19 sept. 2013

Amanda Seyfried. La tragedia profunda de Linda Lovelace

Miguel Cane.



Nacida en una familia de ascendencia alemana en Pennsylvania, Amanda Seyfried (1985) tiene una imagen sana y familiar, pero está lejos de ser una actriz convencional ajena a los papeles de riesgo. Tras su debut en la película Chicas Pesadas (con Lindsay Lohan) y la serie de culto Veronica Mars, pasó cinco temporadas en Big Love de HBO y protagonizó musicales como Mamma Mia! y Los Miserables, pero también ha aparecido en cintas más transgresoras como Alpha Dog o Chloe, dirigida por Atom Egoyan.



Ahora en Lovelace, interpreta a la polémica y trágica Linda Boreman (más conocida por su apellido artístico "Lovelace"), la primera estrella porno que alcanzó la fama internacional. A principios de la década de los setenta, Linda Boreman se vio obligada por su marido abusivo (interpretado por Peter Sarsgaard) a protagonizar la célebre película XXX Garganta Profunda / Deep Throat, hoy considerada un clásico del género pero que provocó en la actriz trastornos físico-emocionales severos.



¿QUÉ TANTO SABÍAS SOBRE LA HISTORIA ANTES DE QUE TE OFRECIERAN LA PELÍCULA?
Sabía más bien poco, que fue famosa como estrella porno y poco más. Que era un nombre legendario en esos círculos, pero no tenía idea de cómo había llegado a eso. Recuerdo que la primera vez que me reuní con los directores Rob (Epstein) y Jeff (Friedman), me mostraron una carpeta masiva, una gran colección de investigación y fotografías, y tenían todos estos DVD de Linda, y yo estaba impresionada mientras leía todo lo que compilaron. Así la descubrí.



¿ADQUIRIÓ ENTONCES LINDA UN INTERÉS HUMANO PARA TI?
Por supuesto. Todo el mundo tiene una historia, todo el mundo es tridimensional. Me pareció fascinante que en gran medida la idea general de lo que ella era se basaba en que fue estrella porno, ¡pero no lo era! Era una chica que quería ser actriz. Tenía una relación muy intensa y violenta con su marido y él, esencialmente, la coaccionó para entrar a este mundo; fue explotada y se quedó sin prácticamente nada. Creo que es un personaje increíble. Ella luchó para ser escuchada y sentí que eso era parte de la razón por la que quería hacer esto. Estaba atrapada en circunstancias terribles, tomó algunas decisiones equivocadas y se perdió; luego trató de encontrarse a sí misma, no se dio por vencida. Se cayó y se propuso subir. Es mucho más fuerte de lo que la gente sabe, nunca le dieron el crédito correspondiente.



¿VACILASTE EN ALGÚN MOMENTO EN ACEPTAR EL PAPEL?
Tal vez al principio. Siempre estás pensando, tienes dudas. ¿De verdad esta película es mejor que cualquier otra película que podría hacer al mismo tiempo? Después conocí a Rob y Jeff y pensé que podían contar su historia de manera hermosa. No habría habido vacilación si hubiera sido cualquier otro director. Si hubiera sido un guión mal escrito no lo habría hecho. El guión era sólido y eso era todo lo que necesitaba. Rara vez hay directores adjuntos cuando estás en el desarrollo de algo y eso es estresante, pero ellos me hicieron sentir muy segura a cada paso de la producción y fue una experiencia que repetiría con gusto.

¿SENTISTE ALGUNA DIFICULTAD AL ABORDAR AL PERSONAJE DE LINDA?
La forma en que Linda actúa no es como yo suelo reaccionar ante las cosas o las situaciones. Pero al mismo tiempo comprendí de dónde venía el problema. Su timidez paralizante. Ella era muy ingenua, no tenía educación más allá de la secundaria. Cometió el error de escapar de la represión estricta en casa, de una familia ultracatólica, para tirarse, literalmente, en los brazos de alguien que no iba a salvarla, que iba a acabar de hundirla. Transmitir ese tipo de emociones y situaciones es mucho más difícil de lo que se cree.

¿QUÉ HAY DE PETER SARSGAARD? ¿TRABAJAR CON ÉL HIZO MÁS FÁCIL LA EXPERIENCIA?
Peter es un excelente actor y un gran compañero. Es un encanto, de verdad. Él no solo me hizo sentir segura, también cuidó todos los detalles de la relación de nuestros personajes. Me decia que al relacionarse con alguien que es un monstruo, hay que pensar en ellos como niños que estás protegiendo. Su interpretación de Chuck es tan triste a veces, tan patética. Este tipo es un inútil, un inseguro. Abusar de las mujeres era su único poder y eso es lo más triste de él. Tomó su poder de golpear y coaccionar a una mujer. Y Peter, del modo en que lo interpreta, no solo lo muestra como un monstruo, también como un ser muy infeliz.

¿FUE DIFÍCIL REALIZAR LAS ESCENAS DE SEXO?
¿Te digo algo? Las escenas de sexo fueron quizá las más fáciles de hacer, porque todo, absolutamente todo lo que ves en pantalla, es simulado. De verdad. Nos reíamos todo el tiempo entre tomas. Es una manera genial de eliminar el estrés de la trama, de lo que estamos representando. Tal vez suena horrible, pero te juro, todo es tan tonto. Lo que sí fue realmente difícil para Peter y para mi, fue realizar las escenas de violencia, ya sabes. Las golpizas que Chuck le daba a Linda. No eran tan fáciles, y ésas sí que eran agotadoras, pero no son algo tan terrible, porque tenían una estructura. Todo estaba coreografiado y Peter fue el compañero más generoso y dulce, si cabe decirlo, al hacer esas escenas tan brutales.

¿TÚ CREES QUE LINDA SERÁ VISTA DE OTRA MANERA DESPUÉS DE ESTA PELÍCULA?
Eso espero. Linda era mucho más que un objeto sexual, y de verdad, me conmovió mucho su lucha por levantarse del hoyo en el que Chuck y el porno la hundieron. Es algo muy emotivo. Y creo que el público va a encontrarse con una historia profundamente humana. No es sensacionalista, no quisimos hacer eso, pero sí muestra un mundo muy sórdido y cómo esta mujer tan frágil logró sobrevivir.

EL FUTURO LUCE BRILLANTE, PUES CADA VEZ DAS MEJORES INTERPRETACIONES Y TIENES MEJORES PROYECTOS...
Gracias por el voto de confianza (sonríe), te lo agradezco mucho. Honestamente, de cualquier manera estoy súper feliz con la forma en que se han dado las cosas y tengo muchas ideas, muchos proyectos. Quiero producir, crear. Sé que voy a conseguir mi mayor deseo, que es trabajar en algo en lo que realmente creo, porque ya no voy a hacer nada que no me hable, que no me ayude a crecer, que no me de satisfacción. Eso ya no lo vuelvo a hacer, mientras pueda.




Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares