3 jun. 2009

Post Secret, compilado por Frank Warren

Jacobo Bautista






Este libro lo pedí por el subtítulo “secretos extraordinarios de gente ordinaria” que se me hizo extraordinario, entendí que se trataba de cartas postales de gente contando algo, pero no entendí exactamente qué… eso y el precio de 16 dólares me convencieron para agregarlo a mi shopping cart de Amazon.

Cuando recibí mi paquete (un calendario 2006 con ilustraciones de Alex Ross, el libro Curahee! que pronto les voy a recomendar, la película Wag the Dog y este libro) lo que menos me entusiasmaba era precisamente este libro editado por Frank Warren.


Fue lo que más me gustó de lo primero que vi porque la portada parece un paquete de esos forrados en papel estraza que se mandan por correo, viene con un timbre de 37 centavos de dólar y la dirección postal: Post Secret, 13345 Copper Ridge Rd Germantown, Maryland, 20874.

Al hojearlo descubrí cientos de postales, hechas a mano con algo escrito en ellas… se me hizo curioso y leí entonces la presentación… en noviembre de 2004 Frank Warren comenzó el proyecto conocido como Post Secret (ignoro si tenía en la mente hacer un libro), creó postales que decían: “Comparte un secreto, estás invitado a contribuir de forma anónima a un proyecto de arte. Tu secreto puede ser arrepentimiento, miedo, traición, deseo, confesión o una humillación infantil. Revela lo que sea –mientras sea cierto y jamás lo hayas compartido con nadie antes. Pasos: Toma una postal, o dos, cuenta tu secreto, no la firmes, ponle un timbre y mándala. Tips: Se breve, mientras menos palabras, menor. Escribe claro, usa letras grandes y gruesas. Se creativo, deja que la postal sea tu lienzo”… y puso las postales en ferias de arte, las repartía en exposiciones y las metía en libros de las bibiotecas públicas ¿el resultado? Bueno, hasta hoy hay superado los 10 mil secretos… en tarjetas postales.

Frank ha montado exposiciones (que ha llevado a varios lugares), su sitio web fue reconocido por la revista Time como uno de los mejores de 2005 y decidió en algún momento editar un libro con algunas de las más sigificativas postales con secretos que ha recibido.

Hojear este pequeño libraco es toda una experiencia… no puedo decir que es el mejor libro que he comprado en el año, porque el otro, el de Curahee! se me está haciendo sensacional, pero sí es de lo más atractivo que ha caído en mis manos desde hace mucho mucho tiempo.

Cuando uno comienza a hojear el libro y a leer las postales, se salen las risas, hay quien confiesa que le dio alguna vez carne de res a su hermana vegetariana, una chica que confiesa pensar que las sotanas de los padres son cachondas e incluso otra que dice que no es mala persona, pero siempre ha pensado que Adolfo Hitler era sexy.

Pero (y esto hace maravilloso al proyecto de Warren y por tanto al libro) pronto la sonrisa se desvanece al leer algunas de las cosas. “Él ha estado en prisión dos años por algo que yo hice… y faltan nueve”, eso, véanlo como quieran, no es gracioso, pero los peores son de los que le rompen a uno el corazón, como la persona que hizo un tiradero en su casa cuando sus padres se fueron de vacaciones, así como si hubiera tenido una gran fiesta, para que pensaran que sí tiene amigos.

Graciosas, curiosas y hasta las deprimentes, siempre salen un par con la que todos nos podemos identificar y al vernos reflejados, aprendemos algo de nosotros mismos.

En lo particular, yo que siempre he dicho –como Gonzo– que mi imaginación tiene una imaginación propia, hay una que me llamó la atención, donde alguien confiesa que su vida real apesta, por eso se creó una vida de fantasía que es más interesante… pero ahora su vida de fantasía comienza a apestar también.

El libro se lee y se disfruta en una tarde, cuando uno lo abre no lo puede dejar en un rato… de verdad, si tienen oportunidad ¡cómprenlo!

Post Secret
Extraordinary Confessions from Ordinary Lives

Compilado por Frank Warren
ISBN 0060899190
HarperCollins Publishers

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares