15 ago. 2013

Kick-Ass 2, de Jeff Wadlow

Miguel Cane.




Jeff Wadlow (que tuvo un debut con la cinta de artes marciales Rompiendo las reglas) dirige esta película basada en el cómic de Mark Millar, a su vez secuela de un filme de Matthew Vaughn y retoma la acción establecida en la primera parte con estilo, brío y siguiendo el precepto de que la segunda parte debe ser más espectacular, ruidosa y en este caso, violenta.



Porque eso debe quedarle claro al espectador, si bien esta es una película que parodia el género de los superhéroes, con un humor vitriólico y salvaje, también es cierto que se trata de una película brutal y perturbadora en algunas secuencias, por lo que no es recomendable para niños pequeños ni gente demasiado sensible, pero para aquél que quiera entrarle a la trama se divertirá bastante.



Ha pasado un año desde que Dave Lizewski (Aaron Taylor-Johnson) se convirtió en el superhéroe Kick-Ass y venció al mafioso Frank D'Amico. Desde entonces, otros han seguido su ejemplo, y en la ciudad de Nueva York pululan los héroes con capas e ingeniosos artefactos para hacer el bien, aunque también hay supervillanos, como es natural. Entre tanto, Mindy/Hit-Girl (Chloë Moretz) intentará retirarse de su carrera secreta ya que su padre adoptivo quiere que lleve la vida de una adolescente normal.



Kick-Ass ha formado un equipo liderado por el Coronel Stars (Jim Carrey) y su perrita, Sophia. Una noche, el grupo planea su nuevo objetivo: desmantelar una red de prostitución infantil liderada por el "Sr. Kim". Este malvado proxeneta tiene secuestradas a un grupo de jóvenes latinoamericanas, pero Kick-Ass, Battle Guy y el resto de compañeros harán lo posible por rescatarlas, aunque este es el menor de sus problemas. El MotherFucker (Christopher Mintz-Plasse), hijo de D'Amico quiere venganza y no se detendrá hasta que haya acabado con toda la gente que le importa al héroe.



Esto deviene en batallas campales, las proverbiales golpizas – donde el director no escatima en mostrarlo todo – y algunos asesinatos realmente impactantes. Pero más allá de la acción y la sangre, hay guiños al universo de los superhéroes y de sus fans, existe una creíble vinculación emocional entre los personajes – que finalmente, debajo de las capas, antifaces y pelucas, son gente como uno, por lo que se experimenta sufrimiento y pérdida, igual que el derrame de adrenalina – que hacen de la película no solo un espectáculo de pirotecnia, también ofrece una trama que le habla al espectador, y eso en cintas de este tipo es algo que se agradece.

Tan satisfactoria como la original, que vino a burlarse del último grito de la moda en cine veraniego, esta película es, sorprendentemente, muy recomendable.

Kick-Ass 2
Con Aaron Taylor-Johnson, Chlöe Moretz, Christopher Mintz-Plasse y Jim Carrey
Dirige Jeff Wadlow
EU 2013




Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares