8 jul. 2009

Johnny Depp: Leyenda al estilo americano

Ha sido pirata, genio incomprendido, monstruo y ahora, figura heróica de un tiempo ya perdido. Todo eso sin perder jamas su verdadero estatus como una de las más grandes estrellas de su tiempo.

Miguel Cane


Johnny Depp 62nd Annual Golden Globe Awards


A los 21 años de edad debutó en la cinta de Wes Craven Pesadilla en la calle del Infierno (era uno de los adolescentes brutalmente asesinados por el legendario Freddie Kruger) y posteriormente, se lanzó a la fama en la pantalla chica como uno de los protagonistas de la exitosa serie de TV Comando especial (21 Jump Street) desde entonces y hasta la fecha, Johnny Depp ha demostrado tener auténtica madera de ídolo. Pocos son los actores que han trascendido las décadas como lo ha logrado él, manteniéndose en estatus de superestrella por casi veinte años.

Johnny Depp Best Actor Nominee Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl 76th Academy Awards


Naturalmente, esa aceptación tan amplia tiene su precio, pero Depp, padre de dos niños y compañero de la actriz-modelo y cantante Vanessa Paradis, con quien vive en Francia, no se intimida en lo absoluto acerca de las trampas de la fama: como actor siempre busca proyectos que le permitan explorar distintas facetas y un ejemplo de ello es Enemigos públicos, una revisión de la clásica historia del célebre asaltabancos John Dillinger y su notable escaramuza con el FBI, encabezado por el agente Melvin Purvis (Christian Bale), bajo las órdenes del legendario J. Edgar Hoover, dirigida por Michael Mann, especialista en hacer filmes desbordantes de adrenalina.

Johnny Depp Once Upon A Time In Mexico Venice Film Festival


Aquí, Depp interpreta a Dillinger, un personaje complejo, virtualmente un héroe para muchos y muy vilipendiado por otros; lo aborda con naturalidad, sin la exuberancia entrañable del capitán Jack Sparrow, o sin la fragilidad sobrecogedora de Edward Scissorhands, convirtiéndolo en una figura más inmediata y no por ello, ajena a la leyenda que desde los años 30, se tejió en torno suyo. Filmada en locaciones de Chicago, la cinta es un viaje a otra era, donde Depp lleva casi totalmente el peso de la trama y lo hace con aplomo y carisma, algo que es parte ya imprescindible de su trabajo.


¿Cómo definirías la imagen de John Dillinger en la memoria colectiva estadounidense?
Era un personaje que vivía fuera de la ley en el mismo estilo y tradición que Jesse James, alguien que accidentalmente era su héroe de pequeño y curiosamente, también un personaje que a mí me atrajo mucho, aún desde niño. Como se plantea aquí, Dillinger es alguien que ha perdido 10 años de su vida en prisión, creo que fue consciente de su decisión cuando salió para hacer lo que quería y que había pensado porque el reloj estaba corriendo en contra y el sabía que –haciendo lo que hacía-, tendría mucho más tiempo para ser recordado.

¿Supones que tenía algún tipo de deseo de morir violentamente?
Honestamente no lo creo, porque estoy convencido de que si él no hubiera sido literalmente vendido por Anna Sage, seguro habría realizado uno o dos golpes más para irse luego a México o Sudamérica para esperar a Billie Frechette y llevar una vida más relajada a su lado. Creo que Dillinger siempre deseo a una mujer especial en su vida y Billie se convirtió en su principal amor. Eran el uno para el otro; ambos eran completos extraños que se encontraron como si fueran un par de cometas.

¿Qué opinas de la actuación de Marion Cotillard como Billie Frechette?
Marion es una profesional en toda la extensión de la palabra; es muy talentosa, muy interesante y tiene mucho más debajo de esos lindos ojos o su rostro. Cada momento con ella era diferente, estuve muy impresionado con su dedicación, además creo que su acento inglés era fabuloso, no se notaba que es un idioma que no habló con fluidez hasta que fue adulta: eso en un actor es algo básico y ella lo hizo de manera magistral. Sabes, hubo ocasiones en que le hablaba en francés, porque habría sido refrescante para ella estar un poco en ambiente de su lenguaje natal, pero la mayor parte del tiempo hablamos inglés porque seguramente sería lo mejor para ella. Marion trabajó muy duro en su acento.

Por otra parte está Christian Bale como el agente federal Melvin Purvis ¡¿Cómo fue trabajar en conjunto a manera de némesis?
Yo creo que Christian es grandioso, uno de los mejores actores en su generación y no exagero al decir que me emocioné mucho cuando me dijeron que él iba a hacer el papel del agente Purvis porque es un gran reto darle réplica a un actor tan notable. Sinceramente lamento mucho que solo hayamos tenido una escena juntos. Christian pudo haber tenido una actitud diferente para representar su papel, pero lo hizo con respeto y lo hizo un personaje agradable. Me impresionó mucho su actuación y estoy viendo la posibilidad de hacer algunas otras cosas con él más adelante.

Dillinger y Purvis tuvieron la rutina del gato y el ratón en diferentes puntos de la historia, una siendo perseguido y otra persiguiendo, ¿crees que la película realmente refleja las cosas como fueron en la vida real?
Si estos personajes hubieran estado juntos en una habitación sin el ansía de querer matarse como animales, probablemente habrían encontrado que eran muy parecidos el uno al otro. Eran dos fuerzas destinadas para encontrarse y para estar conectadas el uno al otro, -tal vez mucho más que Purvis y J. Edgar Hoover. Ellos eran dos tipos del sur muy leales, en una época en la que la rivalidad no estaba muerta, que tenían integridad en sus propios territorios. Años atrás, cuando hice a Donnie Brasco, pasé varios días con agentes del FBI y muchas noches con gente de la mafia para preparar mi papel, al final una de las cosas que encontré fascinante fue que en cierto sentido no eran tan diferentes el uno del otro.

Entonces, a tu modo de ver, ¿era John Dillinger un enemigo público o un héroe?
No creo que fuera un enemigo público, pero si los bancos; creo que él era el público. De hecho, admiro la forma en que un hombre común y corriente se enfrentó al sistema y que luchó por lo que creía. Verás , yo quería estar dentro de la cabeza de Dillinger y tratar de encontrar alguna chispa que encendiera algo. Leí todo lo que pude sobre él y vi mucho del material que existe sobre su vida –aunque no hay audio sobre su voz, esa tuve que imaginármela-, de todas formas lo que más me inspiró fue que él nació cerca de donde yo crecí. Creo que esa fue la primera vez que escuché de él, porque él no era muy diferente de lo que era mi abuelo, que en los años de 1930 también trató de tomar el testigo y correr con él. Todos estos ingredientes me ayudaron a encontrar el John Dillinger que quería representar.

Has declarado que uno de tus grandes sueños profesionales era trabajar con Michael Mann; ¿Cómo fue lograrlo al fin?
Michael es genial, es ante todo un artista que sabe perfectamente bien lo que quiere de una imagen y su gran pasió por el detalle. Ha sido un gran lujo haber hecho la filmación en lugares donde realmente Dillinger estuvo y sin la insistencia de Michael en estos detalles probablemente habríamos terminado filmando en algún estudio genérico en vez de los lugares reales donde todo ocurrió. Fue muy importante estar, por ejemplo, en la cárcel de Crown Point y pasar por las mismas puertas por donde pasó Dillinger o disparar cientos de cartuchos en Little Bohemia. Esto me ayudó a preparar más el personaje y a entender mucho más quien era realmente.

¿Dirías que Chicago es un personaje más de la cinta?
Claro, Chicago juega un papel importante y muy, muy grande. Especialmente el Teatro The Biograph, donde fue asesinado John Dillinger, ese fue otro lugar en el que Michael insistió en llevar en la filmación. Mi cabeza cayó exactamente en el mismo lugar donde cayó la de Dillinger.

Las películas de gangsters y renegados de la ley siempre han sido muy populares en las salas cinematográficas, ¿crees que pase eso con esta cinta?
No estoy seguro, pero tal vez esto es porque la gente disfruta viendo como alguien se sale con la suya con algo que a nosotros también nos gustaría tener, sobre todo si es desafiando a un sistema injusto. Por ejemplo, todos en cierta forma queremos a Robin Hood porque nos gusta ver como el malo -quien realmente es el bueno- gana. En la vida hay muchas cosas que son divertidas de ver, sobre todo alguien que pelea y vence al establishment. Creo que todos tenemos algo de él en alguna forma, todos somos capaces de ponernos a nosotros en posiciones que respalden lo que creemos.

¿Sientes que hubo una enseñanza para ti en esta historia?
Ciertamente creo que aprendí mucho de Dillinger, pero, sobre todo, y habiendo pasado mucho tiempo en todas las ciudades donde estuvo Dillinger y esos lugares, experimenté la tibieza de estar rodeado de mucha gente de todas las edades que fueron increiblemente respetuosas con lo que estábamos haciendo. Sentirse bienvenido por todo ellos y chocar las manos de todos ellos me dejó una gran impresión. Uno trabaja para el público y no debería de olvidarse de ello nunca.

¿Qué más viene a futuro? Se habla de dos colaboraciones con Tim Burton, Alicia en el país de las Maravillas y Dark Shadows...
¡Sí! Pero, ¿sabes? Aún es muy pronto y no puedo hablar de ninguna de ellas, sólo lo que ya saben: dirige Tim, en ambas participan Helena Bonham-Carter y Anne Hathaway... una conjuga animación y actores y la otra es una cinta de acción viva. Pero no puedo revelar más detalles. Solo podría decir que estoy feliz de estar en proyectos nuevos con Tim y que, en su momento, espero que le gusten tanto a los espectadores, como éste.






Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares