6 jun. 2013

Sofía Vergara: “Me gusto mucho, pero no es pecado”

Miguel Cane.



La actriz latina cuyo nombre más suena hoy en Hollywood es la despampanante Sofía Vergara (Barranquilla, Colombia, 1972). Gracias a su papel como Gloria Delgado-Pritchett en la teleserie Modern family (transmitida en México y América Latina por la cadena Fox), la actriz y modelo, que desde mediados de los noventa llegó a Estados Unidos a buscar fortuna, ha conseguido el cariño del público y el reconocimiento de la crítica. Tan es así que durante tres años consecutivos, desde el estreno de la serie, ha sido nominada a los Emmy y los Globos de Oro, y si bien no ha sido ganadora, no pierde la esperanza de llevarse la estatuilla a casa en algún momento. Lo cierto es que ha sabido posicionarse como una verdadera estrella, pues son pocas las actrices que han sabido sacar tan buen partido a su sensualidad, aunada a una férrea disciplina de trabajo, a la sencillez y a un chispeante sentido del humor.



LA SERIE POR LA QUE NADIE APOSTABA SIGUE SIENDO UN ÉXITO. ¿CÓMO TE SIENTES A ESTAS ALTURAS?

Muy contenta. Mi personaje se ha desarrollado muy bien en estos años; al público le sigue gustando y nos lo demuestra siempre . Es me hace estar plenamente satisfecha de lo que hemos hecho. Es la experiencia de trabajo más entrañable que he tenido. Somos un gran equipo y nos sentimos, y es gracioso, como una familia, lo pasamos muy bien en las grabaciones.



¿APORTAS ALGO DE TI MISMA, AL PERSONAJE DE GLORIA?

Ya no. Al inicio solía reunirme con los guionistas para contarles historias de mi vida, anécdotas, cosas que nos sirvieran para crear al personaje, pero ahora que ya estamos en la cuarta temporada y han establecido el personaje de un modo definitivo, ya no me necesitan. Gloria es su propio personaje.



EN ESTA TEMPORADA GLORIA TIENE UN BEBÉ. ¿DIRÍAS QUE LA MATERNIDAD LA HA CAMBIADO?

Sí, se ha vuelto más sensible con sus hijos. Se siente responsable por los sentimientos de Manny —su hijo mayor en la ficción—, por eso trata de repartir su tiempo y no siempre le sale bien. Se encuentra en una etapa de crisis, empieza a pensar en su edad y ese problema le va a provocar momentos de tensión, y el nuevo bebé complica las cosas, pero siempre se resuelve todo con amor y con humor.



TÚ ACABAS DE CUMPLIR 40 Y TIENES UN HIJO DE 20, ¿CÓMO ES LA RELACIÓN ENTRE USTEDES?

Soy una madre trabajadora y siempre lo he sido. Mi hijo es mi prioridad número uno; ahora está en la Universidad y con los años he aprendido a dejarlo crecer. Antes quería hacerlo todo, estar pendiente de su crecimiento y de mi trabajo, y a veces no se daban las cosas. Pero no me arrepiento de nada, porque mi hijo es primero. Me preocupa mucho, aunque sea un adulto. Siempre le digo que no se suba al coche de nadie que haya bebido. Le recuerdo que sea precavido. Estamos en comunicación constante, hablamos diario. Desde hace dos años vive solo en Nueva York y yo estoy en Los Ángeles. La verdad no puedo dejar de pensar, cada noche al irme a dormir, en las cosas que pueden sucederle, aunque ya sea un adulto. Supongo que todas las madres que lean esto, con hijos de cualquier edad, entenderán de los que estoy hablando (risas).

PESE AL ÉXITO MANTIENES BIEN PLANTADOS LOS PIES EN LA TIERRA. ¿CÓMO HACES PARA QUE NO SE TE SUBA A LA CABEZA?

No tuve una juventud fácil, pasé estrecheces. Y soy bien agradecida. Eso es algo muy importante. Procuro estar siempre de buen humor y contenta con lo que me llega en la vida. Me levanto feliz para ir a trabajar. ¿Sabes? Una tiene que disfrutar cuando las cosas van bien, porque en cualquier momento éstas pueden empeorar. Trato de tomar ventaja de mis 15 minutos de fama y no olvidar nunca de dónde vengo. No es fácil hacerse de un lugar en la vida, y no puedes dejar que la fama se te vaya a la cabeza. No vale la pena y es peligroso. La fama no es la felicidad.

VARIAS REVISTAS Y MEDIOS TE SEÑALAN COMO UNA DE LAS MUJERES MÁS BELLAS DEL MUNDO. ¿CÓMO LLEVAS ESO? ¿TIENES ALGÚN SECRETO PARA MANTENERTE EN FORMA?

¡Gracias! (risas). La verdad es que no tengo ningún secreto. Siempre me he sentido bien y muy cómoda conmigo misma. Desde siempre he sido voluptuosa, pero sin problemas de peso. Puedo comer de todo, sin exagerar, y eso hago. Ahora que tengo 40 no olvido para nada la importancia de hacer ejercicio y mantener una dieta saludable. Soy una mujer moderada, me gusta comer y beber y no pienso privarme de ello. Puedo decirte que me gusto mucho, pero no es pecado que una se guste tal como es.

PROVIENES DE UNA SOCIEDAD LATINOAMERICANA Y HAS ALCANZADO LA FAMA EN HOLLYWOOD ¿TE RESULTÓ DIFÍCIL CAMBIAR DE MENTALIDAD?

¡Por supuesto! Siendo una actriz latina, el trabajar en este mercado implica un concepto de belleza un poquito diferente. Recuerdo que cuando empecé a estudiar actuación mi profesor me dijo que tenía que perder peso porque las otras actrices se veían mejor en pantalla, porque eran más delgadas. Yo le conteste: “Sí. Se ven mejor en pantalla pero desnuda yo me veo mejor que ellas. ¿Cuál es el problema?” (risas). Esa era mi mentalidad, ahora entiendo que debo mantenerme más delgada y tener cuidado. Nunca voy a ser flaca, ni lo quiero, es un infierno forzarse a vivir con esa presión. ¡Me volvería loca! Te digo, estoy feliz como estoy y, por suerte, el público me quiere así.

OTRO PUNTO IMPORTANTE ES QUE TE HAS COLOCADO COMO COMEDIANTE Y NO ES COSA FÁCIL...

Dicen que es el género más difícil, y así lo creo, por eso cuando haces comedia y al público le gusta, empiezas a pensar que tal vez eso es para lo que eres buena. En mi vida privada siempre me he considerado una persona divertida, pero también soy bastante seria y disciplinada, así que nunca pensé que iba a triunfar en una serie cómica. Sin duda este es un momento muy excitante en mi carrera y me encanta reírme con los guiones.

A PROPÓSITO DE ELLO, ¿EL HUMOR DE LA SERIE SE PARECE AL TUYO?

Sí. En mi carrera he rodado mucha comedia, en cine y televisión, pero sin duda Modern Family es la mejor aventura profesional de todas en las que me he embarcado; disfruto muchísimo con todo el elenco y el equipo. Mi personaje es divertidísimo, y con una personalidad arrolladora. Es un gran regalo y me siento muy feliz de ser Gloria, así que mientras el público lo disfrute, pues, qué mejor.






Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares