta manera, quiero hacerlo más veces.

NICKI ES UNA CHICA QUE ROMPE COR LA IMAGEN QUE EL PÚBLICO TENÍA DE TI. ¿ES UN PASO A LA MADUREZ?

Sin lugar a dudas, hasta ahora Ladrones de la fama es uno de los mejores momentos de mi vida como actriz. Quiero decir, nunca había hecho algo semejante. La gente tiene una idea de ti cuando has interpretado a un personaje muchas veces, en el caso de Hermione, crecimos juntas: ella es valiente, solidaria, es una chica maravillosa. Nicki es todo lo contrario. Voluntariosa, superficial, voluble, y hasta peligrosa. No tiene una brújula moral. Interpretar eso puede parecer fácil, pero implica muchas cosas, implica un mayor trabajo. Por eso creo que sí es un paso en la dirección que tú dices, ya no soy Hermione, y el público va a encontrarse con algo muy diferente.

PARA ESTO SOFIA PARECE SER LA DIRECTORA MÁS ADECUADA. ¿CÓMO FUE TRABAJAR CON ELLA?

Fue lo mejor de todo. La visión de Sofia es muy precisa, sabe exactamente lo que quiere, y cómo lo quiere. Podíamos ir y preguntarle cualquier cosa. ¿Sabes? Nos adaptamos perfectamente. Lo mejor de ella es que se da cuenta de lo que está haciendo. Fue muy generosa con todos; conmigo, con Taissa (Farmiga) y con todos los actores. Yo ya tenía experiencia en cine, pero algunas de mis compañeras no, como Katie (Chang), que es asombrosa. Sofia nos dedicaba tiempo individualmente y en grupo. Trabajar con ella fue increíble. Sabe perfectamente cómo obtener el rendimiento que quiere de ti. Al comienzo del rodaje nos dijo: “Quiero que tengan el mejor rodaje de su vida”. Y ¿sabes qué? Así fue.

CON HARRY POTTER TE CONVERTISTE EN EJEMPLO PARA MILLONES DE ADOLESCENTES. ¿QUÉ LES DIRÍAS AHORA QUE INTERPRETAS A ALGUIEN TAN AL OTRO LADO DEL ESPECTRO?

Que estudien y lean. Mucha gente cree que la vida sin lecturas, sin una plataforma de cultura, es más fácil; que de hecho, leer y estudiar es aburrido. Nicki de hecho es así, solo quiere tener cosas y ser famosa, pero sin esfuerzo. Pero yo creo que es importante estar preparado, porque nunca sabes qué va a ocurrir. Yo no había pensado eso que dices, tener una responsabilidad con el público, hasta hace unos años, cuando hicimos la quinta película de Harry... y me di cuenta de que el público crecía con nosotros y que creían que nuestras vidas como actores eran maravillosas y glamorosas. Y no lo son. Este es un oficio difícil y tienes que trabajar mucho. Por eso siempre les digo que leer un libro nunca le ha hecho daño a nadie y puede darles un enorme beneficio.



Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares