13 nov. 2010

Emma Watson y Daniel Ratcliffe ya son adultos

Estos dos jóvenes actores ingleses crecieron frente a las cámaras y han alcanzado la edad adulta, en la última entrega (partida en dos) de la saga de Harry Potter.

Miguel Cane


Daniel Radcliffe and Emma Watson in Warner Bros. Pictures' Harry Potter and the Half-Blood Prince


Aunque parece que fue ayer cuando Daniel Radcliffe (Londres, 1989) y Emma Watson (París, 1990) eran unos niñitos que aparecían por primera vez en los roles que les han dado fama internacional, lo cierto es que han transcurrido casi diez años y de las caritas infantiles ya nada queda; al estrenarse la muy anticipada primera parte de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, cinta final de la saga de las aventuras del mago adolescente y sus inseparables compañeros de clase en Hogwarts, la escuela de magia más famosa del mundo, gracias a las novelas de J.K. Rowling y las películas, que han logrado cientos de millones de dólares en taquilla y han catapultado a sus jóvenes protagonistas a un estrellato internacional, si bien ambos han conseguido mantenerse al margen de los peligros de la fama, buscando más bien llevar vidas ordinarias cuando no están dedicados a su profesión.


Emma Watson at the Hollywood premiere of Warner Brothers' Harry Potter and the Order of the Phoenix


Daniel ahora es un hombre alto y apuesto, completamente distinto a la imagen vulnerable de un principio en la serie, mientras que Emma, que ostenta un flamante corte de pelo muy radical (“estaba loca por un cambio”, comenta “siempre tuve el cabello largo, hasta hace poco”), se ha convertido en un icono de la moda, y ha sido contratada para ser la imagen juvenil de la legendaria casa Chanel.


Daniel Radcliffe at the NY premiere of Warner Bros. Pictures' Harry Potter and the Goblet of Fire


¿Qué piensan acerca de la división que se ha hecho del libro en dos películas?
Daniel: Creo que funciona, porque la primera parte es muy diferente de la segunda. La primera parte es una exploración de los personajes. Están en un ambiente totalmente distinto a lo que hemos visto antes. Cuando Jo [Rowling] estaba escribiendo el séptimo libro, me escribió, y me dijo, “estoy escribiendo las Reliquias de la Muerte y en este momento es como un viaje muy extraño,” y eso esa fue la forma que siempre pensé que sería. La segunda parte empieza como una película de acción y luego se convierte en una película de guerra, así que hay muchas fases diferentes en el libro, creo que es realmente lo que hace que la película sea aun más emocionante y diferente de las otras.

Emma ¿qué pasó por tu mente en el último día de rodaje?
Emma: Oh, fue como, “¡Dios! ¿Ya? No puedo creer que esto sea todo. No puedo creer que este día finalmente ha llegado” Es decir, empecé a filmar Harry Potter y la piedra filosofal, cuando tenía diez años de edad, así que en cierta forma, no pensaba en cuándo terminaría, ¿sabes? Pensé que no habría terminado. Simplemente, me parecía muy extraño, así que tuve que pellizcarme. Fue muy raro. Me sentí triste por un largo rato.




En todas las películas de la serie, hay secuencias de acción increíbles. ¿Qué fue lo más temerario que tuvieron que hacer en esta?
Emma: Hay una escena en la que estamos atrapados en el Banco Gringott's y Hermione tiene esta loca idea de saltar sobre el lomo de un dragón. Ella está en un balcón del segundo piso y salta por el balcón a la espalda del dragón; hacer ese truco era realmente aterrador, porque básicamente tenía que saltar- claro, que había algo en qué caer-, pero con sólo pensar en hacer el salto desde una altura así y todo eso, fue bastante aterrador ¡y emocionante!

Daniel: Para ser honesto, he olvidado un montón de escenas por completo, porque filmamos por 18 meses, y si hay algo en el trailer del primer mes del rodaje, es como, “Oh Dios me olvidé totalmente de esa escena. Supongo que ser golpeado por Ralph Fiennes [quien interpreta a Lord Voldemort] en la segunda parte fue muy exigente físicamente. Lo que me encanta de esa escena es que, es el momento que he estado esperando que ocurra durante años. Siempre he querido un momento en que la magia no sea suficiente, como intentar matar a Harry físicamente golpeándolo. Esa fue una escena difícil, quiero decir, había una gran cantidad de esfuerzo físico en la película, pero me encanta correr arriba y abajo y caer y golpearme. Todo eso es genial.




Daniel ¿Cómo podrias describir el viaje emocional de Harry y tuyo en la película, ahora que todo acaba?
Daniel: A ver... Dumbledore le deja a Harry una misión, y casi ninguna información, es una especie de trabajo – un tipo de prueba de fe. En última instancia, cada vez que Harry se encuentra en ese momento oscuro en el que piensa que es una búsqueda inútil y ni siquiera sabe por qué lo está haciendo, algo le dice que tiene que seguir adelante. En cuanto la relación con Ron y Hermione, se da cuenta de que no tiene ni idea de qué hacer. Él no tiene un plan -que acaba improvisando, y así a medida que pierden la fe en él, empieza a ser más paranoico y aislado, y supongo que más enojado. En cuanto a mis emociones personales, fue una película muy, muy larga y muy emocionante. Todos lloramos mucho. También estoy muy emocionado de ver la película, ya sabes, el viaje no ha terminado, en el sentido que la gente tiene que ver estas películas, estoy interesado en saber lo que la gente piensa. ¡Ha sido una buena parte de mi vida!
Emma: ¡Y de la mía también! ¡A mí me pasa lo mismo!




¿Hay alguna anécdota en el set que les gustaría compartir?
Emma: ¡Ay! ¡Yo tuve que besar a los dos! Pero se sintió como besar a mis hermanos. (se ríe) Quiero decir, que fue bastante malo. Definitivamente, ninguno de los dos besa mal, digo, ese no es el punto, pero sin duda fue bastante incómodo.




¿Cómo se ven después de estos 10 años, como actores y como personas?
Daniel: Nunca seré capaz de ver una escena en cualquiera de estas películas sin necesidad de conectarme a la memoria de ese día en el set, o el recuerdo de lo que estaba sucediendo en mi vida. Me voy con una riqueza de experiencia. He podido trabajar y ver y aprender, de los actores. Y el grupo más sorprendente de amigos que alguien podría desear, y no estoy solo hablando sobre el reparto. Así que muchos de mis mejores amigos están en el equipo de filmación, y éstas son las personas que veré por siempre. Me siento muy, muy afortunado.

Emma: Todo comenzó un poco como un juego y se convirtió en algo mucho más grande e importante. Creo que he aprendido muchísimo y estoy muy orgullosa.

¿Hay algún souvenir que tomaran del set?

Emma: ¡Sí!, yo tomé mi varita, y también el giratiempo, y una capa. Sólo eso. Por razones sentimentales, supongo

Daniel: Lo único que quería era las gafas. Yo no quería la varita, tampoco la escoba. En realidad terminé tomando dos pares de gafas. Tengo unas sin vidrio, fue con los que trabajé mas a menudo, debido a la cámara, así que fueron los que utilice mas, y pedí las versiones con cristales que utilicé desde la primera película. Los dos están en su lugar de honor en casa de mi madre.

Si J.K. Rowling los llamara el día de mañana y dijera: “estoy escribiendo otro libro. Me decidí a salir de mi retiro y escribir más de Harry Potter, ¿te gustaría ser la estrella de la próxima película?”, ¿qué le dirían?

Emma: ¡Oh!. No, yo no lo haría. Me siento tan satisfecha con lo que hemos hecho, que no tiene sentido. Simplemente sería raro. No sería lo mismo. Definitivamente, no.

Daniel: No, probablemente yo le diría lo mismo, ya que 10 años de nuestras vidas como Harry y Hermione, son suficientes. Creo que las películas han llegado a una conclusión perfecta y estupenda, y no hace falta más. Además, tenemos garantías de que Jo no hará eso. Nos quedamos con un gran recuerdo, pero ha llegado el momento de hacer otra cosas. De crecer por fin.


Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares