18 oct. 2010

Blake Lively y Leighton Meester. dos chicas de cuidado

Blake Lively y Leighton Meester se han convertido, casi de la noche a la mañana, en dos superestrellas de la Televisión gracias a Gossip Girl, a nivel internacional... pero juntas son mucho más que dos caras bonitas.

Miguel Cane



Juntas son dinamita y lo han demostrado a lo largo de tres temporadas de éxito de la serie Gossip Girl, melodrama juvenil de lujo, moda y emociones exacerbadas que ha causado furor desde su estreno, llevando a sus jóvenes protagonistas a darle la vuelta al mundo. Es así que la menuda y morena Leighton Meester (Texas, 1986) y la alta y rubia Blake Lively (Hollywood, 1987) se han convertido en dos de las jóvenes más fotografiadas del mundo: sus roles – respectivamente- como Blair Waldorf y Serena Van Der Woodsen, las han convertido en íconos de la moda, pero al hablar con la prensa internacional para promover la cuarta temporada de la serie, ambas demuestran ser mucho más centradas, sensatas y reales que los personajes que interpretan, si bien tienen en común el gusto por la alta costura y el diseño de vanguardia en ropa y accesorios, algo que para ambas resulta “irresistible.”




¿Dirían que una de las ventajas de estar en la serie para ustedes es tener un acceso ilimitado a este guardarropa?
LM: ¡Oh! ¡Es que es maravilloso, tener toda esa ropa tan bonita y tanta variedad! Es como haberse muerto e ido al cielo (risas), no ya en serio, es que es magnifico, irresistible y te enseña mucho sobre lo que se lleva...
BL: Digamos que te ayuda a establecer un estilo. Yo siento que he crecido tanto con mi estilo y con el de Serena, y es porque he sido capaz de divertirme con él. Es muy divertido para mi. Aunque yo no me visto como hace ella todos los días.
LM: ¡Ni yo! A mí me gusta usar jeans y camiseta. Estar cómoda. Pero a veces...
BL: Sí, bueno. A veces es como disfrazarte. Es divertido.




Han interpretado a Blair y Serena por cuatro temporadas; ¿sienten que hay una evolución, no sólo en sus personajes si no en ustedes como intérpretes?
BL: Yo creo que sí. Serena ha ido madurando, cosa que parecía imposible y parece que por fin está encontrando el centro de su vida. Y eso es bueno.
LM: Creo que Blair también ha cambiado, es decir, era este personaje que tenía todas las ideas claras de lo que quería hacer en la vida y cómo las quería – ir a tal universidad, ser miembro de tal o cual club, etcétera- y de pronto descubre que nada de eso es imporante y que realmente puede vivir su vida sin tantas ataduras y convenciones... y eso me encanta, porque la hace madurar.
BL: Sobre lo de madurar como actriz... no sé qué puedo decir. Creo que ninguno de los que formamos el elenco, somos ya como al principio de la serie. Todo ha cambiado para nosotros, no sólo como personajes, también como personas.




¿Sienten que son personas distintas a las que eran antes de hacer el show?
LM: Bueno, tanto como distinta no... pero creo que sí he aprendido cosas.
BL: Yo siento que soy más responsable. Que tengo una mejor disciplina. También me siento más cómoda con quien soy, con mi vida pública y mi vida privada. Eso en parte es por este trabajo.
LM: Es que todo ha cambiado para mejor. Esta es la mejor vida que se pude pedir, y es mucho más de lo que pude pedir. Me recuerdo mirando revistas o viendo películas hace un par de años atrás y pensar ‘Realmente quiero ser parte de eso’, pero no me daba cuenta de lo que era esa. No lo entendía y ahora esa es mi vida y no podria ser mas feliz.

Hablaban del balance entre vida pública y vida privada: ¿cómo manejan ustedes la fama?
BL: Es muy difícil. Tienes que trazar una línea y decir “de aquí no pasa”. Ser tajante. Soy muy abierta respecto a mi vida, en algunos aspectos, no escondo a mi novio [Penn Badgley, que es también uno de los protagonistas de la serie], pero sí reservo mi intimidad para mí. Puedo contestar a todas tus preguntas, pero jamás encontrarás por ahí fotos mías haciendo el ridículo o borracha o en el baño. Eso no me interesa. Mis padres y mis hermanos son todos actores, directores y artistas. De ellos aprendí cómo no perder el piso con esta carrera. Es decir, ahora mismo me estás entrevistando y tengo la serie. ¿Y si mañana algo pasa y no tengo nada? ¡No puedes depender de la fama!
LM: Creo que existe un límite muy claro entre lo que eres y quien tú eres. No es ningún secreto que mi vida familiar fue dificil [Leighton nació en un penal, donde su madre cumplía condena por ser cómplice de fraude] y que eso me enseñó a no juzgar a nadie y a ser mucho más abierta de mente. He tenido mucha suerte con esta carrera, porque nadie me regaló nada, he tenido que empezar desde abajo para lograr lo que quiero. Pero eso no tiene que ver con quien yo soy en realidad. El juego de la fama es fácil y te puede absorber rápidamente. Lo importante es saber quién eres en todo momento.




¿Esperaban que Gossip Girl fuera a tener el éxito y proyección que ha logrado?
BL: En esta profesión, sobre todo cuando estás empezando, por así decirlo, siempre hay audiciones y ofertas y muchas cosas, que te pueden ilusionar, pero después por alguna razón no funcionan. Tú siempre esperas que tu proyecto alcance el éxito. Francamente me sorprendió mucho que tuviera tanta aceptación, porque eso significa que tu trabajo gusta y que tu equipo está haciendo las cosas bien. Y eso es lo que somos, un equipo.
LM: Yo estoy encantada de verdad, con todo lo que ha pasado gracias a la serie. Nunca imaginé que fuera a ser algo tan grande. ¡Estoy muy agradecida con los fans! Estoy segura de que esta temporada les va a fascinar, los guiones son estupendos... ¡ya verán!

Sus carreras florecen y se diversifican más allá de la serie también, ¿cierto?
LM: Bueno, algo hay de eso...
BL: No seas modesta. Leighton canta. ¡Y canta muy bien!
LM: Bueno... grabé un disco. Aparecerá a fines de año y canto en una película con Gwyneth Paltrow, que se llama Country Strong, que se estrena en diciembre... y estoy feliz.
BL: Yo tengo dos películas por estrenarse – The Town y Green Lantern- y la verdad es que me encanta el proceso de hacer películas. Es muy diferente al de hacer televisión; hay más adrenalina, te exije más... y bueno, Green Lantern es una película muy importante, con muchas expectativas y estoy orgullosa de formar parte de ella, ¡aunque no puedo hablar mucho al respecto! (se ríe)

¿A quién nombrarían ustedes como sus mayores influencias, las actrices que más admiran?
LM: Audrey Hepburn, Cate Blanchett, Julia Roberts y Meryl Streep, creo. Son las actrices que más me gustan.
BL: Yo diría que admiro muchísimo a Katharine Hepburn, a Jane Fonda, Simone Signoret, Ingrid Bergman, Cate Blanchett también, Helen Mirren y Bette Davis. Creo que estoy muy, muy lejos de ellas, pero también creo que se puede aprender muchísimo de ellas, de todo el trabajo que han hecho. Son como grandes lecciones para nosotras. Su legado es algo admirable.

¿Dónde se ven en cinco años?
LM: No lo sé. Me gustaría verme como una artista más completa; poder compaginar la música y la actuación. También me gustaría poder seguir viajando por el mundo. Conocer más, descubrir cosas nuevas, aspectos de mí misma. Eso me gustaría.
BL: Cinco años suena a poco, pero en realidad es mucho tiempo. No suelo planificar demasiado lo que quiero hacer, especialmente con mi vida. No me gusta presionarme en ese aspecto, ya que dedicándote a este negocio hay bastante presión. En cinco años, supongo que estaré haciendo otras cosas más allá de Gossip Girl. Me gustaria mucho hacer algo de teatro; hay dramaturgos jóvenes y extraordinarios haciendo cosas que me parecen increíbles y que merecen ser vistas. Tampoco descarto la idea de formar una familia. Pero es muy abstracto hablar del tiempo, aún con plazos fijos. Ya se verá dónde estoy en cinco años. Lo único que espero, es estar feliz y comprometida con lo que tenga en manos entonces.

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares