13 jul. 2009

Daniel Radcliffe: retrato del mago adolescente

Harry Potter lo convirtió en una superestrella pero este joven es mucho más que una promesa, es ya una realidad.

Miguel Cane



Este verano es muy importante en la vida de Daniel Radcliffe. Se estrena Harry Potter y el Misterio del Príncipe, la sexta de las ocho películas planeadas sobre el mago más famoso de la historia (¡olvídense de Merlín, ya no está en onda!). Y, además, también cumple 20 años, con las consiguientes ganas de poder salir de noche ya como adulto. Simpático y vivaz, de 1.75 y muy educado, Daniel prácticamente se ha ido haciendo adulto en las pantallas y ante los ojos del mundo entero: poco o más bien nada queda de ese pequeño niño que apareció en 2001 en la primera cinta de lo que es hoy la saga más éxito que hay en la historia del cine.

Aunque Potter es lo que le da de comer, Radcliffe no se toma su trabajo con excesiva seriedad, y no espera que todo el mundo conozca cada detalle de los libros o las películas de Harry Potter. “Yo mismo acabo por mezclarlas todas” (ríe) “Hay gente que se me ha acercado para decirme que lo sienten, pero que no les gustan los libros. Bueno, el caso es que yo no los escribí, y estoy convencido de que a Jo (la autora J.K. Rowling) le da igual. Hay mucha gente a la que sí le gustan.”

Lo que sí se toma Radcliffe en serio es la música. Es fan de The Killers y comenta que Radiohead, Björk y Morrissey también son sus preferidos, igual que Belle & Sebastian, y St. Vincent (cuyo nuevo álbum Actor suena constantemente en su iPod). Sus gustos musicales no marcan el único contraste con el personaje al que le debe su fama. Hace un par de años causó controversia al aparecer desnudo en la obra Equus, de Peter Shaffer, rompiendo el molde de su imagen de maguito dulce y gentil.


¿Fue un parteaguas haber hecho un personaje tan controversial al lanzarte como actor de teatro?
Sí, creo que fue muy bueno poder hacer eso. Un papel así te abre muchas posibilidades de demostrar que puedes hacer mucho más que sólo ser un personaje. Me gustó mucho hacerlo.

¿Te sentiste como adulto, profesionalmente hablando?
Y personalmente también. Ya soy un adulto. No me malinterpreten, me encanta Harry, pero es muy satisfactorio hacer otros personajes y probar mis propios límites.

¿Qué dirías que es lo que hace de Harry un personaje tan popular?
La verdad es que no lo sé, es algo que todavia hoy me sorprende. Yo comencé a hacer de Harry a los 11 años, que es la edad promedio de los fans que se acercan a la serie por primera vez. En ese entonces pensaba que era por la magia y por el saber que eres un niño especial. Ahora pienso que es por que puedes crecer, que puedes aprender de tu poder interior. No lo sé. Creo que Harry es un personaje que inspira ilusiones y eso es algo que importa mucho, y eso hace que le guste a la gente.

¿La gente te llama Harry sin querer?
¿Sin querer? No, a propósito. Dios, me pasaba siempre en el colegio. Cuando pasa en la calle y no me hablan a mí si no a un Harry de verdad, no puedo evitar responder un poco, lo cual es bastante embarazoso. Pero nunca en un momento privado. Sólo con los fans (Ríe).

Tienes tres A-levels (equivalente británico a la preparatoria), en Filosofía, Literatura Inglesa e Historia. ¿Vas a seguir estudiando, buscar un título académico?
Creo que si no lo hago, me sentiría como un estúpido. Yo sigo estudiando. Escribo poesía, leo clásicos. Soy un estudiante bastante convencional, hasta eso. Creo que es importante separar ambas vertientes de mi vida y claro que quiero un título. Aunque sea solo para enmarcarlo... (ríe)


¿Cómo son las groupies de Harry Potter? ¿Hay muchas chicas que buscan acercarse a ti? Supongo que es un poco inevitable.
Pues sí, podrias decirlo así (risas). Las groupies de Harry Potter… No las llamaría eso, en realidad, porque son muy dulces y muchas de ellas son bastante inocentes y muy jóvenes. En realidad no tengo groupies en el sentido estricto. Estoy muy agradecido de que las chicas sean tan atentas y tan amables y hasta la fecha, no he tenido ninguna queja. (Ríe)

¿Qué tal es tu relación con JK Rowling? ¿Han llegado a ser amigos?
La verdad es que sí. Ha sido una de las cosas más divertidas de hacer las películas. La otra noche fuimos a cenar con ella. Es fantástica; es muy fácil hablar con ella y me cae muy bien. Es una persona increíblemente inteligente, y ha escrito los libros más exitosos de su época, sin duda. Y ha sido increíblemente generosa con Emma, con Rupert y conmigo. Nos ha dado una gran confianza para hacer estos personajes que ella ama tanto y los ha hecho tan nuestros como suyos. Puedes decir que somos amigos.

Das más entrevistas que cualquier persona de tu edad, ¿a qué pregunta te gustaría no tener que responder nunca más?
Probablemente la de: “Si pudieses hacer magia en la vida real, ¿qué harías y por qué?”. Para cuando empecé a trabajar en la tercera película, ya había tenido dos años de conferencias de prensa, en la que todos lo entrevistadores me preguntaban eso. Cuando tienes 14 años no puedes contestar: “Oh, me gustaría tener la capa de invisibilidad, para que nadie pudiese verme” sin quedar como un tonto. Creo que eso es lo que más me cansa. Por lo demás, lo paso muy bien.

¿Sientes que es una responsabilidad ser una figura tan reconocida?
No lo sé. Algunas veces pienso que me guistaría tener un perfil más bajo, pero la verdad es que esto no lo veo como algo permanente. El año próximo termina la serie, y no sé qué pasará. No me presiono. Habrá algo para mí, y espero que sea grandioso, como todo lo que me ha pasado hasta ahora.




Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares