4 dic. 2011

Fuera de Satán / Hors Satan, de Bruno Dumont

Las facetas del horror

Miguel Cane



Bruno Dumont no es un cineasta complaciente ni su obra es la más accesible. No obstante, tiene un notable seguimiento por las características muy personales que sabe imprimir a su trabajo: creación de atmósferas hiperrealistas en las que gradualmente incorpora elementos de lo sobrenatural, lo inexplicable, lo extraordinario, y un modo desconcertante pero implacable.




En Fuera de Satán, que tímidamente se acerca al circuito de arte de la cartelera, la trama gira en torno a la vida aparentemente monótona y solitaria de un vagabundo. Él vive con un perro, en medio del campo, duerme a la intemperie y no tiene la necesidad de trabajar para ganarse la vida ni de hacer algo más que deambular por ahí. Una joven enamorada del hombre (ecos de Jeanne Moreau en Mademoiselle), va a pedirle que haga algo que, sin problemas aceptó, no cambiará su ritmo ni creará remordimientos o culpa: matar a su padrastro. Este es el comienzo de una serie de atrocidades que llegan a una brutal y memorable secuencia climática.

La película tiene un desarrollo lento, pero dicha característica lejos está de aburrir o causar tedio; esta cuestión, apoyada por extensos planos generales, tiempo congelado y la aparición casi mínima de diálogos, ayuda a crear la atmósfera tranquila, desconcertante y hasta incoherente para que la historia logre aturdir al espectador. El sonido de las llamas ardiendo, los gritos de las personas, los palos haciendo pulpa el cráneo de un personaje y las explosiones de la pólvora dentro de los cañones de una escopeta, son los únicos sonidos fuertes que cortan un poco el tranquilo sosiego de la narración.

La película exige que se preste atención desde un principio, para que las escenas finales cobren sentido y se tenga la comprensión necesaria para redondearla y entenderla. El director se guarda todas las respuestas a las preguntas y se dejan muchas puertas abiertas a la libre interpretación del espectador. Un relato fuerte, auténtico y muy crudo, en especial en el tratamiento que se le da a la muerte, a la soledad y al sexo.

El trabajo actoral es soberbio y está muy bien dirigido. David Dewaele le aporta realismo a su misterioso e intrincado personaje. La inexpresividad de su rostro es absorbente y desconcertante. La carismática Alexandra Lematre, en un rol extraño, emotivo y profundo, le brinda credibilidad y mucha tranquilidad a la historia, aunque puede representar una pasión incendiaria cuando quiere. Un elenco muy bien elegido. Fuera de Satán es una película que no es para todo tipo de público, intensa, cruel, bestial, intolerable y lenta, pero maravillosamente mágica y atrapante. Una obra muy original, para pensar durante y después de su proyección. Un Bruno Dumont que nuevamente provoca, aturde, y deja maravillado al espectador.

Fuera de Satán / Hors Satan.
Dirige: Bruno Dumont.
Con: David Dewaele, Alexandra Lematre, Juliette Bacquet.
Francia-Bélgica-Alemania. 2011.


Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares