6 jun. 2010

El Show de Jim Carrey

Comediante, actor, estrella de cine – pero sobre todo, el protagonista de Una Pareja Dispareja, es una personalidad muy interesante.

Miguel Cane


Jim Carrey at the Universal Amphitheatre premiere of Universal's Dr. Seuss' How The Grinch Stole Christmas


Jim Carrey en persona es un show a la altura del presentado hace algunos años en la formidable cinta El show de Truman. Si bien en la vida real, este nativo de Canadá (donde nació en 1962) no resulta ser muy parecido a los personajes que interpretara en películas como La máscara o Ace Ventura: Detective de mascotas: un auténtico torbellino, aunque el espíritu de improvisación está presente. Mientras habla hace muecas, da respuestas ingeniosas, y en suma, brinda la impresión de que se deshace con tal de sacar una sonrisa a las personas que tiene a su alrededor. Y lógicamente, eso es algo que consigue, aunque queda muy claro que no es un bufón: Carrey gusta de caminar la fina línea entre el humor y la seriedad; así ha realizado filmes como The Truman Show, The Majestic, Man on the Moon, y vuelve a empujar sus límites en su más reciente filme, I Love You, Philip Morris (Una Pareja Dispareja) en el que combina la comedia alocada con elementos tomados de la vida real, demostrando que algunas historias verdaderas pueden resultar bastante surrealistas.


Jim Carrey at the Mann Village Theatre premiere of 20th Century Fox's Me, Myself & Irene


La cinta, escrita y dirigida por Glenn Ficarra y John Requa, está basada en hechos reales y se centra en Steven Russell, un timador y mentiroso compulsivo que acaba en prisión, donde se enamora de otro recluso, llamado Phillip Morris. Tras las rejas, viven un tierno romance, sin embargo, ambos serán separados cuando el segundo es puesto en libertad, por lo que Steven hará todo lo posible por escapar y poder estar a su lado. Carrey interpreta a Russell y McGregor al tierno Phillip. Por supuesto, debido a su temática, la película no ha estado exenta de controversia y su estreno sin duda provocará estupor entre algunos de los fans de Carrey que sólo quieren verlo en comedias como Una pareja de idiotas o Todopoderoso, y que no están acostumbrados a su talento como actor versátil.

¿Por qué decidiste rodar una historia tan singular como ésta?
Creo que quería probar qué tal besaba Ewan McGregor... ¡es tan guapo! (risas), y debo decir que ha sido una gran experiencia. No, ya en serio, me gustó mucho que fuera una historia verdadera, con personas de verdad. Steve Russell es un personaje increíble, y creo que con tramas como ésta, podemos mostrar al público que hay historias reales que pueden resultar tan o más fascinantes como algo imaginario.


Jim Carrey at the Hollywood premiere of Paramount Pictures' Lemony Snicket's A Series of Unfortunate Events


Sin embargo, ha suscitado cierta controversia por su temática...
Sí, creo que eso está bien, ¿sabes? Algunas veces es importante tener algo qué decir, y dar de qué hablar. En este caso, no veo por qué tanto escándalo: son personajes reales. Son hombres enamorados. Que las circunstancias en las que viven su amor sean totalmente extraordinarias, no implica que su historia no valga la pena. Ahora que estos temas – la homosexualidad es uno de ellos- nunca van a estar libres de comentarios. Pero la película es una historia de amor, básicamente y de aventuras. Y de la locura de la vida. ¡La vida es así! ¿Qué le vamos a hacer? Steve Russell se enamoró de su Philip y no de una Mary. Así es la historia y así la contamos. La película está muy bien escrita y me gusta mucho cómo se ve en pantalla. Es uno de los trabajos de los que me siento más satisfecho.

Habiendo ganado el Globo de Oro, con El show de Truman y Man on the Moon. ¿No crees que siguiendo en esa línea de trabajo desafiante, podrías llegar a optar al Oscar?
Me encantaría ganar el Oscar, no voy a mentir. Es un gran honor. Creo que ganar el Oscar es una de esas cosas que suceden cuando el universo se alinea a tu favor, en un momento buenísimo. Y si te lo dan, es que estás en plena forma... pero, y aquí te voy a decir algo que es muy cierto para mí: ganar el Oscar no es mi principal motivación. Me motiva también el papel, y la gente que va a participar en el proyecto. N este caso, tenía mucha curiosidad por abordar la historia de Russell y también tenía ganas de trabajar con Ewan, de quien he sido admirador por muchos años. Además, lo más importante para mí es el público. Este tipo de cintas no suelen dar los mismos resultados en taquilla que las comedias, pero no importa, la gente las demanda. Será por algo.

¿Qué te hizo aceptar este guión en concreto?
Pues cuando leí el guión, desde el principio dije '¡vaya! ¡Qué interesante!', y decidí seguir adelante. Y me seguí leyéndolo sin parar hasta que terminé. Soy un gran entusiasta de los buenos guiones – y créeme, en esta carrera he visto prácticamente de todo-. De antemano sabía que había cosas complicadas de rodar, cosas que serían consideradas incluso “escabrosas”, pero decidí aceptar en la línea del espíritu de la película, que anima a mirar situaciones que normalmente no te atreverías a considerar... ¡y también son de risa loca! Yo no había hecho nada parecido en mi vida, y realmente quería hacerlo, era una oportunidad única de hacer algo diferente.


Jim Carrey Eternal Sunshine of The Spotless Mind DVD Release Party


¿Cómo fue la experiencia de trabajar con Ewan McGregor?
Me sorprendió muchísimo. Sabía que tenía un gran talento. Siempre he admirado mucho su trabajo y me gustan sus películas. Pero ha sido una experiencia aún mejor de lo que imaginaba. Es un auténtico peso pesado. Y besarlo fue... (suspira, se ríe) ¡Maravilloso! (estalla en carcajadas) Aunque no sé qué dirá él al respecto... pero creo que yo tampoco lo hago tan mal. Habría que preguntarle a Jenny (la actriz Jenny McCarthy, su pareja).

¿Y ella qué dijo de las escenas íntimas entre Russell y Morris?
Creo que es una mujer muy razonable, y que sabe lo que está bien y lo que me conviene. No existe nadie más en quien confiara de forma tan irracional. La película le gustó y a mí también, así que todos acabamos contentos.

Aunque es una cinta muy en tu línea excéntrica, has dejado de hacer muecas exageradísimas como en La máscara. ¿Has evolucionado con el tiempo?
Si me pasaba de la raya, el director me castigaba (risas). Creo que en la película hay secuencias muy locas, pero también otras muy humanas, que dan que pensar. Después de todo, estoy interpretando a alguien que, pese a lo loco de su historia, existe de verdad. Yo, como actor, sigo siendo especialista en comedia física, en slapstick, pero la base para que funcionara la película es que mi personaje pareciera completamente real, en situaciones completamente descabelladas. Las secuencias que narran mi relación con Philip Morris, aún pese a lo extravagante de las estafas de Russell y todo eso, tenían que ser muy realistas. Por su parte,La máscara o Ace Ventura eran personajes irreales, que vivían en un universo muy particular. Por tanto, he intentado ofrecer un trabajo completamente diferente.

¿Cómo te sientes a estas altura de tu carrera?
La verdad es que me sigo sintiendo muy honrado de poder dedicarme a esto. Hablo en serio. Más allá de poder hacer reír al público, lo que me gusta es poder interpretar personajes. Es un lujo poder hacer eso para ganarse la vida. Es un oficio. Es una alegría enorme. Y cada rodaje lo veo como una oportunidad de aprender. Hay que ser humilde, no puedes creer que ya tienes algo seguro. Te debes a un público. Siempre hay que aprender y ahora, como hace veinticinco años, cuando empecé a trabajar, con un papelito pequeño en Peggy Sue Got Married, me siento como el tipo más afortunado del mundo, porque estoy empezando algo nuevo, algo que me encanta hacer.




Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares