2 ene. 2015

Boyhood, de Rickard Linklater

Los ojos de un niño

Miguel Cane.


Realizada a lo largo de 12 años — 10 de rodaje, dos que componen la pre y post producción — Boyhood podría ser la película más ambiciosa en la carrera ecléctica de Richard Linklater, un cineasta que ha demostrado ser lo mismo brillante que pretencioso, que entrañable, que incomprensible, con atractivo comercial y fervoroso seguimiento hipster, todo en un mismo paquete.



Como es natural, Linklater tiene problemas para desligar su personalidad tan idiosincrásica de la temática y ejecución de su cinta, pero aquí el paso real del tiempo en los actores y en el país, hacen que la situación se sienta un poco menos artificiosa que en algunos pasajes de su trilogía “Before…”, si bien el que Ethan Hawke — su actor fetiche — aparezca aquí como el padre de Mason (Ellar Coltrane), el protagonista, la hermana de cierta forma con la que muchos consideran su obra maestra. Boyhood es un viaje único y personal, que muestra la alegría de la infancia, junto con el desencanto, los cambios de una familia y el inexorable paso del tiempo.


La película inicia a los 6 años de edad de Mason, y se desarrolla durante los diez años siguientes que resultarán radicalmente fluctuantes: movimientos y separaciones familiares, cambios matrimoniales, primeros amores, corazones rotos, buenos tiempos, angustias y asombros Mason, enfrenta desde el inicio de la película, las vacilaciones de una existencia que no controla, con una madre amorosa, Olivia (Patricia Arquette), que al verse divorciada decide mudarse a Houston a terminar sus estudios, trasladando consigo a sus hijos, Manson y su hermana mayor, Samantha (Lorelei Linklater). Asímismo, el padre (Ethan Hawke) los visitará frecuentemente, logrando entrar en el mundo de sus hijos. Sin embargo, a través de los años Mason y su hermana sufrirán una ola de padres y padrastros, hermanastros, maestros y jefes, peligros, anhelos y pasiones, que los moldearán como personas.


La cinta ha sido elogiada de un modo desproporcionado, quizá más de lo que amerita su resultado final. Es una cinta notable, con mucho corazón, pero su premeditación le pesa, y al final uno no puede evitar sentir que ha sido usado por un director brillante, pero manipulador.



Boyhood
Con Ethan Hawke, Patricia Arquette, Ellar Coltrane
Dirige: Richard Linklater
EU 2002-2014