9 ene. 2014

Steve Buscemi: La televisión de hoy, entretenimiento de calidad

Miguel Cane.

Es uno de los actores “de carácter” más solicitados del cine. A su modo, podría decirse que es una estrella, aunque para Steve Buscemi (Brooklyn, Nueva York, 1957) la fama y el reconocimiento que pueda recibir por su trabajo – incansable, en veintisiete años de carrera por el cine ha trabajado en dos o tres películas por año, en la más diversa cantidad de roles – no le interesan tanto como la pasión que siente por actuar.



Ex bombero de Nueva York (durante la crisis del 11 de septiembre de 2001 regresó como voluntario a remover escombros para buscar bomberos desaparecidos), director por mérito propio, padre de familia, desde 2010 Buscemi – que pronuncia su apellido “Bus-semi” aunque la pronunciación italiana es “Bus-chemi” [“¡Tuve que ir hasta Sicilia para descubrir que pronuncio mal mi apellido!” suele bromear] es el protagonista, junto con Kelly Macdonald, Bobby Cannavale y Michael Pitt, entre otros, de la exitosa serie de HBO Boardwalk Empire, producida por Martin Scorsese y basada en el libro de Nelson Johnson, Boardwalk Empire: The Birth, High Times, and Corruption of Atlantic City, con una adaptación de Terence Winter (guionista de Los Soprano).



En esta serie dramática, la trama gira en torno a los conflictos de Enoch “Nucky” Thompson – personaje que encarna Buscemi -- , poderoso ex tesorero de Atlantic City, mitad político y mitad mafioso, que en la temporada que actualmente está transmitiéndose en América Latina, explora su lado más oscuro, mientras se involucra en narcotráfico y desarrollo de bienes raíces. Personaje complejo y atormentado, se ha convertido en uno de los antihéroes más populares actualmente en TV.



¿Cómo describirías el estado mental de Nucky y su posición en Atlantic City, en esta cuarta temporada?
Ahora que él ya no es el tesorero del condado, que no está en la política, y por lo mismo no tiene que hacer discursos, no tiene que vivir una doble vida -disfrutando hasta cierto punto- creo que ahora abraza más su lado oscuro. Esa parte pública de su vida le ha sido arrebatada y ahora él está realmente inmerso en el lado comercial de las cosas. Está más retirado y aislado, y se ha hecho eso a sí mismo porque está más vulnerable, es un blanco -otras personas quieren su poder y su negocio-. Y, al mismo tiempo, también ha perdido Margaret (Kelly Macdonald) y eso definitivamente lo hace pedazos aunque no lo diga.



Como actor, el que la brújula moral del personaje se haya tornado aún más oscura, ¿cómo te hace sentir?
Bueno, siempre es mucho más difícil interpretar el material más oscuro porque no es precisamente un lugar agradable para ir y para estar, y tenemos un calendario de ocho meses de filmación para trece capítulos. Digo, tampoco es que Nucky fuera un personaje cómico antes, pero había cierta liviandad, un lado amable: solía contar chistes; no ha dicho uno desde hace mucho tiempo. Y, la verdad, yo echo de menos interpretar eso, así que sólo puedo imaginar lo que Nucky siente al vivirlo. Ahora es como un personaje que ya no puede estar en público, ya no puede ser el hombre benevolente que era y creo que le hace falta, su amargura está creciendo.

El matrimonio entre él Margaret es una de las columnas de la serie:¿Crees que todavía hay una oportunidad para ellos?
Nucky trató de hacer que Margaret regresara y ella se niega. Así que él piensa, ¿qué sentido tiene? Ahora se ve a sí mismo como un soltero de nuevo, y es algo sutil pero ya no usa su anillo de bodas, así que no creo que él se haga ilusiones sobre la situación. Personalmente, creo que realmente la ama y de verdad la quiere de vuelta. Pero creo que es lo suficientemente inteligente como para saber que ella es fuerte y, probablemente, respeta más el que ella haya decidido renunciar a todo lo que tenía con él. Nucky pensó que ella querría las mismas cosas que él y, considerando de donde venía, iba a estar agradecida por todo lo que él le había dado en el aspecto material. Creo que Margaret no es tonta, en absoluto y que tenía una idea bastante clara de en qué se estaba metiendo. Así que mientras que ambos estén vivos, siempre hay esperanza.

En las tres temporadas anteriores hubo contradicciones en Nucky, dirigió el negocio del contrabando pero también fue muy benevolente y cuidó de la gente, no sólo para sus propios fines. Ahora esos elementos se han ido y él es más abiertamente egoísta ¿Existen todavía esos otros aspectos positivos en él?
Nadie imaginó que ocurriría la prohibición, su vida antes de eso era como tesorero del condado. Como él dice en el piloto, la prohibición fue un regalo. Con su llegada, hubo aún más dinero de por medio. Siempre me sorprende que la gente todavía acepte sobornos. En estos días y en esta época, con el rastro de papel y el internet, las cosas son tan fáciles de rastrear, y, sin embargo, los políticos todavía lo hacen. Creo que es más naturaleza humana que cualquier otra cosa. Pero sí, supongo que debajo de la corrupción y la amargura, Nucky tiene su corazón en el lugar correcto, y mantiene una semblanza de humanidad. Por eso me gusta tanto encarnarlo.

¿Crees que el público está buscando refugio del cine en la televisión?
Creo que hoy en día hay una gran gama de opciones de entretenimiento que antes no existía. Cuando surgió la televisión de modo masivo, a principios de los 50, se decía que nunca iba a poder rivalizar con el cine, y eso no ha resultado ser del todo cierto. Personalmente creo que hay un público para todo y que cada quién es libre de decidir lo que prefiere ver. Lo cierto es que también hay más oferta de entretenimiento de calidad – y lo que estamos tratando de hace con Boardwalk Empire es precisamente eso – en la televisión hoy en día; hay series de todo tipo, para todo tipo de público. Están historias de época, como ésta o como Mad Men (que personalmente me encanta) o series que tocan temas políticos como House of Cards o Homeland, o series completamente fantásticas, o comedias como Enlightened, con Laura Dern, que me parece estupenda o Shameless… hay de todo para todos y creo que eso es bueno, porque permite una más amplia libertad de elección. Nosotros buscamos hacer nuestro mejor trabajo y que el público así lo vea y nos ha favorecido. No podría estar más contento con el resultado.

Una serie implica un compromiso a largo plazo. ¿Esto afecta en algún modo tus proyectos en cine o en teatro?
Para nada. Es verdad que toma más tiempo y es más absorbente, pero si no fuera algo tan satisfactorio, no lo haría. Nucky es un personaje muy rico en matices y es un placer poder interpretar algo así, porque no llegan papeles así todos los días. Por otro lado, tenemos la flexibilidad de tiempo para poder hacer cosas en cine, que no toma tanto tiempo y compaginar ambas cosas. Esa es la vida del actor, ¿sabes? Eres un itinerante y vas de un foro a otro, de un escenario a otro, porque ahí están las dos cosas: el sustento, el pan que te ganas y de lo que vives, y también la pasión por hacerlo. De eso se trata ser actor. De trabajar donde esté lo que más amas hacer.



Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares