17 abr. 2011

Amanda Seyfried, bajo la capa roja

Es aún muy joven y ya tiene madera de estrella. Ahora es la protagonista de una de las cintas más esperadas de la temporada: una nueva y sorprendente versión adulta del cuento de Caperucita Roja

Miguel Cane

Fresca, juvenil y divertida, Amanda Seyfried (Philadelphia, 1985) comenzó su carrera en la TV, con papeles de soporte en series de culto como Veronica Mars y Big Love, y debutó en cine en 2004 como una de las villanas de Mean Girls, al lado de Lindsay Lohan, solo que al contrario de ésta, Amanda ha visto su carrera florecer con algunas participaciones estelares en filmes como la exitosa adaptación del musical Mamma Mía! al lado de Meryl Streep, Jennifer's Body, Chloe (dirigida por Atom Egoyan) y Cartas a Julieta. Ahora, es la protagonista principal de La Chica de la Capa Roja, dirigida por Catherine Hardwicke (Crepúsculo, A los trece), una nueva versión del célebre cuento de los Hermanos Grimm sobre Caperucita Roja, que ha asustado a niños por generaciones.


El guión de esta cinta da un giro más adulto a la historia: Los aldeanos de Daggerhorn por generaciones han mantenido una especie de tregua con un hombre lobo que habita en el bosque que los rodea, ofreciéndole sacrificios cada luna llena. Súbitamente, el lobo cambia las reglas del juego y comienza a matar a los lugareños. Esto provoca una oleada de temor y despierta las sospechas de la inquieta y audaz Valerie, una joven valerosa que planea huir del pueblo con su verdadero amor, el leñador Peter, pero que ahora debe enfrentar al monstruo. En la cinta, Amanda comparte escena con figuras muy destacadas como la legendaria Julie Christie, que interpreta a la abuela, que vive en el bosque; Gary Oldman, en el papel del cazador, y Virginia Madsen, como la madre de Valerie, que trata de salvarla de un peligro terrible.

Esta es una 'Caperucita' muy diferente; ¿cómo definirías a tu personaje?
"Pues para empezar, Valerie no es una niña, es una mujer valiente y fuerte, que se está dando cuenta de su sexualidad mientras navega por situaciones complejas en un pueblo medieval, por lo que además es muy adelantada a su tiempo (risas). Eso fue lo que me atrajo del papel. Me gustan las mujeres que afrontan las situaciones con valor, sin miedo, especialmente en estas circunstancias. El acoso del lobo es mucho más temible que en el cuento original. Creo que es como la Sigourney Weaver de su cuento y me encanta. La mayoría de nosotros creció con la versión digerida de Caperucita Roja, pero el cuento de hadas original tiene elementos mucho más siniestros que lo hacen fascinante. Cathy (Hardwicke la directora), lo aborda de una forma completamente distinta”.

Dicen que Catherine Hardwicke transmite mucha energía dirigiendo. ¿Cómo te sentiste trabajando con ella?
“Siempre quieres poder trabajar con un director que pone todo ese entusiasmo y energía sobre la mesa. Ella simplemente adora hacer películas y tiene tanta imaginación, que es sorprendente. Cuando estábamos en preproducción, me invitó a reunirme con ella, y eso nunca me había ocurrido antes de iniciar un rodaje. Me enseñó dibujos, fotos y vídeos que había recopilado para establecer el mood de la película: sus ideas eran brillantes y me ayudaron a comprender las diferentes facetas de mi personaje. Es verdaderamente la directora más creativa con la que he trabajado. Me tuvo una confianza total y un respeto enorme por mi trabajo: cuando me dirigía en cada escena, me preguntaba si sentía que podía aportar algo. Fue una gran aventura.

¿Y que opinas de la atmósfera gótica como elemento de la película?
“Es algo inquietante, y cuando vi la película terminada, me encantó. Desde que leí el guión, el aspecto de thriller me entusiasmaba, y la ambientación medieval lo hizo parecer gótico, además del elemento romance... me pareció muy acertado. Además, está todo el manejo del suspenso: A medida que avanza la película, las dudas se disparan sobre quién será el hombre lobo y Valerie trata de averiguar quién es, basándose en las señales que le han dado. Esto es terrible para ella porque, en diferentes puntos de la historia, tiene motivos para sospechar de todos, su padre, su madre, su prometido... ¡hasta su abuela! Sostener eso en toda la película es excelente. Creo que al público todo este misterio le encantará.

El personaje con el que Valerie mantiene un lazo más estrecho es con su abuela, que es interpretada por Julie Christie, a su vez, toda una leyenda...
“Trabajar con Julie fue extraordinario. Siempre la había admirado y cuando Cathy me dijo que había conseguido convencerla de interpretar a la abuela. Es un personaje importantísimo en la trama, ya que ella y Valerie comparten un gran lazo de unión. Siempre han conectado en un nivel superior al que Valerie tiene con sus padres. Valerie se siente muy inspirada por lo independiente que es su abuela, que vive en el bosque y lleva una existencia completamente independiente del resto del pueblo. Julie es un poco como el personaje que interpreta: siempre he admirado que en la cúspide de la fama, se diera el lujo de darle la espalda a Hollywood, para hacer las cosas que ella quería. Sus películas son maravillosas y ella misma es un ejemplo para mi. Me encantó poder trabajar con ella, estar cerca y aprender todo lo que pude de ella. Es un gran ser humano y una gran actriz.”

¿Y tú cómo ves tu futuro, después de llevar tu primer rol protagónico?
“¡No lo sé! ¿Sabes? A veces creo que tengo mucha suerte. Hace apenas diez años yo soñaba con ser actriz, pero no pensaba, mientras estudiaba y me preparaba y hacía audiciones en las que nunca me quedaba, que un día iba a poder entrar a un set y conocer a gente como Meryl Streep, como Julie Christie o Julianne Moore, que iba a trabajar con directores como Atom Egoyan o Catherine... que iba a aprender tanto, divertirme tanto, y sobre todo, ver que mi sueño se hace realidad. Tengo mucha suerte, me han ofrecido algunos proyectos muy interesantes para los próximos dos años, regreso a Big Love, que me encanta, y también acabo de rodar una película con Andrew Niccol, que esribio Truman Show, se llama Now y es apasionante: es acerca del futuro, precisamente, y de qué pasaría si el gen del envejecimiento fuera eliminado de nuestro genoma... no te puedo decir mucho, pero fue increíble trabajar en esa película... la verdad es que están sucediendo muchas cosas buenas.”

¿Y la capa roja? Es una pieza tan emblemática de tu vestuario... ¿qué fue de ella?
“¡Me la regalaron al final del rodaje! (risas) Había varias. Una se subastará para caridad y otra es la que tengo en mi casa. No sé si voy a volver a ponérmela – o si vaya a haber una segunda parte – pero lo que sí, es que la tendré para recordar este rodaje, que para mí ha sido el mejor que he tenido hasta ahora.”

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares